jueves, 2 de abril de 2020

LA MENTIRA DE LA SUPERPOBLACIÓN



En algunos medios de comunicación hemos escuchado noticias que refuerzan la idea de que los seres humanos estamos «infestando» el planeta como parásitos, y que existe una sobrepoblación en el mundo, por la que no tendremos recursos suficientes para todos.

Cuando en realidad, es todo una parte de su plan para empujar la agenda del nuevo orden mundial y reducir la población para «salvar la Tierra».

La verdad es que si los más de 7 mil millones de personas que habitan la Tierra estamos juntos y congregados en la misma ubicación, llenaríamos sólo el estado de Los Ángeles de Estados Unidos.

O si a todas las personas en el mundo se le diera una pequeña casa con patio y estuvieran también reunidas en la misma ubicación, se podrían llenar sólo los estados de Texas, California, Nuevo México y habría espacio de sobra.

Thomas Malthus y la mentira de la superpoblación

El autor de la mentira de la sobrepoblación era un matemático británico. Su obra más estudiada fue publicada por primera vez alrededor de la década de 1700. En ella declaró: la sobrepoblación destruiría el mundo a menos que la guerra, el hambre, la enfermedad se adelantara.

El último informe del Banco Mundial registra los índices de pobreza extrema más reducidos desde hace 100.000 años.

La pobreza extrema es más baja que nunca en la actualidad, siendo Asia el con-
tinente que más la ha recortado

Vivimos en un mundo con más desigualdades económicas que nunca y a pesar de eso, también es cierto que vivimos en un mundo con muchísima menos pobreza extrema.

Estamos siendo testigos de la mayor reducción de la pobreza extrema desde que el Homo Sapiens apareció sobre la Tierra, hace unos 100.000 años.

Malthus, un visionario errado
Según su teoría, cuando la población aumenta, la producción de alimentos aumenta también, a continuación, la producción de alimentos ya no sería capaz de seguir el ritmo de la población.

Después se declaró que el mundo estaría sin alimentos para el año 1890.

Es evidente que no estaba en lo cierto y sin embargo seguimos viendo sus principios aplicados en la actualidad.

¿Tenemos suficiente comida para todos?

Considere esto, con un kilómetro es decir 1.000 metros cuadrados, podríamos alimentar a 3.333 personas, pero vamos a usar 3.000 personas por kilómetro para hacer las matemáticas más fácil.

Lo que significa que se necesitaría 2,333,333 kilómetros cuadrados para alimentar a toda la población actual durante un año.

El total de tierras agrícolas sólo en los EE.UU, es de unos 922 millones de acres de tierra, es decir, hay un total de 3,731,282 Kilómetros cuadrados.

Eso es más que los 2,333,333 de Kilómetros cuadrados necesarios para alimentar a toda la población durante un año. En otras palabras, las tierras de cultivo sólo en los EE.UU podrían alimentar a toda la población humana actual.

La población mundial está disminuyendo, no aumentando.


Las tasas de fecundidad están aumentando, los abortos están por las nubes, la anticoncepción está en alta demanda, los medios de comunicacion, el feminismo, ecologismo propulsan sutilmente la reduccion de la poblacion, estamos comiendo alimentos esterilizados y el agua potable con fluoruro, la infertilidad tanto masculina como femenina esta en maximos ... Todo esto impide un gran crecimiento de la población.

Con el tiempo vamos a entrar en un nuevo paradigma en el que las personas mayores serán más numerosas que las más jóvenes. Todo esto en 30 años más o menos.

(Visto en http://joanfliz.blogspot.com/)

5 comentarios:

  1. El problema de los que dan órdenes a la élite, es que el equilibrio del 50% de humanos con alma y 50% sin alma, se ha desequilibrado. Hay más cuerpos con alma que sin alma.
    De lo que tratan es que vuelva el equilibrio, pues en la cuarta dimensión en las densidades más bajas está abarrotada y tienen que encarnar aquí, pues estando ellos en inferioridad corren peligro de que los procedentes de segunda dimension, (animales evolucionados) les ocupen los cuerpos nacientes sin alma y pierdan el poder para confinar
    en la tierra a los con alma que proceden de quinta dimensión. Estos, de quinta dimensión, encarnan en la tercera para transmutar inconsciencia de su paso por la cuarta dimensión y así poder elevarse a la sexta dimensión.
    Estos de las más bajas densidades de la cuarta dimension son los caídos, los ángeles que se revelaron poniendo la tecnología por encima del creador, de lo divino. Es por ello que al desconectarse de la fuente preexistente la fuerza vital la tienen que conseguir de........nosotros.
    No quieren exterminio. Cualquier granjero quiere a su granja llena y no tirará piedras a su tejado. Estos tampoco. Pero si que quieren mantener su supremacía a toda costa. Quieren lo divino que hay en nosotros, el alma, que ellos no tienen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querrás decir que hay más cuerpos sin alma que con alma pués para cualquiera que se haya atrevido a pasear por su ciudad con una bolsa de la compra la inmensa mayoría no se atreven a salir de casa más que la mínima distancia para coger comida y volver.

      Es esa enorme desproporción de los que son conscientes de que nos están inyectando miedo constante frente a los que están conectados a la TV esperando ordenes lo que permite que esta carcel planetaria se produzca.

      Eliminar
    2. Me han inyectado miedo pero no a los virus, a ellos.
      Pandemia ya no es lo que era cuando estudiábamos, busquenlo en el diccionario nuevo o en la red.

      Eliminar
  2. Estos días vemos debates sobre cosas que solo nosotros, los frikys de la conspiración llevamos años diciendo y nadie nos quería oír, ahora forman parte de los debates como algo posible, casualidad?
    Nada es casualidad en este mundo, casualidad es verse dos amigos en la misma esquina de una ciudad ajena a los dos, que se caiga un lápiz al suelo y se quede de pie, pero que los amos digan las cosas que se oyen ahora a través de sus mass mierdas, eso no es casualidad, eso es un plan que se esta ejecutando, si anda como un pato, nada como un pato y hace cuac, para mi es un pato, para los gilipollas una gallina.

    ResponderEliminar
  3. Los Ángeles no es un estado, es una ciudad. Imagino que el autor quiso decir California.

    ResponderEliminar