martes, 21 de abril de 2020

EL ESTADO DE ALARMA NO DEBE PRORROGARSE



El estado de alarma debe terminar, mejor hoy que mañana. Los niños deben poder salir. Los jóvenes, adultos y ancianos también si así lo consideran desde su libertad informada, aunque las recomendaciones sean que los mayores y los colectivos de riesgo se queden en casa por precaución.

Los colegios y guarderías deben volver a abrirse. El pánico debe terminar. Precauciones, las que se considere necesarias, pero hay que evitar la situación de corralito sanitario y pánico que ha matado a mucha gente, no sé si me atrevería a decir que más que el propio virus. Los protocolos inhumanos deben terminar. Nadie debe dar y obedecer órdenes injustas y que atenten contra los derechos y libertades. Hay que luchar por nuestros ancianos. Los centros de salud de los barrios deben abrir inmediatamente porque son el filtro para no acabar en urgencias en un hospital sumido en el caos.

Mi vecina del barrio, cuya hermana ha fallecido, me ha dicho entre lágrimas que a su hermana no la vio ningún médico de cabecera, que fueron al centro de salud cuando se empezó a encontrar mal pero estaban cerrados y nadie la atendió. Y así pasaron los días (no sé cuántos) hasta que se la llevó una ambulancia al hospital y de ahí no salió. Nunca sabremos qué hubiese pasado si la hubiese visto un médico antes de llegar a ese punto de no retorno, pero la situación de pánico que se ha vivido aquí puede que haya propiciado este tipo de situaciones. No hay derecho. Estamos y estaremos en duelo mucho tiempo por toda esa generación que se nos ha ido y nos ha dejado huérfanos.

No tiene lógica que el virus tenga una letalidad distinta en cada país europeo. Si las cifras son distintas son por la propia gestión de la crisis, por el número de test realizados, por la forma de contabilizar a los fallecidos (morir “por” o “con” coronavirus) y por el nivel de abandono a su suerte a los ancianos en las residencias.

¿Qué sentido tienen medidas así?
Yo prefiero vivir de pie que morir arrodillada. Quiero mis libertades de vuelta y quien tenga miedo que se quede en casa, lo respeto enormemente. El espíritu del perfecto ciudadano no puede servir para robarnos la libertad a los demás. Se está llevando al país a la ruina y se están creando redes clientelares a golpe de “paguitas” para que nadie proteste por lo que ha pasado.

Hasta estoy pensando en contratar un seguro médico privado, ya que he perdido toda esperanza en la gestión pública (estatal) de lo sucedido y no quiero aparecer por un hospital público en los próximos meses hasta que el efecto pánico y sus protocolos hayan cambiado. ¿Era esto al final lo que se quería conseguir?

Por favor, que no se prorrogue este suicidio colectivo mañana miércoles en el Congreso. El gobierno debe ver que la sociedad española se compone de personas lo suficientemente maduras como para tomar las riendas de su vida, que no necesitan que ningún político realice cierres patronales a la fuerza de sectores enteros como el de la hostelería y restauración.

No a la dictadura sanitaria y tecnocrática, ya sea de izquierdas o de derechas, que llamarán “nueva normalidad”.

Tania Gálvez
(Fuente: https://www.lasinterferencias.com/)

4 comentarios:

  1. O tomamos las riendas de nuestras vidas hoy o mañana estaremos en el matadero, ya que somos ganado para ellos, cuantos más debemos de morir para echar a esto inútiles les y psicópatas que dicen nos gobiernan? Y si los tipos de "izquierdas, progresistas, feministascalzonazos, defensores de la gestión de este gobierno de separatas, etarras y bolivarianos le molesta mi comentario cambia de pagina, ya que de mentalidad es difícil al carecer de ello, joder, esto empieza a ser ya demencial como nos dejamos manipular así, demencial. El miedo es libre, pero nosotros no.

    ResponderEliminar
  2. todo eso de "
    No a la dictadura sanitaria y tecnocrática, ya sea de izquierdas o de derechas, que llamarán “nueva normalidad”. "
    esta muy bien es bonico
    Peeero

    el Gobierno no movio un dedo para proteger a la pobalcion
    En FEBRERO no hizo acopio de material
    hasta el 14 de Marzo no movieron el culo
    entonces decidio encerrarnos a todos en casa
    no tenia medios de porteccion
    pasado un mes resulta qeu SIGUEN SI NTENER MEDIOS DE PORTECCION NIMEDICAMENTOS NI TEST PARA TODA LA POBLACION
    Para que ha servido el confinamiento:SOLO para destruir la economia
    y ahora sin porteccion no sdicen qu eya podemos salir ¿a infectarnos?¿a aumentar as cifras de muertos?

    Quien se crea que esto es inutilidad y casualidad que se lo crea

    si leen el "informe lugano" dejaran de creerlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El fin último de todo conflicto o guerra siempre es el económico, aunque lo disfracen para disimular con los ismos varios o cualquier otra cortina de humo.

      A los esbirros de sorross les han dado la orden de arruinar España, para dejar a nuestro país a merced de los buitres especuladores, listo para su venta en cómodos plazos, a precio de saldo. De ahí que se esté alargando el arresto domiciliario con sucesivas fechas, que parecen zanahorias virtuales.
      Pretenden quedarse con toda la riqueza y recursos de España, tal como hicieron con Grecia, país al que obligaron a vender todo: puertos, aeropuertos, islas, playas, etc.

      Mientras, el personal sigue aplaudiendo que le están llevando al precipicio.
      El síndrome de Estocolmo debería llamarse de España a partir de ahora...


      Eliminar
  3. Este montaje macabro estaba más que planificado:

    ¿Alguien recuerda el control, que hizo el gobierno, sobre todos los móviles de España, en noviembre pasado?.
    ¿Quizás les sirvió de ensayo para la app, que les han instalado ahora, así por la patilla y controlar los movimientos de todos en plena farsa coronada?

    Poco antes del arresto domiciliario que nos han impuesto, aprobaron en España la eutanasia aprisa y corriendo, algo que, ciertamente no era la máxima preocupación de los ciudadanos de nuestro país.

    Previamente nos han estado bombardeando convenientemente con películas centradas en la misma temática: una pandemia.

    Evento 210 en octubre de 2019, en Nueva York

    El tío bill puertas y otros dando cada dos por tres la brasa, avisando, (más bien amenazando), con la venida de una "inevitable" pandemia de proporciones bíblicas.
    Y, encima, ahora el tío bill nos amenaza con otra más gorda aún, provocada por un primo de la viruela.

    ¿Aún quien cree en todo es "casual"?.

    ResponderEliminar