martes, 3 de marzo de 2020

EMPIEZAN A SALIR A LA LUZ LAS CONTRADICCIONES ENTRE FEMINISMO E IDEOLOGÍA DE GÉNERO



Era cuestión de tiempo que las cosas se desmadrasen.

Cuando se va de revolucionario/a hay que ser más revolucionario/a que nadie, y a toda moderación o posición razonable le sucede el radicalismo exaltado en forma de terror jacobino, intransigencia de iluminados y/o excomunión sectaria. Que es lo que acaba de padecer el Partido Feminista al ser expulsado de Izquierda Unida por una curiosa forma de "actitud contrarrevolucionaria": practicar el análisis lógico de las tesis "trans" y concluir que la base de la teoría de género ("uno puede ser lo que quiera, y no hay masculino ni femenino que valga") excluye la posibilidad de una feminidad entitativa, definible y objetiva. Si nadie es constitutivamente mujer, no hay mujer. Y si no hay mujer, ¿en nombre de quién habla el feminismo? ¿a quién defiende?

El "lobby" trans ha desalojado al feminismo de sus alianzas
con la izquierda.
En un acto de coherencia ideológica (es decir, de incoherencia lógica) los prebostes de Izquierda (cada vez menos) Unida han optado por renunciar a la réplica, la contraargumentación o cualquiera de esos tediosos procedimientos burgueses que parten del respeto al discrepante y la atención a sus razonamientos para cerrarse en banda (mafiosa), evaluar tan solo si les merece la pena apoyar una forma de disidencia que podría enemistarles con el partido de los morados, a rebufo de los cuales se han puesto ídem de subsecretarias, algún ministerio (eso mola, ¡eh, Garzón!) y carguitos varios, y colocar sobre el núcleo histórico del feminismo hispánico la expeditiva etiqueta de LGBTI ... (completen Vds. las siglas, que yo me pierdo) ... fobia, que cierra toda posible discusión condenando al réprobo a la exclusión moral y a la muerte social.

Es fácil imaginar la expresión de pasmo que se le habrá quedado a Lidia Falcón, pionera de la cosa -dicen que- igualitarista, y ahora vista como una abuela que chochea por esas mocedades sin aval de verdadera lucha ni más cultura que la consigna prefabricada y el meme ocurrente, mediante los cuales ingenieros sociales sin decencia ni escrúpulos les han convencido de que la identidad sexual es cosa elegida -no asumida- al cambiante capricho de cada cual, y que mutilarse, hormonarse y medicarse de por vida no es un riesgo para la salud física y mental, sino un derecho inalienable. La libertad, visto lo visto, era el transformismo.

La autodeterminación de género diluye el sujeto político del
feminismo

Solo que ese inestable género de "Transformers" negacionistas de su propia realidad está desplazando a las mujeres de los espacios propios que se les habían reconocido tras décadas de reclamaciones, y todo con la maquiavélica estrategia de quien sabe que el agua en que se introduce a la rana a cocinar debe calentarse lentamente hasta que la víctima ya ni conciba el rebelarse.

La cosa empezó con algo tan ajeno al feminismo reivindicativo como la candidatura a esa feria cárnica que es el concurso de Miss Universo, al cual España presentó a una mujer trans -o, lo que es lo mismo, a un hombre desnaturalizado- como si no hubiera mujeres bellas de las que echar mano. Y tras esto, la presencia cada vez mayor de ex-hombres desplazando a las mujeres genuinas de su espacio.

Se veía venir. Aunque cómodamente sentado y con palomitas,
no deja de tener su aquél.
No creo que las proto-feministas que abrieron espacios para sus congéneres quisieran meramente facilitar el terreno a esa forma de virilidad dimisionaria que son los trans, híbridos de una impostada apariencia femenina y una tenaz esencia masculina (el cromosoma "y", por ahora, sigue siendo inextirpable de sus genes).

La ambigüa Simone de Beauvoir, colaboracionista no solo con los nazis, sino también con los "castrati" vocaciones, desertores del sexo masculino, pedófila (en la teoría y en la praxis) y oficiante de la ceremonia de la confusión, aceptada por el feminismo mayormente por la ignorancia de sus partidarias -y el tradicional "chic" de lo francés, sobre todo para mentes con complejo de inferioridad cultural- no lo puso nada claro al afirmar en su engendro libro "El segundo sexo" que "mujer no se nace, se llega a serlo". Al parecer desde cualquier punto de partida, aunque por ahora solo en la especie humana. No le falten a la imaginación, queridos lectores.

Y respecto a la invasión de híbridos pseudo-hombres, pseudo-mujeres en los ámbitos femeninos -un fenómeno del que este blog ha dado cuenta-, un proceder que va de lo picaresco a lo criminal, cedo el testigo a Outono.net, que denunciaba hace un año la trampa de “garantizar la práctica deportiva de las personas trans e intersexuales de acuerdo a su sexo sentido” como una excusa para que hombres aprovechados arrebaten a las mujeres genuinas los trofeos a los que tienen derecho:


El sexo biológico influye, y mucho, en los deportistas: la musculatura de los hombres y de las mujeres no es la misma. Aceptar que cualquier hombre pueda participar en deportes femeninos alegando que se siente mujer supone hacerle un flaco favor a las mujeres deportistas. Ya ha habido casos significativos: en 2017 un hombre transgénero ganó un campeonato femenino de halterofilia, levantando 19 kilos más que la mujer que quedó en segundo puesto. El caso levantó polémica, igual que lo ocurrido hace dos años en Texas, cuando una chica que se está hormonando para ser varón ganó una competición femenina de lucha. 

Recordemos que durante años ha generado controversia el hecho de que la Alemania comunista dopase a muchas mujeres deportistas, provocando casos de transexualidad. Gran parte de ese dopaje consistió en administrar a las deportistas grandes cantidades de testosterona, entre 2000 mg y 3000 mg en un solo año. Sin embargo, la ideología de género ha convertido en algo respetable lo que antes se consideraba una trampa, y las primeras víctimas son las mujeres deportistas, que ahora compiten en inferioridad de condiciones ya sea con mujeres transexuales que se están hormonando porque se sienten hombres, o con hombres que ahora se sienten mujeres.

El deporte femenino se ha convertido en terreno abonado para el triunfo de los
trangénero. Otro flaco favor a la mujer por parte del pensamiento único domi-
nante. Ya las han desalojado de la Fórmula 1, del podio, de la idea de que pue-
den realizarse en la maternidad, del orgullo de llegar alto por sus propios mé-
ritos y no por cuotas, de una custodia racional y compartida, ... Y seguimos

Eso sí, como es de esperar, el debate sobre cómo la aceptación de la disforia de género acaba por perjudicar a las mujeres será escamoteado de los fastos del 8-M y tratado como lo son todas las contradicciones de un movimiento que parece asumir que la auto-crítica es lo que hace Juan Francisco Calero en YouTube. Las autoproclamadas portavoces de la mujer, en este tema como en otros, son maestras del disimulo, el mutismo y el hacer como si no pasara nada.

... aunque pase.

(posesodegerasa)


PD.: Curiosamente, me encuentro con que un artículo de EL MUNDO viene justo hoy, y apenas dos horas después de la publicación de esta entrada, a recoger la división del movimiento 8-M a causa del conflicto entre las teorías feministas y las teorías "queer", "trans" y LGTBI. El "cacao ideológico" es ya de dominio público.

Recomiendo echarle un vistazo a los comentarios que los lectores publican en la edición "online" de dicho artículo, porque hay algunos descacharrantes.

1 comentario:

  1. con el truco de la no discrminacion a quien se discrimina ningunea y se hace desaparecer es a la Mujer en especial al unico acto que es propio y exclusivo de la Mujer la Maternidad
    LA ofensiva Qeer obligo a que l abaja po rmaternidad se extendiera a los hombres ¿? cuano el unico sentido de la baja por maternidad ( que no paternidd) era permitir a las MADRES recuperarse del parto
    Y ahora la sentencia europea obliga a diluir ese esfuerzo por maternidad reconocido en nuestra SS o bien extendiendolo a los hombres o bien retirando ese complemento a las mujeres

    Esto si que es discriminacion contra la Mujer y contra la Maternidad

    Discriminacion encubierta y plenamente aceptada !!Viva el 8M!!
    Y todos felices

    ResponderEliminar