domingo, 28 de junio de 2020

EL USO DE MASCARILLAS ESTÁ CAUSANDO PROBLEMAS PULMONARES COMO PLEURESÍA E HIPOXIA



Cuando se exige a las personas que lleven mascarillas durante períodos prolongados de tiempo se crea un suministro inadecuado de oxígeno y el aumento de los niveles de dióxido de carbono da lugar a que los pulmones creen una forma de pleuresía inducida por la “hipoxia silenciosa”.

La pleuresía, también conocida como pleuritis, es la inflamación de las membranas que rodean los pulmones y recubren la cavidad torácica. Esto puede dar lugar a un agudo dolor en el pecho al respirar.

Las descripciones de la condición datan de al menos tan temprano como 400 a.C. por Hipócrates.

El síntoma que define la pleuresía es un dolor agudo, punzante, ardiente o sordo repentino en el lado derecho o izquierdo del pecho durante la respiración, especialmente cuando se inhala y exhala.

Se siente peor con la respiración profunda, la tos, los estornudos o la risa. El dolor puede permanecer en un lugar, o puede extenderse al hombro o a la espalda.

El espacio pleural puede ser invadido por líquido, aire y partículas de otras partes del cuerpo.

La hipoxia es una condición en la que el cuerpo o una región del cuerpo se ve privado de un suministro adecuado de oxígeno a nivel de los tejidos.

En la hipoxia aguda o silenciosa, el nivel de oxígeno de una persona en las células sanguíneas y en los tejidos puede disminuir sin ninguna advertencia inicial. Los médicos informan de casos de hipoxia silenciosa en pacientes con COVID-19 que no experimentaron falta de aliento ni tos hasta que sus niveles de oxígeno se desplomaron hasta tal punto que los pacientes se arriesgaron a sufrir una dificultad respiratoria aguda y una insuficiencia orgánica.


(Fuente: https://muelasgaitan.wordpress.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario