domingo, 19 de abril de 2020

EL GOBIERNO NO QUIERE QUE MUERAS DESINFORMADO



Es enternecedor el empeño del gobierno por librarnos de los bulos. Si hubieran puesto la mitad de energía en contener la expansión del coronavirus ahora mismo estaríamos -que se yo- disfrutando de la primavera en bares con terraza, paseando por la sierra o haciendo deporte. El problema es que parece que entre estar confinados, agonizantes o en un ataúd y estar desinformados, las autoridades han decidido que lo realmente grave es lo último.

Que corramos riesgos mortales por la negligencia de los que mandan tiene un pase, pero que muramos crédulos o equivocados, dando pábulo a informaciones sin base, no suficientemente contrastadas o -lo peor de todo- incómodas para el ejecutivo (nunca ha sido tan pertinente la connotación del término que nos remite a la pena capital) entra de lleno en la categoría de lo intolerable.

Porque, por supuesto, bulo no es decir "esto es una mera gripe", "apenas va a haber algún infectado", "las mascarillas no sirven para nada" o "mujer, tienes que acudir al 8.M porque te va la vida en ello" (bueno, esto último sí resultó cierto, aunque no en el sentido en que pretendía la vicepresidenta). No, bulo es toda la información que el Ministerio de la Verdad socialista no puede controlar. Y como la discusión racional, la refutación argumentada y el respeto a la libertad de expresión del discrepante son muy cansadas, lo eficaz es la censura, la mordaza y el silenciamiento del disidente. Lo habitual, por otra parte, en todo régimen totalitario. ¿Para qué escuchar lo que nos gusta oir si podemos cerrarle la boca al aguafiestas que nos discute la última consigna dictada?

La famosa cita de Evelyn Beatrice Hall -que la propia autora prefirió "ceder" a Voltaire- se ha convertido en ‘Estoy en desacuerdo con lo que dices, y perseguiré a muerte tu derecho a decirlo’. Al parecer ya nadie cree en la capacidad de la verdad para desvelar el error y la mentira. Más que nada porque en tiempos de "posverdad" mentira no es lo que desafía un estado de cosas reconocible, sino aquéllo que sacude las falsas certezas en que hemos elegido instalarnos.

Y, con todo (como nos recuerda Visanzay) "solo hay una forma de combatir la mentira: con la verdad. Pero en este país hace tiempo que la verdad no importa, nuestro sistema educativo NUNCA enseñó a pensar sino a memorizar y nuestro sistema social se basa en la confrontación de colectivos por sentimientos dejando la razón fuera de la ecuación".

El resultado de un planteamiento tan nefasto como el que diagnostica la cita precedente a la vista está: un electorado que se mueve por razones emocionales y cuya adhesion a tal o cual partido no es mucho más racional que su seguimiento a un club de fútbol, la creencia en que todo lo que hagan "los míos" está justificado y todo lo que haga el adversario es deplorable (aunque si lo hiciera mi bando sería aceptable), una tolerancia inaudita con la corrupción y el enchufismo, una desidia absoluta a la hora de conocer y ejercer los propios derechos, ...

¿De qué pretende protegernos en realidad el gobierno? Es obvio: del derecho a elegir nuestras propias fuentes de información, de formarnos nuestra propia opinión y de sentirnos libres de comunicarla, derechos todos ellos recogidos tanto en la Constitución (teóricamente) vigente como en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

No necesitamos que el Estado nos proteja de las mentiras de otros, sino de una libertad de información que nos proteja de las mentiras del Estado.

... mentiras como "esto nadie lo podía prever", "hemos hecho lo que decían los
expertos" y así. Porque los expertos ya avisaron de esto el 25 de febrero, como
demuestra esta portada de EL PAÍS. Ya ni el desvergonzado "me enteré por la
prensa" al que acudía Felipe González con los GAL sirve de excusa. Estamos
en manos de peligrosísimos ineptos.

Quis custodiet ipsos custodes?

(posesodegerasa)

PD 18.15: El Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, general José Manuel Santiago, reconoce explícitamente en rueda de prensa hoy al mediodía que el instituto armado trabaja como un comisariado político "para minimizar" las críticas contra el Gobierno. Más claro, agua: el servicio al ciudadano sustituido por el servicio al poder, algo que responde a un concepto muy preciso: el de totalitarismo.



PD día 20 a las 16.20: Aparte de lo curioso que resulta que un gobierno que presume de que sus medidas son respaldadas por un 97´3 % de la población movilice a cuerpos de seguridad del Estado para silenciar a un exiguo 2´7 % de descontentos, los respaldos con que cuenta esa maravillosa, eficaz y adecuada política que nos ha convertido en el país con mayor número de muertos "con" Covid por millón de habitantes empiezan a hacer agua cuando los analizamos. El siguiente vídeo da testimonio de lo "etéreo" de los apoyos gubernamentales:

8 comentarios:

