sábado, 30 de mayo de 2020

CORONAVIRUS: UN FRAUDE DE DIMENSIONES PLANETARIAS



A estas alturas del espectáculo, queda meridianamente claro que este mega-evento que ha producido el Régimen (no éste o el otro estado, sino el Régimen global) está fundado en un virus que es del tipo del de la gripe: en su peligrosidad, en su manera de expandirse y en el tipo de patología -respiratorias- con el que se asocia. O sea, que era lo de todos los años (unos años más y otros menos). Lo que ha sido distinto es el tratamiento catastrofista de la situación, con todos los tentáculos del Sistema (gobiernos y mass-media fundamentalmente) insistiendo en que había un virus peligrosísimo y totalmente desconocido que iba a matar a millones de personas.

Desde dentro mismo de la Ciencia, gente que ha dedicado su vida a estas cosas de los virus o de las epidemias salió en seguida a desmentir las informaciones catastróficas del Régimen. Por ejemplo lo hicieron públicamente en vídeos o en entrevistas: Wolfgang Wodarg, John Ioannidis, Sucharit Bhakdi, Pablo Goldsmith, Knut Wittkowski y más; o también en artículos científicos, por ejemplo, el Profesor Peter C. Gøtzsche con su artículo "Corona: una epidemia de pánico de masas". También Yaniss Roussel con el artículo "SARS-CoV-s: miedo contra datos".

Esas voces el Régimen más o menos las intentó minimizar o no hacer mucho caso o incluso censurarlas directamente: a Wolfgang Wodarg le cerraron el blog, y las muchísimas protestas en Alemania lograron evitar esa censura y la empresa que alojaba el blog lo tuvo que volver a abrir. El Régimen, con los mass media y los estados a su servicio, puede tranquilamente seguir adelante con la informacón del virus exterminador, y así lo hacen.

Además, claro, la Ciencia también al servicio del Régimen, produjo estudios (no muchos, al parecer) avalando la pretensión de catástrofe si no se tomaban unas medidas drásticas. El más famoso, el del Imperial College de Londres, que sacó una previsión de medio millón de muertos en Reino Unido y más de dos millones en EEUU. Este estudio, disparatado a todas luces ya entonces para los que se dedican a estas cosas de las epidemias y los virus (y ya hoy ridiculizado hasta el estremo), sirvió como pretesto para el encierro de los británicos y el encierro de algunas partes de EEUU, sobre todo en Nueva York.

Las medidas que el Régimen empezó a proponer, por un lado sorprendentemente, pero por otro no, no fueron sino medidas contra la gente: medidas de encierro y aislamiento; acuñaron uno de los términos idiotescos que suele sacar el Régimen, el de "distancia social", que quiere decir que no nos juntemos (siempre el ideal del Régimen este que estamos padeciendo), y medidas para paralizar los trabajos, los movimientos, las visitas entre la gente, etc.

Además, esas medidas, "avaladas por la Ciencia", no sólo debían ser medidas informativas, sino medidas policiales, judiciales y militares. Se suspendieron, de forma manifiestamente ilegal, lo que el Régimen llama "derechos fundamentales", lo que demuestra otra de las mentiras que propaga el Régimen, porque de fundamentales no tienen nada, como se ve, lo que ha servido al menos para desenmascarar la patraña de que éste es un Régimen de libertad y que la gente es la que manda. Claro que la pregunta que sirve para declarar esta fe como tal, como mentira, es ésta tan simple: si la gente es la que manda ¿en quién manda?

La información de los mass media junto con la militarización inmediata de la población, pasó a crear un estado de guerra en que a la gente encerrada y aislada y aterrorizada, se la bombardeaba con esta información amenazante de guerra, que pretende estirpar cualquier posibilidad de pregunta, duda o investigación de las cosas que no encajan. Por supuesto, además de la imposibilidad de ir a ver uno a algún sitio qué pasa, o de juntarse con otros para contrastar informaciones.

Una de las acciones inmediatas de esa fanatización de guerra, es hacer a la gente sentirse culpable. A pesar de que las medidas brutales sobre las gentes han convertido las ciudades y los pueblos en desiertos, la información seguía culpabilizando a la gente de que no era suficientemente obediente, y que por culpa de esto, la peste iba a durar muchísimo. La culpabilidad y la vigilancia hacen inmediatamente que no se pueda ni decir, ni preguntar nada en contra de lo mandado.

Orwell, en su novela "1984", describe la escena en la que la niña denuncia a su padre ante las autoridades porque en sueños, el padre ha dicho cosas en voz alta en contra del Régimen. El padre, contando esa denuncia de su hija, dice que le parece muy bien, que no sabía que podía tener algo por ahí en su interior que se atreviera a ir en contra del Régimen y da las gracias por salvarle antes de que sea demasiado tarde.

