viernes, 24 de abril de 2020

EL 5G NOS ARREBATA EL OXÍGENO QUE NECESITA NUESTRO ORGANISMO (3ª PARTE)



Historias de pandemia que comienza con la pandemia de gripe española

Antes de 1889 y el despliegue de electricidad de corriente alterna) lo que llamamos "gripe" como enfermedad, era un hecho extremadamente raro. La primera pandemia de gripe conocida (más tarde atribuida a varios virus diferentes, pero en el momento se supone que es de origen bacteriano o incluso una arma biológica alemana), se conoce como ‘La gripe española’ de 1918-1921, que se dice que mató a aproximadamente 50 millones de personas.

Desde entonces la ‘gripe’, con sus distintas variantes, se ha quedado con nosotros, demostrando que cada ‘pandemia’ coincidió con cada nuevo cambio en nuestro campo electromagnético nativo, desde cables de telégrafo hasta líneas de transmisión, radar, TV y comunicaciones de radio, inalámbricas redes celulares, satélite y ahora la última incorporación a la lista es 5G, tecnología de onda milimétrica.

Científico, investigador y autor de ‘The Invisible Rainbow’, Arthur Firstenberg enumera los siguientes hechos menos conocidos sobre la pandemia de ‘gripe española’ que cuestiona la verdadera causa del desastre:

La gripe de 1918 no fue causada por un virus.
La gripe de 1918 no fue contagiosa y no se propagó por contacto directo de persona a persona.
La gripe de 1918 comenzó en las bases militares de EE. UU., D donde los soldados estaban siendo entrenados en telegrafía inalámbrica. Se extendió por todo el mundo en diez mil barcos de la Marina de los EE. UU. equipados con estaciones inalámbricas de última generación. Se volvió mucho más mortal en septiembre de 1918 cuando la primera estación de radio de voz las 24 horas del día, lo suficientemente potente como para ser recibida en la mayor parte del mundo, salió al aire en Nuevo Brunswick, Nueva Jersey, al servicio del esfuerzo de guerra de los EE. UU.

Su detonante fue, significativamente, la era moderna de la comunicación por radio.

También señala un famoso estudio realizado en 1919 por el Servicio de Salud Pública de los EE. UU. como un intento de demostrar que la gripe es contagiosa en la naturaleza fracasó por completo cuando 100 voluntarios sanos no contrajeron la enfermedad incluso después del contacto directo en boca, nariz y garganta, e inyectándoles debajo de la piel secreciones mucosas de pacientes con enfermedades terminales.

A los voluntarios también se les puso en contacto físico directo con los pacientes enfermos, se les hizo estrechar la mano e incluso se sometieron a ser estornudados y tosidos en la cara. A pesar de estos esfuerzos, ninguno de los voluntarios cayó enfermo.

Numerosos estudios de este tipo se han llevado a cabo en otros momentos en los últimos más de cien años desde que la teoría de los gérmenes prevaleció sobre otras teorías sobre el origen de la enfermedad y ninguno de ellos ha demostrado con éxito la raíz de la enfermedad atribuida a los microorganismos patógenos. De hecho, por increíble que parezca, no tenemos pruebas científicas hasta la fecha de que ninguna enfermedad sea patógena y, por lo tanto, transmitible entre humanos (o entre humanos y animales, o animales-animales, o animales-plantas, o muñecas de repollo a humanos, etc.)

El paradigma viral y la pandemia de pruebas

“Los virus no existen en humanos, plantas o animales”. Esta es una declaración audaz hecha por el autor e investigador, James McCumiskey en su libro, ‘The Ultimate Conspiracy; El paradigma biomédico, pero ¿es verdad?

Según su investigación, y la del científico Dr. Stefan Lanka , hasta la fecha ninguno de los virus nombrados (y se supone que son patógenos) encontrados en humanos (o animales) ha cumplido con los criterios científicos oficialmente aceptados para demostrar la existencia viral. Este criterio requiere que el virus sea aislado (o ‘purificado’), fotografiado y caracterizado bioquímicamente.



Increíblemente, ningún virus hasta la fecha ha cumplido estos criterios (aparte de los virus benignos encontrados en algas marinas descubiertas por el Dr. Lanka en 1981). No existen documentos científicos que proporcionen pruebas de la existencia de virus, porque los virus no existen. Solo se han visto partículas ‘similares a virus’ (de proteínas de ARN y ADN en nuestras células) bajo microscopios electrónicos y los modelos de computadora se basan en suposiciones de lo que estos virus patógenos (como SARS, VIH, ‘gripe aviar’, sarampión, ébola, etc.) se parecen.

Se exponen teorías sobre cómo se comportan estos supuestos virus y de lo que son capaces. Las fotografías que vemos que representan virus son de células (suponiendo que contienen el virus) o modelos informáticos de ideas hipotéticas de cómo se ven los virus, no son de virus reales, ni los científicos afirman que lo son.

Si de hecho existió este coronavirus ‘novedoso’ (hasta la fecha, COVID-19 tampoco se ha aislado, fotografiado o caracterizado bioquímicamente, no se han realizado ensayos clínicos para probar la transmisión, ni se ha presentado ninguna otra prueba de su existencia), y ¿si es tan contagioso como se nos dice, por qué las naciones empobrecidas del África subsahariana no se han visto más afectadas donde las condiciones insalubres y la desnutrición generalmente están relacionadas con la propagación incontrolada de enfermedades infecciosas? Sin embargo, estas naciones de baja tecnología no están viendo números altos (si es que hay alguno) de esta llamada enfermedad pandémica infecciosa. ¿Podría ser porque aún no han sido sometidos a instalaciones 5G en sus países?

Si los virus no existen, y las partículas similares a virus son el único fenómeno observable presente en las células supuestamente ‘infectadas’, ¿cuál es la causa de la enfermedad?

McCumiskey ofrece una excelente analogía de cómo funciona el modelo infeccioso de la enfermedad en la medicina moderna. Él dice que solo porque se vean ‘virus’ y bacterias en las células de los pacientes enfermos no prueba la causa de la enfermedad , al igual que el hecho de que ‘la nieve a menudo presente en invierno no significa que la nieve haya causado el invierno más de lo que las moscas causan el estiércol de vaca solo porque a menudo están presentes en el estiércol‘.


La presencia de ‘virus’ y bacterias en las células no prueba que estos microorganismos causen enfermedades. Podría ser que estos microorganismos y micropartículas simplemente estén presentes en personas enfermas como síntomas de enfermedad, lo que demuestra el mecanismo por el cual nuestras células intentan limpiar las toxinas.

Aquí hay un extenso artículo escrito por el Dr. Lanka que desmantela la teoría del virus.

Los virus no son organismos vivos

Los virus en realidad no son organismos vivos y, por lo tanto, no pueden comportarse como tales a pesar de que los virus a menudo se personifican en los medios de comunicación y se les asignan rasgos antropomórficos, incluso cuando el Secretario General de la ONU calificó al coronavirus como nuestro enemigo común, que es ‘ implacable en su furia’. ”

“En primer lugar, los virus no son organismos vivos o microbios vivos. No tienen un sistema respiratorio, ni tienen un núcleo o sistema digestivo. El miedo detrás del Coronavirus, por ejemplo, es totalmente injustificado …

Los virus no se multiplican solos. Cuando se agrega a las placas de Petri fértiles que sostienen la vida celular, no aparecen estructuras de proteínas virales adicionales.

Solo cuando se agregan células hay multiplicación de las estructuras de proteínas virales. Sin embargo, esto se debe a que las placas de Petri no son el entorno adecuado o saludable para las células, por lo que se produce un desperdicio viral.

¿Cuándo se volvería prominente la actividad viral?

Como se indicó, los virus pueden acompañar estos procesos en pequeñas cantidades. Sin embargo, los virus solo se volverán prominentes cuando todos estos otros procesos hayan sido eliminados en gran medida debido a:

Toxicidad ambiental
Contaminación
Inundación química
Mala calidad del aire
Mala calidad del agua
Mala calidad de los alimentos
Deficiencias nutricionales
Combinación incorrecta o elección de alimentos
Tratamiento médico, como antibióticos y medicamentos

Cuando un cuerpo tiene un alto grado de toxicidad, las bacterias que se alimentan de esa materia tóxica y tejido muerto sufrirán una progresivo envenenamiento hasta la muerte por colapso del organismo.“

Dado que los virus tampoco están “vivos” según ninguna norma, no pueden “vivir” en las superficies, ya que actualmente se nos dice que COVID-19 puede “vivir” en las superficies durante varios días o más. (Y, personalmente, me he preguntado por qué, si los virus pueden vivir en la superficie durante días, las importaciones de COVID-19 no se han detenido, especialmente desde China, a raíz del brote).

No son solo aquellos etiquetados como ‘ambientalmente enfermos’, quienes se ven afectados por nuestro medio ambiente contaminado. Todas las enfermedades pueden describirse como de origen ‘ambiental’, ya que no podemos alejarnos de nuestro entorno y sus efectos en nuestra biología.


Cuando estamos enfermos, los intentos de nuestro cuerpo por eliminar toxinas se manifiestan como fiebre, tos, estornudos, vómitos, diarrea, etc. La toxina en cuestión puede ser de venenos en el aire o el agua, o de fuentes de radiación no nativas. Si bien algunas sustancias tóxicas existen naturalmente en la naturaleza, en general son fácilmente evitables, mientras que las toxinas artificiales son menos, especialmente porque impregnan nuestros ambientes a un ritmo alarmante.

Y si eso no fuera suficiente para usted, aquí hay un video más largo, pero más profundo, sobre el tema, y ​​una entrevista con el Dr. Cowan conducida por Sayer Ji de GreenMedInfo.com:



Pruebas poco fiables

Actualmente, los medios de comunicación están inundados de informes sobre la necesidad de realizar pruebas a la población mundial para detectar el virus COVID-19, con informes sobre la necesidad de mejores pruebas o más pruebas y algunos gobiernos están siendo condenados por no realizar suficientes pruebas o tener las mejores pruebas. Pero, ¿qué son exactamente estas pruebas? ¿Cómo estuvieron disponibles tan rápidamente para este virus ‘novedoso’ muy específico a raíz de la crisis?

Estas pruebas son pruebas de anticuerpos, que evalúan la respuesta de anticuerpos de nuestros cuerpos a un virus dado. El problema sigue siendo que, dado que hoy no se ha aislado ni demostrado que existe ningún virus, ¿cómo sabemos realmente contra qué estamos probando nuestros cuerpos? Esto bien puede explicar el problema con lo que se conoce como ‘falsos positivos’ y las pruebas COVID-19 en particular afirman una tasa de falsos positivos del 80.33%, lo que significa que el 80% de las pruebas ‘positivas’ para COVID-19 no en realidad tienen la ‘infección’ y, en realidad, al igual que todas las demás pruebas de ARN similares, los resultados no son en absoluto confiables.

El investigador y autor del artículo ‘¿Existe el COVID-19 2019’ de GreenMedinfo.com del 14 de marzo de David Crowe, no solo existen dudas razonables para cuestionar la existencia del supuesto virus COVID-19 sino también la fiabilidad de las pruebas de ARN que se están utilizando para determinar el número de casos infectados. Él señala que cuando los países dejen de hacer pruebas para COVID-19, entonces no habrá más casos nuevos.

“La definición, que supone la perfección de la prueba, no tiene la válvula de seguridad que tenía la definición de SARS, por lo que el susto puede continuar hasta que los funcionarios de salud pública cambien la definición o se den cuenta de que la prueba no es confiable.“

Crowe continúa con:

“Si el virus existe, entonces debería ser posible purificar las partículas virales. De estas partículas se puede extraer ARN y debe coincidir con el ARN utilizado en esta prueba. Hasta que esto se haga, es posible que el ARN provenga de otra fuente, que podría ser las células del paciente, bacterias, hongos, etc. Puede haber una asociación con niveles elevados de ARN y enfermedad, pero eso no es prueba de que el El ARN es de un virus. Sin la purificación y caracterización de partículas virales, no se puede aceptar que una prueba de ARN sea prueba de que hay un virus presente.

Añadir leyenda
Esta nueva enfermedad extraña, oficialmente llamada COVID-19, no tiene ninguno de sus propios síntomas. La fiebre y la tos, previamente atribuidas a innumerables virus y bacterias, así como a contaminantes ambientales, son más comunes, así como imágenes pulmonares anormales, a pesar de que se encuentran en personas sanas. Sin embargo, a pesar del hecho de que solo una minoría de las personas evaluadas dará positivo (a menudo menos del 5%), se supone que esta enfermedad se reconoce fácilmente. Si ese fuera realmente el caso, la mayoría de las personas enviadas a las pruebas por los médicos deberían ser positivas.

La prueba COVID-19 se basa en PCR, una técnica de fabricación. Cuando se usa como prueba, no produce un resultado positivo / negativo, sino simplemente el número de ciclos necesarios para detectar material genético. La división entre positivo y negativo es un número arbitrario de ciclos elegidos por los evaluadores. SI positivo significa infectado y negativo significa no infectado, entonces hay casos de personas que pasan de infectadas a no infectadas y vuelven a infectarse nuevamente en un par de días“.


Poniendo todo en perspectiva

Incluso si todavía cree que existen virus y que son capaces de causar daño, aún es posible que el 5G sea un factor causal en la mejora de los “efectos virales”, como lo demostró recientemente el Dr. Martin Pall, en su artículo titulado “Papel de 5G en el coronavirus”. Epidemia en Wuhan China, en la cual el Dr. Pall argumenta que los efectos de la radiación 5G en VGCC (canales de calcio dependientes de voltaje) pueden estar “exacerbando la replicación viral o la propagación o la letalidad de la enfermedad”.

También parece que el 99% de los casos de muertes por COVID-19 en Italia sufrieron afecciones médicas previas (a menudo múltiples) y la edad promedio de las víctimas era cercana a los 80 años.


También puede ser útil considerar las estadísticas de muertes atribuidas a ‘gripe’ solo en los EE. UU. En la temporada 2017-2018, que totalizaron 80,000. Y con síntomas regulares de gripe casi idénticos a COVID-19, y pruebas limitadas disponibles, muchos informan que han sido diagnosticados con COVID-19 sin ninguna prueba, por lo que puede ser seguro decir que también las muertes de este año que podrían haber tenido, de lo contrario, sin El susto de la pandemia, atribuido a la gripe, se está agregando a las estadísticas de mortalidad de COVID-19.

Y en el Reino Unido, días antes del cierre nacional, los funcionarios de salud del Reino Unido declararon que COVID-19 ya no se clasificaba como HID (enfermedad altamente infecciosa).

Todo esto sumado ciertamente plantea muchas preguntas en cuanto a la veracidad del virus COVID-19 y la verdadera causa de esta pandemia.

Shannon Rowan
(Fuente: https://www.electricsense.com/; traducción: https://muelasgaitan.wordpress.com/)

12 comentarios:

  1. Pero entonces, de donde sale la supuesta "secuenciación genética" del virus?

    Siempre te salen con que hay mas de 15.000 papers científicos que demuestran no se qué, ¿significa que todo eso es falso?

    A ver no me malinterpretéis, no soy un escéptico, pero necesitamos pruebas que sean completamente irrefutables, porque los "escépticos" siempre tienen pruebas, o eso dicen ellos. ¿Existe alguna jodida prueba IRREFUTABLE de que nos han engañado y que dicha secuenciación es una ficcion?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por absurdo que suene, el problema no es la secuenciación en sí, sino en qué es lo que se está secuenciando: un patógeno invasor o un exoma, un deshecho tóxico del organismo. Hasta que nos podamos quedar con un paradigma científico u otro, o si se prefiere, hasta que no sepamos si tenía razón Pasteur o lo tenía Bechamp, habrá interpretaciones divergentes y contradictorias de lo que se está secuenciando, que además no parece obedecer a un único modelo, sino que hay variantes distintas del agente encontrado en las personas enfermas. Hasta ahora nadie ha contestado por qué el virus de Wuhan, teóricamente menos agresivo con las personas de raza negra, de repente se vuelve "racista" en EE.UU., o por qué las mutaciones que se han producido en España e Italia son tan agresivas contra nuestro genotipo cuando la teoría preve que la mutación haría al virus menos dañino. Aquí hay algo muy extraño, y que, en ausencia de autopsias va a resultar muy difícil de sacar a la luz.