  1. Lo bueno de esto es que ellos solitos se retratan porque la gente no es imbécil y sabe que es CENSURA.

    ResponderEliminar
  2. Prefieren vernos informados que sanos, ponen más empeño en la búsqueda de los "bulos" que de mascarillas, o curarnos de verdad, pero que es un bulo?
    Porque repito, quien controla a los que censuran los bulos? Quien controla a los "controladores" de la verdad, mirad, para defender la democracia se utiliza la tiranía, eso si es un echo, o piensas como todos o eres un disidente y debes de ser censurado o peor aún y según en que estados, eliminado, esto es otro echo, nadie se suicida con dos tiros, una escopeta de caza más larga que los brazos, o tomando pastillas con el frasco en la mano derecha siendo zurdo, mirad mierdas del estado, dejad que sea YO el que decida la verdad o la mentira, si me equivoco es mi problema porque el estado no debe decirle a nadie como pensar si vamos de "progresista", de "izquierdas", lo contrario sería estar en un estado totalitario y eso ya lo tenemos en otros sitios, esto no es Sudamérica, Rusia, China... o si, o es eso lo que quieren y ahora los que dicen la "verdad" en sus medios comprados nos repiten cada 24 horas lo "bien" que lo ha echo China, Japón, Corea del Sur y demás bichos de Asia, ahora de golpe creemos sus informaciones controladas que hace solo dos meses no dabámos crédito? Lo dicho, nos tratan de gilipollas porque la mayoría lo son, que eso es otro tema, los bulos siempre vienen del poder quienes son los que controlan los medios, nosotros solo podemos investigar y a veces equivocarnos pero no muere nadie, ellos para defender sus mentiras si "matan" a personas, por acción u omisión como ahora en el caso que nos ocupa, ya van más de 20.000 patriotas y más de la mitad nuestros padres y abuelos, esto si se queda así nos merecemos todo lo que nos pase.Joder, que son nuestras familias las que mueren solas y sin despido, pero nadie se da cuenta de como nos tratan, y encima salen aplaudir a los mismos que nos multan por salir de casa, de nuestras casa, la gente se cree que se van a salvar encerrados, se creen la propaganda, se creen que viene de un puto murciélago, eso no es un "bulo" pero que tenemos dentro de la cabeza? No vemos más allá de nuestra ignorancia, mentes tan limitadas que no va más allá del sillón al balcón o la ventana, siendo más del 60% que viven en el interior de los edificios colmenas, sin salida a la calle y encima agradecidos a estos políticos que solo dicen y buscan la "verdad"... Lo siento, este tema me indigna mucho, páginas como esta u otras están en peligro por decir y buscar lo que nos ocultan, es cuestión de tiempo que el sistema quite toda disidencia sobre el 5G, también callaran los imbéciles, piensan, como va a mentir nuestro "papa estado"? El 5G es lo mejor y más rápido, cómodo y tecnología punta para ver mis vídeos, series y chorradas de internet? Porque dime tú para que quieren un ultimo modelo la mayoría de imbéciles que vemos todo el día con el móvil en la mano?








    ResponderEliminar
  3. atood slos sectarios a todos lso creyebtes en el SPOE o Podemos les preguntaria

    ¿VDS TIENEN DERECHO A TEST?

    porqu ela evidencia nos dice que el 99% de lso ESPAÑOLES sanitarios incluidos no ten derecho asaber si estan onfectados ni si son fuenet de contagio para tercero

    llevamos 5 semanas en arresto domiciliario y ni hay mascarilas ni geles ni guantes ni test ni medicamentos especificos y encima SIGUEN INFESTANDOSE GRAVEMENTE ( los qu etien qu eir a un hospital que son los unicos que cuentan ) UNAS 5000 PERSONAS AL DIA ¿? es decir el confinamiento ha servido de muy poco


    5 semans y no han sido capaces ni de lograr los suminsitros basicos Calro lo han dejado todo enmanos e dsus amigos comisionistas y estos hacen su agosto ao costa de NUESTRAS VIDAS

    Asiq ue acuando algun subnormal de la banda psoe o de la banda podemos venga acomernos el tarro la pregnta del millon es


    ¿VDS TIENEN DERECHO A TEST?


    y eso no es un bulo es un PUTO, HECHO, OBJETIVO



    ResponderEliminar
  4. Los test fallan a favor del poder oculto.
    Los fabrica el poder oculto y sirven unicamente a los intereses del poder oculto.
    Pedir tests o vacunas a los que han encerrado al planeta en casa es pedir al zorro que cuide a las gallinas.
    Los sanitarios como todos los grupos siguen ordenes del poder oculto a través de la cadena de mando.
    Tan solo hay manipulación mediática y obediencia acrítica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. Su comentario resume toda la calamidad que estamos pasando.

      Eliminar
  5. http://marmotino.blogspot.com/2020/04/la-insoportable-inexistencia-de-los-test.html

    ResponderEliminar
  6. Pero que esperábamos, alguien podía pensar que Sánchez iba a pasar de ser un Doctor copiando a ser mejor presidente que Rajoy, cuanto le vamos a echar de menos, y para remate por si no fuera suficiente mal para España por el sólito se hace amiguito del melenas, el caprichito de las nenas, él lo dijo claro, que quería poner sus manos ponzoñosas sobre una televisión, ya lo ha conseguido. Cuando pensaba que eso de que los pueblos tienen los gobernantes que se merecen, decía "yo no me Merezco este gobierno", puede ser que sí, quizás no hice todo lo que pude por desenmascarar a estos diabólicos personajes.

    ResponderEliminar