Este trocito de la novela no es ninguna exageración, está muy bien hecho (justamente porque no es mentira, así funciona la fe). Eso mismo es lo que más nos ha llamado la atencion de la declaración del Premio Nobel Levitt (una de las voces que públicamente hablaron contra las predicciones catastróficas de los medios) y que dice que tanto su familia como sus colegas se enfadaron con él, porque sentían que era una cosa prohibida de decir, nefanda. Si esto le pasa a un Premio Nobel que se pone a analizar los números y que se da cuenta de las mentiras y se decide a no callarse, ¿cuánto no será el sufrimiento de gente que también está sintiendo eso y se siente acallada y acorrolada por la progaganda masiva de las mentiras? Es muy normal que eso más o menos tenga como consecuencia la autocensura de esas negaciones; o sea, la represión de la que habla Freud, donde coscientemente no se sabe lo que pasa, pero algo pasa por debajo que no nos deja ni hablar; que no nos deja dormir; que nos hace llorar. Es lo que, modernamente, han dado en llamar depre-SIÓN.

Otra de las formas de propaganda usada masivamente desde arriba, fue decir, por ejemplo, que a los ríos, a los cielos, a la fauna y a los montes, les venía muy bien que nos encerraran. (Esto lo podían hacer, como prolongación de las informaciones que el Régimen viene dando durante años y años. Informaciones que dicen 1) que el planeta está muy mal y 2) que además es por culpa de nosotros, de la gente: porque somos muy irresponsables). O sea, por ejemplo, convencen a una chica encerrada, y hasta se lo hacen declarar, de que incluso le gusta esa situación de prisión, porque por lo menos eso le viene muy bien a los ríos. ¿Para qué querrán los ríos que una chica esté encerrada, aislada y aterrorizada durante meses?


Una de las acciones que el Régimen se ha dedicado a imponer, es la de aumentar el número de muertes que debían ser oficialmente consideradas como debidas al virus. Una de las mayores denuncias en Alemania y en EEUU de médicos, científicos y algunos periodistas ha sido mostrar claramente esas ordenes hacia los médicos desde arriba. Una de las voces más rotundamente a favor de la gente y con esperiencia de decenas de años modelizando el comportamiento de estas epidemias, es la del epidemiólogo Knut Wittkowski, del que recomendamos con todas nuestras fuerzas a cualquiera ver sus vídeos subt. en español que hay en la lista. Wittkowski, ante el cambiazo que en EEUU se forzó desde arriba en la etiquetación de las muertes por el virus, nos lo explica brevemente así: "Los USA han cambiado su definición de "muerte de COVID significa..." dos veces. Primero cambiaron morir DEL virus a morir CON el virus y después cambiaron a morir EN LOS TIEMPOS del virus. Este cambio en la definición (parecido a lo que hicieron en China) no era predecible. En cualquier caso, nadie ha sido capaz de manipular los datos para que encajen con la predicción original del gobierno de millones de muertos."

Otra de las cosas que esparcía el Régimen (el Régimen es el Dinero, hermanado ya inseparablemente con los Estados) era esta falsa oposición: o salvar vidas o salvar la Economía. Cuando es el propio Dinero el que quiere y sostiene este evento. Evento sangriento y cruel como ningún otro de los que ha perpetrado el Régimen contra las gentes. Porque la separación (o sea, la muerte en verdad), el sufrimiento, la humillación y el terror que ahora se está pasando, es todavía mayor y peor que los muertos reales que no ha tenido ningun miramiento en causar.

Esta es la forma que ha tomado el evento creado por el Régimen. En lo que dicen de "países avanzados", todos lo han tenido obligatoriamente que padecer, atender y casi siempre defender. Claro, nunca la fe es total. Como decíamos antes, sobre todo en Alemania, EEUU, Francia y en Reino Unido, ha habido voces desmintiendo la cosa desde el principio. En Suecia (que también lo ha padecido y padece a través de la información) no ha llegado el gobierno a creerse nunca lo del virus peligrosísimo y lo han reconocido como una gripe y así lo han tratado y no han encerrado a nadie, ni cerrado las escuelas ni los bares (han prevenido también, cómo no, hospitales militares y cosas así, que han tenido que cerrrar por falta de uso). El gobierno de Bielorrusia no ha tomado ninguna medida contra la gente, pero también lo padece a través de la información.

Las presiones y los desprestigios sobre países como estos, Suecia y Bielorrusia, han sido de todo tipo: augurando una catástrofe igual a la que los demás países estaban evitando con el encierro de la gente (machacando a la gente), y de paso, cómo no, también haciéndoles culpables de que iban a ser el motivo de trasmisión de la peste a otros sitios.

Después de las voces en contra de la mentira del virus esterminador (sobre todo científicas, pero también a través de blogs, vídeos de youtube, canales más o menos domésticos, comentarios, etc., de gente crítica que no se creía este evento, y no dejaban de preguntarse e investigar), han ido apareciendo de forma imparable los estudios de anticuerpos. En éstos es donde se ve de forma irrefutable que el virus está masivamente espandido entre la gente, que tiene una peligrosidad como la de la gripe, y que, por tanto, toda esta situación es un sinsentido sangriento creado por el Régimen.

En paralelo con esta evidencia imparable entre los espertos (no decimos imparable en la tele, porque en la tele siguen diciendo lo del virus exterminador), en paralelo salen cada vez más voces, artículos y estudios donde: 1) Se demuestra que desde el punto de vista epidemiológico, los encierros no han valido para nada. 2) Se habla cada vez más claramente de los resultados terribles que el encierro lleva a cabo (P.ej., en el Reino Unido que el encierro está produciendo 2.000 muertes directas a la semana que no tienen nada que ver con el virus).

El Régimen no va a echarse atrás, por supuesto. La epidemia hace semanas que ha acabado en Europa. La forma que tiene de asimilar esas evidencias imparables de que esto era la gripe, es la de dilatar la cosa lo máximo posible, seguir haciendo creer en el virus exterminador y seguir hablando de ir poco a poco soltando a la gente. Esta dilación, tal y como la entendemos aquí, no es ni más ni menos que la forma que tiene el Régimen de prevenirse contra el único peligro que de verdad le puede amenazar (si es que le puede amenazar alguno, porque con la tele parece que puede hacer con la gente casi lo que quieran). Ese peligro es que la gente se de cuenta, que se haga consciente, de que esto era la gripe. De que es mentira que haya un virus exterminador. Y en eso es en lo único que es experto el Régimen, en ir asimilando la cosa: Por ejemplo, el New York Times dijo hace algunos días que quizá del modelo de Suecia habría que aprender mucho. Bueno, esto es justamente la asimilación del asunto. ¿Cómo va a haber que aprender mucho de Suecia, que dice que este virus es una gripe y actúa como con la gripe? ¿Entonces, es una gripe? Eso, así no lo pueden decir, sino que el Régimen sigue insistiendo en la emergencia mundial, que se tiene que dilatar: para ello, distrae con cosas como posibles vacunas, necesidad de muchos test, desencierro gradual y guiado por datos, precuaciones de rebrotes y segundas oleadas ... o sea, seguir castigando a la gente y que no se note la mentira.

(Fuente: https://contraelencierro.blogspot.com/)

4 comentarios:

  1. No es casualidad que meses antes de la pandemia, Hong Kong, Chile, Bolivia, Libia, Iraq, Líbano, Francia especialmente, Rusia, España, Alemania, Polonia, Hungría y otras naciones se estuviesen desarrollando mini "revoluciones" con millones de participantes en manifestaciones para levantarse ante tanta injusticia. No hay mejor receta para parar eso que promover la idea de ese tan llamado "distanciamiento social" que bien podía ser llamado de mil formas, pero casualmente, se asocia a que debes desconfiar de tu vecino. La distancia social es una estratagema para impedir que nos unamos en revueltas que están por venir, el miedo al vecino hace que estemos separados mientras los gobiernos se atrincheran en el poder, todos en casa con miedo, imponen normas absurdas de separación y hacen lo que quieren con nosotros, aún no se ve esta maniobra? En los medios del sistema ya se explica que hay grupos anti-mascarillas, que esta idea viene de EEUU y de sectores que siguen las teorías de la conspiración, os suena? Se desprestigian las revueltas tachándolas de seguidores de teorías y así nos meten a todos en el mismo saco, sin contar con estudios que dicen que no es sano respirar muchas horas tu propia respiración sin ser soltada al exterior, miedo siempre al exterior, nos quieren a todos dentro de la cueva y nos quieren esclavos del Estado que nos proporcione todo siendo así total dependiente del sistema y todo a través del miedo, recuerda quien paga manda, si la mayoría depende de una paga estatal esta te obliga a muchas cosas, te corta tu poca libertad que aún nos queda y te hace esclavo, con la paga estatal te pueden llamar para ir al campo a recoger fruta a otra localidad, arreglar zanjas, podar bosques... que no digo que esta idea no sea practica si estas en PARO, pero no que se destruya empresas privadas y dependas de una paga de por vida, eso es el comienzo de total dependencia, país de comunistas que no deja de ser otra dictadura. Si las condiciones de una empresa no son adecuadas siempre te puedes ir a otra, si te paga el estado eres de ellos, si no tienes otros ingresos no eres libre de elección, ahora hay personas muy necesitadas, alguien me podría decir, oye, tengo que llevar algo a la mesa, respeto eso, por supuesto, pero cuidado con esta nueva idea "impositiva", nos puede salir caro dejar que el ESTADO se haga con tu vida a través de la economía, no aceptar sus normas te puede llevar a perder incluso a los hijos si no aceptas sus condiciones, cuidado con esto. Disponibilidad total, obligarte a la vacuna a ti y tus hijos, hacer que vigiles a tus vecinos para que sean buenos ciudadanos, etc... todo ello bajo amenaza de quitar el poco ingreso que te dan, que tampoco es mucho. Pero si no tienes nada un euro es una fortuna. Por cierto, hoy se concede la paga estatal a los sin ingresos. Pobres a perpetuidad. La élite siempre nos han llamado pobres animales comilones, que solo procreamos y vagos por naturaleza, así nos llaman los "sionistas", la paga será aceptada porque nos conoce muy bien.





    ResponderEliminar
  2. Sigo insistiendo: tanta ansia y prisa por meter tanto miedo, da la impresión de que está chusma de élite sicópata se teme algo que les mete más miedo a ellos que a la gente.
    Quien teme, algo debe.

    ResponderEliminar
  3. Hay que amputar, dijo el vendedor de muletas, que crees que dice la biofarmacéuticas?, Empresas PRIVADAS fabricantes de VACUNAS? Porque esa OBSESIÓN por vacunar a todo el mundo? Nadie se pregunta estas cosas? Una población mundial de 7.782.942.243 de personas en el mundo, muertes por este "virus", 365.000, a fecha de hoy, se deja arruinar el planeta por esta farsa? Nadie se da cuenta que los "números" no cuadra con lógica alguna, que el planeta nunca se ha parado por MUCHAS más muertes? Que el hambre en el mundo mata más de MILLÓN Y MEDIO DE PERSONAS y jamás nadie ha dicho ni cuestionando nada?
    La mascarilla no solo os tapa la boca, os tapa los ojos, os tapa el cerebro y os tapa la voluntad de discernir, unos por miedo al virus, otros por miedo a "por si acaso", otros por miedo a las multas, otros por miedo, y otros porque simplemente son COBARDES, estamos TODOS así, borregos, todos. Si seguimos las noticias de los servidores del sistema las 24 horas al día inventándose más causas derivadas del "virus", como los granos, sabayones, urticarias, alergias, todas cosas comunes que SIEMPRE hemos tenido alguna vez en la vida, es que somos gilipollas, creyentes, borregos, mierdas miedosas. Pero como podemos creernos semejantes TONTERIAS? Yo he tenido en el pasado dos ataques de urticarias, la última hace diez años por comer una lata de atún en mal estado, o eso me dijo el "médico", ya que según datos de ellos, no se sabe exactamente de que "sale" un ataque de urticaria ocasional, ya que con varias pastillas antihistamínicas se me quito hasta fecha de hoy, imaginad si me sale mañana, los "expertos" me dicen que tengo el "virus", apostamos algo? Hay que inflar los datos para que el miedo sea creíble, de otro modo se les desmonta el "chiringuito". Esto tiene que acabar ya, ya, y la única forma de que acabe depende de nosotros, TODOS a la calle, todos, sin mascarillas y exigiendo que las cosas sean por lo menos como antes, si éramos esclavos igual, pero no tenía que pedir permiso ni cita para cortarme el pelo, ir a la playa, tomar una cerveza con mis amigos, dar la mano como los hombres, abrazar a mi hijo y madre, trabajar, ir al gimnasio, ir a correr a la hora que me salga de los cojones, pasear a mi perro según MIS horas, pasear, leer en el parque, hacer senderismo... yo tenía una vida dentro de mi esclavitud plena, ahora no soy ni la sombra del pasado, y eso que no respeto norma alguna pero estoy solo y eso me jode porque esta soledad no la he ELEGIDO yo, me la han impuesto, soy dueño de mi vida pero la inmensa mayoría son dueños de sus miedos. ¿Nueva normalidad?
    Una mierda.
    Tenia que soltarlo, vengo del paseo con mi perro y lo tenia que soltar al algún sitio, gracias por dejar que sea aquí. Te sigo hace años.





    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que la mayoría, por miedo, está aceptando con mansedumbre bovina los brutales recortes de derechos y que les lleven al suicidio con los bozales. Más ahora que vamos de cara al verano y se suponía que al bicho fantasma lo "mataba" el calor.

      Por cierto, la organización mafiosa de la salud desaconseja el uso generalizado de bozales, mietras en España seguimos a piñón fijo.
      ¿Será porque el desgobierno tiene que recuperar los más de once millones gastados en comprar bozales a una empresa de Hong Kong?.¿O por lo que recauda semanalmente en concepto de iva, por la venta de ese artilugio?. ¿O quizás están propiciando que enferme la gente, para así poder echarle la culpa al bicho fantasma o a su primo y tener la excusa para volver a arrestarnos más adelante?

      Eliminar