jueves, 4 de junio de 2020

2º ACTO: LEY MARCIAL Y ESTADO POLICIAL EN EE.UU.




Es preocupante escuchar a gente que debería estar mejor informada describir los disturbios en torno al "caso George Floyd" como anarquismo. Los disturbios no son anarquistas, son nihilistas. Los implicados en el saqueo, el incendio y el asalto generalizado no practican ninguna filosofía política.

Por supuesto, hay mucha gente que se está manifestando y que no está involucrada en el extremismo violento. Pero están siendo engañados, son los idealistas que son sistemáticamente instrumentalizados por el estado y sus medios de propaganda.

Los "anarquistas" desatados -muchos de ellos, sin duda, agentes infiltrados- no están interesados en la justicia, la equidad, la no violencia y el diálogo pacífico. Se limitan a proporcionar un pretexto para la irrupción del estado policial fascista.



Lo que está sucediendo en torno al caso de George Floyd es un ejemplo del clásico esquema problema-reacción-solución. Después de que Ronald Reagan lanzara su guerra de "tolerancia cero" contra las drogas, el Pentágono comenzó el proceso de convertir los departamentos de policía locales en bandas paramilitares de "sutil línea azul" pagadas por contribuyentes ignorantes.

Los policías americanos militarizados -numerosos veteranos de las guerras ilegales de Afganistán, Irak y Siria- consideran a los ciudadanos como enemigos. Es lo que se les enseña en la academia y, a diario, en el trabajo. Es una mentalidad de bandas.

Los medios de propaganda se centran exclusivamente en el asesinato de negros. Sin embargo, si miramos las estadísticas, muchas más víctimas de la brutalidad de la policía y su sadismo son blancos. No obstante, este hecho es ignorado porque no sirve a la agenda preestablecida, que busca la destrucción de la sociedad civil mediante la polarización política irracional, el racismo, el tribalismo y la violencia desatada.



Este estado de cosas será explotado para justificar la represión de los disidentes. El "seguimiento de contactos" COVID-19 se utiliza ahora para localizar a los militantes y a sus colaboradores. El reconocimiento facial se utiliza para encontrar a los individuos señalizados en las multitudes.

Ahora que la policía se une a los manifestantes, el estado aumentará la presión. Creo que podemos esperar que un evento bajo una falsa bandera justifique la ley marcial, que se impondrá con mano de hierro principalmente en las grandes zonas urbanas de América con el objeto adaptarse a la retórica impulsada por la élite mediática, la falsa bandera se dirigirá contra los "nacionalistas blancos" y otros "extremistas" ahora etiquetados por el FBI como mucho peores que ISIS o Al Qaeda.

"Arrasa tu ciudad", es la forma de conseguir un mundo más
justo y fraterno.
COVID fue el primer acto. Ha demostrado que millones de americanos seguirán las órdenes autoritarias de sus "representantes" y funcionarios electos. La falsa pandemia fue en parte una prueba para ver hasta dónde se puede arrinconar a los ciudadanos antes de que reaccionen. Los disturbios de George Floyd son el segundo paso de las medidas creadas ante el Covid. La cobertura mediática de propaganda 24/7 de las ciudades en llamas y el saqueo de los comercios por todo el país han asustado a los americanos medios y apartado del panorama la gripe estacional (lo que nos habían dicho que era un peligrosísimo virus mutante que iba a provocar al menos 20 millones de muertos a lo largo y a lo ancho de los States, una previsión disparatada y ridícula, pero que nadie se plantea revisar ahora que un nuevo macro-espectáculo de masas ha sustituido al anterior, y que aquél primer acto ha quedado desfasado. ¿Para qué pararse a reflexionar cuando el espectáculo es lo que no para? No pienses, no analices e indignate, es la consigan. Y funciona, como resulta evidente. Nota del "blogger").

Si el caos continúa, habrá cada vez más imperiosas demandas ciudadanas de Ley y Orden. Ya sea por diseño o ineptitud, las fuerzas policiales locales se han retirado durante los disturbios, renunciando a proteger vidas y propiedades. Los responsables sostendrán que la destrucción y la violencia en curso sólo puede ser contenida por los militares. La amenaza es tan grave que las fuerzas del orden locales han de "verse superadas".

El Estado ha estado anticipando esta eventualidad durante décadas. Después de los disturbios raciales de finales de los años 60, el gobierno estableció la lista ADEX de "subversivos" mientras que simultáneamente llevó a cabo la campaña de neutralización COINTELPRO del FBI contra los activistas a favor de la paz y pro-derechos civiles.

La lista ADEX fue un pequeño anticipo de lo que estamos conociendo ahora, una base de datos que contiene referencias personales y financieras de más de un millón de personas. REX-84, Garden Plot, Lantern Spike y otras operaciones militares se pusieron en marcha para identificar a activistas y "enemigos del Estado", como señaló el ex congresista Jack Brooks durante las audiencias de la comisión Irán-Contra.

Da gusto contar con profesionales

... aunque el "atrezzo" a veces canta. ¿Una placa de policía sin numeración?


No está claro qué hará el Estado en su última y mayor operación psicológica contra el pueblo americano. Sin embargo, como la "pandemia" del COVID ha demostrado, todo lo que se necesita para mantener a la gente a raya es miedo y división.

"Divide y vencerás" es la máxima aplicada, mucho antes de Maquiavelo, por los estados autoritarios.

(Fuente: https://kurtnimmo.blog/; visto en http://www.verdadypaciencia.com/)

Abajo, "antifastista" reconoce que George Soros les paga para que provoquen altercados:

2 comentarios:

  1. Con el teatrillo montado en Minneápolis, lo único que buscan es generar caos, algo que les encanta a los psicópatas que gobiernan el mundo: ordo ab chaos.

    Se dice que montones de ladrillos han aparecido misteriosamente en varias ciudades de los Estados Unidos.
    ¿Por qué será?. No es creíble que ahora les haya dado por el boom inmobiliario en ese país.

    Todo sería un montaje, la enésima bandera falsa para ir imponiendo una macabra agenda, como hicieron en ocasiones anteriores.
    ¿Acaso a alguien le extraña que ya no hayan atentados "islamistas"?. ¿O que en España ya no se hable de la "violencia de genero", con la brasa que nos han dado durante meses y meses?.

    Ah, no, que ahora toca dar la tabarra con la farsa coronada y crear disturbios artificialmente, todo sea por seguir manteniendo a la población bajo constante estrés y aterrorizada y cuando les vengan con soluciones "mágicas" , que van en su propia contra, la gente las acepte aplaudiendo...

    ResponderEliminar
  2. Creo que este caos es para efectivamente hacer que Trump ponga al ejército en las calles. Si esto sucediese segurísimo que aplicarán la fórmula exitosa de la CIA de colocar francotiradores en las calle para achacar muertes civiles a los militares de Trump. Usarán tambien actores de crisis con uniformes militares que es un clásico. Quieren llevar al país a una guerra civil si es necesario con tal de tumbar el gobierno. Así es que Trump lo tiene difícil. Tiene que ir detrás de los que mueven los hilos y descabezar esto, no con el ejército. Es mi humilde opinión.

    ResponderEliminar