      Eliminar
    2. Nunca han necesitado un virus real sino tan solo toneladas de miedo mediático y toneladas de informes filtrados sobre el tema.
      Es una operación de inteligencia a escala planetaria pero como la mentira es colosal y nadie puede verificar que es eso del Covid-19 ya que todo llega desde el mismo lado y los test están diseñados para decir lo que quieran diga el que los ha fabricado pues entonces nos encontramos ante la mayor mentira de la historia reciente humana propagada 24/7 por los media.
      Las inútiles mascarillas y guantes etc es para propagar el miedo de unos a otros y dar veracidad a esta gigantesca mentira.
      El 5G aunque no sea beneficioso lo han mezclado con el tema del virus para hacer legítimo al falso virus.
      Les da igual de lo que se hable mientras la gente crea en el virus y las cifras será controlada por el miedo.
      El planeta es un manicomio a cielo abierto gestionado por los que han montado esta falsa epidemia.

      Eliminar
    3. Qué razón tienes. Es simplemente una operación psicológica, con muy buenos resultados viendo el panorama.

      Eliminar
  2. Sin embargo en la prensa se ha dicho que se ha secuenciado su genoma. ¿Ésto cómo casa con el hecho de que no haya sido purificado/aislado? ¿O un suficiente número de veces? Creo recordar que el periodista Daniel Stulin comentaba en una entrevista que sólo se hicieron 2 o tres micrografías en China, lo cual desde el punto de vista de la ciencia clásica es muy insuficiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahi es donde está lo que no encaja: Que dicen que lo han secuenciado y que encima, tiene inserciones de VIH y de SARS.
      En mi opinión es una teoría manipulada para servir de "disidencia controlada" .. asi que el 90% de los "disidentes" de la teoria oficial, como Iker Jimenez ya tienen con esto para entretenerse un buen rato... Mientras que a saber tu como lo habrán montado todo en realidad!

      Eliminar
    2. He leído que el coronavirus ha manifestado 170 mutaciones diferentes, lo cual es como decir que cada análisis que se le ha hecho a conciencia ha dado un resultado distinto. Sinceramente, qué se oculta detrás de esa variabilidad tan extrema se me escapa, porque si cuento lo que pienso que hay, varios dudarán de mi salud mental. Es más, yo mismo dudaría de mi salud mental.

      Eliminar
  3. Las gráficas peludas de infectados cantan mucho...

    ResponderEliminar
  4. Este post y su comentario es muy interesante de leer...
    https://kalitarget.wordpress.com/2020/04/07/el-maldito-5g-y-la-ignorancia-humana/

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. La especie humana es una especie no madurada y por eso es incompleta en su evolución.En el árbol natural de la evolución aparecimos pero no por ello somos el resultado final de la Evolución, sino no sería evolución y la evolución es constante.Significa que seguirán apareciendo especies mucho más evolucionadas que la nuestra.Es verdad que hemos creado una cultura y tecnología muy poderosa pero debido a que nuestra evolución es incompleta,esa cultura y tecnología nos biene grande.Es como si a un mono le damos una metralleta,el resultado siempre será catastrófico.Y así nos comportamos nosotros,seres muy pocos evolucionados,donde todo nos viene grande y los resultados son...la muerte por violencia.


      evolución y ello es constante

      Eliminar
  6. Juan30 de abril de 2020, 17:22
    La especie humana es una especie no madurada y por eso es incompleta en su evolución.En el árbol natural de la evolución aparecimos pero no por ello somos el resultado final de la Evolución, sino no sería evolución y la evolución es constante.Significa que seguirán apareciendo especies mucho más evolucionadas que la nuestra.Es verdad que hemos creado una cultura y tecnología muy poderosa pero debido a que nuestra evolución es incompleta,esa cultura y tecnología nos biene grande.Es como si a un mono le damos una metralleta,el resultado siempre será catastrófico.Y así nos comportamos nosotros,seres muy pocos evolucionados,donde todo nos viene grande y los resultados son...la muerte por violencia.
    De acuerdo con Juan...estamos en pañales-evolutivos...Zielosanto-!!!

    ResponderEliminar