jueves, 26 de marzo de 2020

PEOR EL REMEDIO QUE LA ENFERMEDAD



El lúcido blog de Tania Gálvez sigue siendo un referente del sentido común con que hay que filtrar lo que está sucediendo, lo que nos están diciendo y sobre todo aquello de lo que no nos están informando. Y, dentro de esa nefasta antipedagogía de nuestros gobernantes de pedirnos fe ciega, -como si supieran lo que están haciendo, cuando nos han demostrado hasta la saciedad su nivel de improvisación, negligencia y criminal oportunismo-, aún nadie nos ha explicado qué evaluación beneficio/riesgo se hizo para tomar la decisión de confinar a toda la población en sus casas, máxime cuando según pase el tiempo se van a ir incrementando las consecuencias negativas de este "arresto domiciliario" en masa.

Las diferentes administraciones siguen sin explicar qué pruebas tienen o en qué se basan para mantenernos encerrados en lugar de haber tomado medidas específicas para los grupos de riesgo. Creo que lo hacen para intentar tapar sus errores y usarnos de chivos espiatorios. Lo normal hubiese sido optar por las medidas que menos daño hicieran y por la previsión en la preparación de hospitales de campaña y compra de los respiradores necesarios. No es decir que no se haga nada, sino que la acción se centre en evitar el colapso sanitario y en la precaución en la población de riesgo. Ellos sí que deberían quedarse en casa con un consentimiento libre e informado sobre los riesgos que les amenazan. Yo no creo que se deba encerrar a la gente por obligación, como se ha hecho. Pero para tomar decisiones libres e informadas hace falta información clara, algo que no ha habido.

Y sin esa necesaria información nadie puede evaluar la supuesta evidencia científica de que una cuarentena total de un país sea mejor para evitar el colapso sanitario que una cuarentena restringida a las personas de riesgo o infectadas.

En otro orden de cosas, para prorrogar el estado de alarma hace falta que se apruebe en el Congreso de los Diputados. Yo considero que no ha quedado demostrado que el estado de alarma haya detenido el colapso sanitario. El colapso sanitario no se evita quedándonos en casa los sanos sino recomendando el aislamiento a las personas de riesgo por un tiempo limitado (puede tener efectos secundarios contraproducentes en su salud física y mental), ampliando el número de camas, el número de Equipos de Protección Individual, respiradores, plazas de UCIs, etcétera. Si estoy equivocada me gustaría que algún experto me aportara alguna prueba de las bondades del confinamiento de toda la población de un país en casa, incluida la población sana. Estoy segura de que en los hipotéticos juicios que se celebren sobre este tema, esa prueba se exigirá y alguien tendrá que aportarla.

Además, creo que tampoco se ha previsto los efectos colaterales del “yo me quedo en casa”, ya que muchas personas pueden apurar y no ir al médico cuando verdaderamente necesitarían ir a urgencias. Tampoco se está evaluando el efecto pánico, ya que hay personas que pueden tener hasta un ictus al ser diagnosticadas por coronavirus, por la ansiedad, por los nervios, porque tengan esa predisposición …

Si se me dice que en China funcionó yo diré muy bien, sí, es cierto. Pero, ¿y si se hubiese conseguido lo mismo con medidas específicas y no generalizadas a toda la población sana? ¿Cómo sabemos que no es matar moscas a cañonazos? Estamos ante una enfermedad que por estadística y por sus efectos no es la simple “gripe” de la que se hablaba en un principio pero no veo informes en España que evalúen estos aspectos en términos de coste/beneficio. ¿Cuáles están siendo los criterios de actuacion del gobierno? ¿Nadie lo va a preguntar en el Congreso antes de votar la prórroga? Entiendo que es una decisión complicada porque la gente es la que está pidiendo medidas más restrictivas pero, ¿se puede paralizar un país? ¿Qué garantías tenemos de poder abordar esta crisis con un país parado? ¿No aumentará el colapso sanitario? Si hasta los 50 años apenas hay mortalidad, ¿no deberíamos los más jóvenes sacar el país adelante? Yo, aunque creo que soy la única persona que piensa así en todo el país y a lo mejor alguien me demuestra que estoy equivocada, votaría no a la prórroga del estado de alarma. No porque le quite importancia al virus sino porque pienso que se puede luchar mejor contra él sin los confinamientos generalizados y el miedo.

Espero que todas las familias que tienen a alguien ingresado puedan ver su pronta recuperación y estar a su lado lo antes posible.


Tania Gálvez
(Fuente: https://www.lasinterferencias.com/)

3 comentarios:

  1. Pues desde luego lo que parece es que nos quieren matar

    de entrada no tiene medicamentos especificos para la mayor prte de la poblacion EN china s e hicieron pruebas a todos el que pillaban A los que staban mal pero leves les DABAN MEDICACION (y no ibuprofeno o paracetamos como aqui) les daban hidroquinona

    Aqui lo spocos stock lo han incautado el gobierno dicen que para los politicos y gente de "Relevancia social" (sus familiares) Es decir para la casta

    ResponderEliminar
  2. Solo aclarar que la autora se llama Tania Gálvez. Flaco favor le hacemos confundiéndola con Tania Sánchez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ostras! Gracias por el aviso. Procedo a corregir el lamentable "lapsus" (más lamentable aún cuando ya había traído a esta lúcida mujer a este blog en dos ocasiones previas este mes).

      Eliminar