jueves, 9 de abril de 2020

EL EFECTO GOLEM EN EL COLAPSO SANITARIO



El efecto Golem es una especie de profecía autocumplida en versión negativa. Sin quitar importancia al virus COVID-19 en sí mismo, que tiene la que le corresponda, creo que el propio manejo del tema a nivel organizativo y de protocolos para evitar “el colapso” puede que haya favorecido el fenómeno que se supone que se trataba de evitar. Las primeras medidas que se tomaron en la Comunidad de Madrid comenzaron el 9 de marzo, lunes, cuando se recomendó la distancia social y el teletrabajo. Pero las muertes también empezaron a subir ese día, antes de que esas medidas pudieran tener algún efecto. Habría que estudiar si una vez que se pronostica una saturación hospitalaria por una epidemia, esa saturación se convierte en cierto modo en inevitable. Aún así, es un hecho que hasta que se tomaron medidas el 9 de marzo en Madrid se estaba en una fase de “la población general puede continuar con su actividad con toda normalidad“, recomendando “lavado de manos” e “higiene respiratoria”. Se pasó de la inacción respecto a la población de riesgo al colapso sanitario (con influencias de efecto Golem) en un momento.

En cualquier caso, considero responsables a las distintas administraciones de lo siguiente:

– No haber tomado ninguna medida preventiva ni de información a la población advirtiendo del riesgo real con más antelación, sobre todo para ancianos y con patologías previas. Si desde finales de febrero se hubiera avisado y dado unas recomendaciones claras no tendríamos que lamentar tantos muertos ni saturación de hospitales en marzo. Se habla mucho de los test masivos de Corea del Sur y de sus apps geolocalizadoras pero la medida que realmente ha ahorrado muertes es la temporal que es analógica y no requiere de tecnología alguna, es decir, que la población de riesgo se hubiese quedado en casa voluntariamente con la suficiente antelación.

– Se cerraron los colegios, cuando los niños tienen muy bajo riesgo, y no se pensó que podía suponer que los niños terminaran en casa con los abuelos. ¿Y dónde iban a dejar a sus hijos los sanitarios y demás personal de sectores esenciales que obviamente no pueden teletrabajar y son clave en esta crisis?

– No se cerraron las residencias de ancianos y no se recomendó a los familiares a que se hicieran cargo de ellos mientras durara la crisis. Tampoco se aportaron soluciones alternativas que podrían haber evitado la muerte a mucha gente. Ahora en algunos lugares se está recomendando pero quizás ya sea demasiado tarde para muchas personas.

– Se cerraron los centros de salud de forma presencial para atender solamente por teléfono. A algunos médicos se les trasladó a hospitales, como el de IFEMA. Esta medida puede que haya evitado el filtro que supone la atención primaria en lugar de hacer acudir a la gente directamente a las urgencias hospitalarias.

– No se aportó material de protección a los sanitarios y cuando estos enfermaban había que esperar a que se recuperaran. Luego se modificó el protocolo para que se pudieran incorporar antes. Yo no soy médico así que no sé cuál de los dos protocolos es más positivo, parece que el segundo va en la línea de agilizar y evitar la falta de personal pero a lo mejor si contagian a más compañeros o a enfermos es peor …


– Los primeros casos de COVID-19 fueron ingresados en hospitales, lo que aumenta el riesgo de enfermar por bacterias hospitalarias y aumenta las complicaciones. Esta medida luego se modificó afortunadamente y se recomendó que los leves se quedaran en casa. Sin embargo, en mi opinión personal, al dar el machacón mensaje de “quédate en casa” también se corre el riesgo de que los que empeoren apuren en casa hasta que sea demasiado tarde. Cosa que también es comprensible, dado que los hospitales ahora mismo son un reservorio de COVID-19 bastante serio.

– Se han aplicado tratamientos experimentales sin base que no sabemos si han hecho más mal que bien. Es muy preocupante la cuestión de la yatrogenia y debería estudiarse a conciencia. Como señala Juan Gervás:


Tania Gálvez
(Fuente: https://www.lasinterferencias.com/)

1 comentario:

  1. Todos los puntos mencionados en este post, son de pura lógica, y es como debiera haberse procedido. Pero ¿se puede creer que esas lógicas no se sabían por los que han propiciado este panorama?
    Se dice desde todos los puntos de opinión que el 8 de marzo fue un error no suspender, no solo las manifestaciones feministas, sino también cualquier acto de multitudes. Bien, pudo ser un error, pero, ¿y si fue todo lo contrario?. Ese proceder estuvo muy bien calculado, fue el pistoletazo de salida, la justificación para lo que se quería. Con la gente convencida de el error cometido, las medidas a tomar estaban justificadas y la población no le quedaba más remedio que tragar, al igual que la mayoría de políticos que no se entera de nada de estos subterfugios, solo los más altos mandos conocerán algo, pero no todo, y lo que hacen es: si buana, y a callar, obedeciendo órdenes de esferas que nadie sabe dónde se ubican, pero hay que acatar pues de no obedecer la alta posición de que se disfruta se va al traste.
    Todo parece que se a hecho mal, y el gobierno, bueno, todos los gobiernos, han actuado de la misma forma. El Italiano, el Español, el Inglés, el de EEUU....... todos han pasado por el aro, ¿quien los da órdenes, quien les gobierna?. Para que todos acaten tiene que ser un poder muy, pero que muy superior. Claro está que el "bicho" lo justifica todo, y todos pasamos por el aro, pero para parar el planeta entero tiene que ser porque ese poder quiere algo y ese algo lo tienen que conseguir, no imponiendolo directamente, sino por petición nuestra, y ellos tendrán la solución.
    No, el gobierno no ha actuado mal, a echo lo que le han mandado. Para eso tienen los privilegios que tienen. Luego nosotros les votamos tan alegremente.
    Como el artículo dice se ha actuado tarde y mal, pero de cara al pueblo, pero para los que lo han perpetrado........ muy bien. Ahora nos dan la murga con los asintomáticos. Algo no les debe de estar saliendo bien, talvez no tengan los "contagiados previstos, y tengan que hechar mano de otro subterfugio: asintomáticos que tienen el bicho y contaminan a los demás. Bien, test rápidos contagiados y ya tenemos a los que nos puedan faltar. Señores, o más bien debiera decir,demonios,: el asintomático no tiene bicho porque el bicho no entra en el que no tiene deprimido el sistema inmunológico, a sí de sencillo, y por lo tanto no puede contagiar a nadie. Sabido es ya que se han detectado partidas de test ya contaminados......más claro, blanco y en botella. ¿ Que nos cuentas los telediarios del 5G, de las fumigaciones masivas, tanto en cosechas como en el aire por los aviones, la manipulación del agua y tantas otras cosas más?, nada, lo único que puede pasar es ridiculizar al que se atreva a decir lo más mínimo del problema, pero delante de nuestros ojos estaban los hechos.
    ¿Que hacer?, nada, absolutamente, nada. Hacer lo que dicen y no hacer lo que hacen. Nos han metido en casa, cautivos, aprobechemoslo. Simbólicamente en trascendencia estar en casa es estar dentro de ti en lo más profundo, en el Sí mismo. Notaréis si estáis agusto en "casa",si no es así es lo que quieren probar, que cantidad de individuos viven el presente, aquí y ahora, presencia trascendente. El que a logrado un mínimo de su propia presencia interior, el sistema inmunológico estará fuerte, robusto, y el bicho no tiene nada que hacer, y los confinamientos no tienen ningún poder en El. Y eso les aterra a estos vigilantes que nos extrujan para sacar de nosotros nuestra energía, energía que ellos no tienen, energía que perdieron el la rebelión contra El, la fuente preexistente, Dios, el creador o como creáis que debéis llamarlo.
    Como dijo Rudolf Steiner: cada vez es más difícil ser humano en este planeta. Es lo que buscan, robots, pero que sufran. Los robots que ellos fabrican no sufren, nosotros si, pero no quieren demasiado sufrimiento, pues el sufrimiento ayuda a elevarse, ellos quieren sufrimiento que da incertidumbre. Hay dos maneras de elevar la consciencia: una es comprendiendo, la otra es sufriendo, ¿Cuál preferís?

    ResponderEliminar