viernes, 28 de agosto de 2020

EL AISLAMIENTO SOCIAL ES UNA FORMA DE TORTURA


Inmovilidad, mascarilla, ... ya sabes cómo ensayaron los psicópatas al mando
tu sometimiento actual.

Las técnicas de “aislamiento social” que la Élite globalista ha incorporado a su guerra contra la humanidad se remontan a las técnicas de tortura practicadas por la CIA.

Ya sea que usemos máscaras (para deshumanizarnos), distanciamiento social (con fines de rastreo y localización) o aislamiento durante 14 días, todos estos son métodos de tortura. Incluso la mentira sobre las personas asintomáticas, también conocidas como personas sanas, que ahora se convierten en potenciales propagadores de un virus que nunca se purificó, tiene la intención de generar sospechas y motivarnos a distanciarnos unos de otros. Esta es una guerra psicológica.

Un titular reciente en Bloomberg dice:

EL ASLAMIENTO SOCIAL PUEDE SER LA ÚNICA FORMA DE DETENER EL VIRUS

Brian Shilhavy, editor de Health Impact News escribió en un artículo reciente: Técnicas de tortura de aislamiento social de la CIA Próxima etapa: Cuarentenas involuntarias en “Refugios no congregados” de FEMA: “Los niños tienen 0.00% de probabilidades de morir por COVID pero son perjudicados de por vida por la imposición del distanciamiento, que tiene sus raíces en las técnicas de tortura de la CIA“.

La abogada de derechos civiles Leigh Dundas confirma que los orígenes de las técnicas de “aislamiento social” fueron desarrolladas hace 70 años por la CIA para derribar a los enemigos de EE.UU. Duplican el riesgo de muerte y destruyen la parte del cerebro responsable del aprendizaje. Son el equivalente a fumar 15 cigarrillos al día siendo alcohólico.

Zubek y una asistente preparando la celda de aislamiento
En 2010, el reportero de investigación Cecil Rosner escribió un excelente artículo en profundidad titulado “Aislamiento: la investigación de un profesor canadiense sobre la privación sensorial y su conexión con nuevos métodos de interrogación perturbadores”. En el artículo, Rosner escribió sobre el Dr. John Zubek y sus experimentos de aislamiento en los años 50 y 60 en la Universidad de Manitoba, que implicaban colocar a un sujeto (estudiante pagado) en una cúpula blanca durante 14 días.

Rosner escribió:

Zubek y sus colegas comenzaron a publicar los resultados de las pruebas a principios de la década de 1960. Si bien no pudieron reproducir las experiencias dramáticas de McGill, notaron déficits cognitivos y perceptivo-motores generalizados en los voluntarios. Las personas que pasaban catorce días en aislamiento continuaron teniendo lecturas anormales de EEG (ondas cerebrales) diez días después de salir de la cúpula. Aunque los resultados variaron, también encontraron que el confinamiento había producido casos de alucinaciones, preocupación extrema y ansiedad en los sujetos. Al ajustar las variables, descubrieron qué contribuyó a los efectos nocivos y qué los alivió. Se demostró que el ejercicio, por ejemplo, contrarresta los daños causados ​​por la privación de percepción.

"Nos gustaría que se quedaran más tiempo, pero corremos riesgos", dijo Zubek a los medios de comunicación en 1960. "Estamos avanzando hacia un territorio inexplorado. Estas son condiciones muy drásticas ". Aunque estaban contentos con el éxito editorial y los dólares de investigación que estaba atrayendo Zubek, los funcionarios de la universidad estaban preocupados por su próxima idea: construir una caja similar a un ataúd para inmovilizar a las personas durante largos períodos.

Recientemente, me encontré con una cita de 1951 de la filósofa Hannah Arendt que demuestra que lo que está sucediendo ahora ha sucedido antes. Es un plan calculado, una táctica, pero muchos de nosotros no lo sabemos:

“Se ha observado con frecuencia que el terror puede gobernar absolutamente solo sobre personas que están aisladas unas de otras y que, por lo tanto, una de las principales preocupaciones de un gobierno tiránico es lograr este aislamiento. El aislamiento puede ser el comienzo del terror; ciertamente lo es su terreno más fértil; siempre es su resultado. Este aislamiento es, por así decirlo, pre-totalitario; su sello distintivo es la impotencia en la medida en que el poder siempre proviene de personas que actúan juntas, actuando en concierto; las personas aisladas son impotentes por definición“.

La historia se repite. Los cabalistas están intentando derribarnos a todos, mental, física y espiritualmente. La soledad, el suicidio, la ansiedad, el alcoholismo, el abuso conyugal/infantil/animal están aumentando debido al aislamiento, el distanciamiento antisocial, el uso de máscaras y las dificultades financieras provocadas por esta perversa operación psicológica planificada y programada. Debemos rebelarnos contra esta tiranía, ¡así que hable! Hágase oír. Exponga la mentira. Permanezca en contacto con amigos y familiares. Comuníquese con aquellos que están aislados, incluso extraños. Permanezcamos todos conectados. ¡Estemos todos unidos!

(Fuente: https://www.henrymakow.com/; visto en https://muelasgaitan.wordpress.com/)


Técnicas militares de lavado de cerebro y paralelismos con la actual situación en España

5 comentarios:

  1. Todo se prohíbe, todo se controla, todo se dicta, todo por ley, todo son normas, todo se paga, debemos chivarnos del vecino, controla lo que haga tu vecino, familiar o amigo, cuando se necesita tantas leyes, normas y obligaciones sin sentido, no es una democracia, es lo siguiente, tiranía, y somos cómplices por aceptarlo.

    ResponderEliminar
  2. Está clarísimo que viola la dignidad humana. Es degradante y no lo podemos permitir. Hay que acabar con esta tiranía antes de que acaben con nosotros porque están dispuestos a todo...y esto es sólo el principio.

    ResponderEliminar
  3. Da la impresión, de que lo que hemos visto desde marzo hasta ahora, es un tiempo de experimentación de estos satánicos sobre los límites de la sociedad actual. Es decir, es como unos ejercicios de maniobras de pre-exterminio para determinar los puntos débiles a mejorar o evitar (por ejemplo: las caceloradas de Núñez de Balboa, los médicos, periodistas, medios de comunicación,… denunciando montaje, forma de reaccionar en ciudades, campo, preferencia y forma en la compra de alimentos,…). Es una preparación para paralizar por completo cualquier reacción a un inminente genocidio global utilizando algún virus o producto que liquide a cientos e incluso miles de millones de personas en poco tiempo e incluso provocar una guerra total.
    Los valiosos datos recogidos en estas maniobras del COVID-19 serán de gran utilidad para el próximo golpe genocida. Para los supervivientes (ya no solo futuros esclavos en grado superlativo, sino reservas vivientes de órganos de repuesto) ya tienen bien preparado algo de lo que se menciona en este artículo.
    Eugenio

    ResponderEliminar
  4. Coincido con Anónimo a las 10:14, y con Eugenio.

    También, a raíz de lo que ha ocurrido este verano, cuando ya no había estado de alarma, da la impresión de que han decidido que sembrar la confusión es la clave. Intentan volvernos locos, que no sepamos a qué atenernos. Es alucinante cómo experimentan con nosotros.

    Desde luego que están dispuestos a todo. Me sorprendió - aunque, bien pensado, igual no tenía por qué sorprender a nadie que sea observador - que hayan prohibido la manifestación de mañana en Berlín.

    Buscando un poco por páginas alemanas encontré que allí mucha gente piensa que han sido muy incoherentes a la hora de justificar la prohibición, porque empezaron diciendo que había que asegurar que no se "atentaba" contra las medidas de "protección sanitaria" y lo remataron diciendo que la manifestación promovía ideología de extrema derecha. En todo caso, otro golpe a la expresión de la crítica a este totalitarismo criminal.

    Lo tienen perfectamente montado. Esta supuesta pandemia es el nuevo marco sociomoral para fomentar algunas cosas y prohibir otras, sin coherencia y mostrando la imbecilidad suprema de lo que conocemos como Occidente.

    Y eso que pensé que en Alemania no habría tanta represión experimental como en España. Como nuestra nación se está desintegrando...

    Habrá que ver cómo se desarrollan los hechos y si hay muchas protestas, como parecía que iba a haber.

    ResponderEliminar