lunes, 31 de agosto de 2020

EE.UU.: SE DESMORONA LA CATASTROFISTA NARRATIVA OFICIAL SOBRE EL COVID


Blanco y en botella: nos han mentido con unas cifras apocalípticas de muer-
tos para someternos mediante el MIEDO a una agenda política de anulación
de nuestros derechos, libertades y soberanía, algo que ha funcionado en paí-
ses tan aborregados como el nuestro, no así donde hay un gobierno digno.

El gobierno de Estados Unidos acaba de revelar la verdadera dimensión de la supuesta pandemia, reduciendo la cifra de muertos por Covid a un 6% de los inicialmente declarados mientras el New York Times reconoce que los test PCR dan un 70% de falsos positivos.

Coincidiendo con las manifestaciones en Europa (e Israel) impugnando la supuesta vigencia de la epidemia del Covid, en las pasadas horas han aparecido más noticias que evidencian que el gobierno de Estados Unidos se dispone a dar por concluida la misma.

Con astucia y sin prisa, Donald Trump ha ido administrando la respuesta al golpe de estado mundial de la OMS y el Partido Comunista Chino con la complicidad del Partido Demócrata norteamericano. La empezó a preparar cuando sustituyó al frente de la respuesta a la epidemia a Fauci por el doctor Atlas, que empezó a repasar las exageradas cifras de contagios y muertos en muchos estados.

Hace escasos días, el Instituto de Salud admitió la solución sugerida por Judy Mikovits como respuesta para el coronavirus: transfusiones de sangre procedentes de personas que han superado la enfermedad. A la vez, los CDC exigieron dejar de hacer test a las personas que no tuvieran síntomas de la enfermedad, y este fin de semana, después de que un condado de Texas revisara a la baja espectacularmente las cifras de contagiados (de 4.000 a 85), por fin, los CDC han rectificado las cifras de muertos en Estados Unidos por Covid, de 153.000 a 9.200.

¿Qué ha sucedido?

Que han separado las «muertes por Covid» de «las muertes con Covid o sospechosos»; es decir, lo que venimos diciendo desde hace meses. El 94% de los catalogados como «muertos por Covid» tenían una o varias enfermedades previas, que han sido la causa real de su muerte, aparte de la avanzada edad.

Y los medios de comunicación ya han comenzado a cambiar su narrativa, sabedores de que la mentira se ha destapado ya. Anteayer, The New York Times publicaba un concienzudo artículo en el que reconocía que el elevado número de «amplificaciones» de la secuencia genética analizada en los test PCR ¡provocan hasta un 70% de falsos positivos! Lo que se está diciendo ahora es que una amplificación por encima de 30, hace que el test pierda sensibilidad sobre la carga viral y, por tanto, la posibilidad de contagio, con lo que, evidentemente, están echando por tierra la existencia de los rebrotes con los que se quiere justificar la existencia de una alarma sanitaria en cada uno de los países.

Por si fuera poco, han salido a la luz unas declaraciones de Fauci (puede que de hace semanas) reconociendo que los asintomáticos no tienen carga viral suficiente para contagiar el virus.


En definitiva: la narrativa oficial del Covid se ha roto por completo, y ya sólo falta ver cuál va a ser la reacción de la OMS ante el tremendo golpe que le ha dado el país más poderoso de la Tierra.

PD: Si extrapolamos las estadísticas reales de muertos por el Covid en Estados Unidos a España (es decir, el porcentaje de falsas defunciones por Covid) nos sale que en España habrían muerto por el coronavirus 1.600 personas.

(Visto en: https://rafapal.com/)

8 comentarios:

  1. Vamos, ¡España! Despierta de tu "santa" siesta.

    ResponderEliminar
  2. Ojalá en Perú también cambie. El gobierno empezó una campaña publicitaria para los "irresponsables". Y lo único que veo es más MIEDO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá. Pero, ojo, si tienen que desacreditar, es que consideran que la cosa es importante. Tampoco hay que subestimar a los mal llamados "irresponsables". Igual son allí muchos más de lo que podría parecer.
      ¡Ánimo!

      Eliminar
    2. La cosa no solo es importante, es de SER o no SER.

      Eliminar
  3. ¿Por qué será que no me sorprende?.
    Desde el minuto uno el convencimiento siempre ha sido de que todo el coronacirco era y es una estafa monumental.

    Que en los EEUU ya estén demoliendo el coronacuento y las manifas de este fin de semana, ayudan a tener esperanza en que los psicópatas jamás se saldrán con la suya, porque ya no toca.
    Con la covifarsa, estamos asistiendo a los últimos zarpazos de una bestia herida de muerte, que se resiste a soltar el control de la granja, que tantos siglos lleva explotando para su beneficio y en contra de seres humanos, animales y el planeta.

    ¿Y en España?. Ay, amigos, en España, siempre, cuando vamos, los demás países ya hace rato largo que han vuelto.
    En España el problema es la corrupta, ladrona y felona casta dirigente y que la mayoría de la población está muy pendiente de los sicarios y vendidos medios de manipulación, sobre todo la tv. Y así nos va.
    Es deprimente el paisanaje que nos rodea: acojone y miradas asesinas contra quienes no participamos en el baile de máscaras, mas bien bozales.

    Aún así, la ola acabará llegando a nuestro país y se llevará por delante, tanto la farsa coronada, como a quienes han ayudado a sostenerla.
    Y al resto, esa mayoría dormida, sólo le quedará despertar de golpe a la dura y cruda realidad y ver realmente cómo los desgobiernos central y autonosuyos están arrasando con todo.
    Ese despertar, que para muchos va a ser muy duro, sobre todo cuando se den cuenta de que se han dejado engañar como chinos con un cuento ídem y con su miedo irracional han permitido que les arruinaran presente y futuro.
    Ojalá que les sea lo más leve posible...

    ResponderEliminar
  4. La guerra informativa es brutal y descarada. Le han eliminado a Trump el tweet de las cifras del cdc.

    ResponderEliminar