jueves, 30 de abril de 2020

DEMOSTRADO CIENTÍFICAMENTE: EL 5G EMPEORA EL ESTADO DE LOS AFECTADOS POR EL CORONAVIRUS



El Doctor Emérito de Bioquímica de la Universidad de Washington, D. Martin L. Pall, ha aseverado con rotundidad en recientes declaraciones que las emisiones de 5G están estimulando la actual pandemia de coronavirus (COVID-19).

Martin L. Pall señala como efectos vinculados a las radiaciones de microondas de baja frecuencia los siguientes: baja fertilidad tanto masculina como femenina, aumento de los desequilibrios neurológicos y neuropsiquiátricos, efectos nocivos sobre el ADN celular de tres tipos: endocrinos (hormonales), aumento de la apóptosis (muerte celular) y estrés oxidativo (daño por radicales libres); afecciones cardíacas en el control eléctrico del corazón, y cáncer.

El doctor concluye: "La causa predominante de muerte relacionada con la epidemia de COVID-19 es la neumonía y cada una de los cinco efectos mencionados anteriormente juega, precisamente y con certeza, un papel en el desarrollo de neumonía. Por lo tanto, cada uno de estos efectos aumentará sustancialmente el porcentaje de muertes atribuidas a esta epidemia. Es bastante obvio que la radiación 5G aumenta significativamente el alcance de la epidemia, pero también la tasa de mortalidad de las personas infectadas. Sería deseable relacionar todas estas convergencias con los resultados de otras investigaciones sobre los peligros y efectos de la exposición a las frecuencias del 5G".

Por lo tanto, una medida urgente de salud consistiría en desconectar las antenas 5G, y más particularmente los relés de transmisión celular ubicados cerca de nuestros hogares, las escuelas, lugares de trabajo, lugares de culto y hospitales.

Hasta que esta medida de elemental precaución sea ordenada por las autoridades, ¿cuánta gente más debe ser sacrificada a una tecnología que NO necesitamos?

Esa es la pregunta que se nos está escamoteando, mientras se nos ocultan los numerosísimos estudios independientes que advierten de los peligros de este arma genocida.

¿Tendrán que pasar décadas, como las que tardó la industria del tabaco en reconocer que su producto era responsable de miles de muertes al año por cáncer?

(Fuente: https://plataforma.quieroauditoriaenergetica.org/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario