miércoles, 26 de febrero de 2020

UNA CANDIDATA MUSULMANA DE PODEMOS AFIRMA QUE «EL ISLAM IMPULSÓ LA SEGURIDAD SOCIAL Y EL VOTO FEMENINO»



De propaganda para analfabetos, al menos, hay que calificar la sarta de majaderías proferidas por Nora Baños, quien fuera número 47 en la candidatura de Podemos a las elecciones europeas de 2019, en el podcast Frecuencia I-vaginaria, presentado por la activista trans Tina Reci. Según la luminaria del partido morado (no hacer chiste obvio, no hacer chiste obvio ...), estudiante de Ciencias Políticas en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), «el profeta Mahoma impulsó la Seguridad Social, el voto femenino o el fin de la esclavitud».



Aparte de que solo un ignorante supino se tragaría la triple falacia, lo prodigioso es que su interlocutora no le preguntara el por qué de que, habiendo sido España ocupada por los musulmanes durante ocho siglos, la Seguridad Social se instaurase en 1908, en vez de en el 711, cuando los seguidores del Profeta se dejaron caer por aquí. Igualmente parece que el voto femenino solo se ha ejercido en países árabes bajo la presión de la Occidentalización, porque en pasajes como el del Corán 4:34 si queda algo meridianamente claro es el absoluto sojuzgamiento -nada feminista- de la mujer a su marido: las mujeres solo pueden tener un hombre, y el hombre varias esposas, de las que se divorcia si le place y a las que puede pegar impunemente con el beneplácito de las autoridades religiosas, que con frecuencia le orientarán sobre cómo hacerlo.


En cuanto a la esclavitud, el Corán la recomienda para los no musulmanes, tal como también se practicó por aquí en ocasiones como la protagonizada por Almanzor, quien destruyó Barcelona y vendio como esclavos 70.000 mujeres y niños catalanes en su Cordoba califal .

Pese a las evidencias históricas y teológicas Nora Re-baños expele por su boquita perlas como que «El Islam ya es feminista, ya vino a darnos unos derechos. Me hace mucha gracia cuando me dicen que cómo es posible que yo sea musulmana y feminista». Observese el sumiso "darnos" en lugar del lógico "reconocernos". La mujer musulmana solo puede ser objeto de concesiones del poder masculino ... y a eso esta hija de la LOGSE, la taquiyya y el complejo de inferioridad le llama "feminismo". ¡Mi enhorabuena al movimiento por su capacidad integradora!

Solo que la versión islamista de la custodia post-repudio consiste en que a las mujeres se les permite conservar los hijos hasta los 9 años. Después es el padre el que tiene la custodia, y la madre no tiene derecho ni a ver a su hijo. Y en cuanto a la herencia, empiezan a concederle a la mujer el "equitativo" sistema de poder recibir la mitad de lo que un varón. Eso sí, es el sistema garantista e igualitario de occidente el que merece el nombre de "patriarcado".

Continúa el festival de disparates: «¿Qué hizo el Islam a través del Corán? Pues dar derechos a las mujeres y a los hombres. ¿Cuál fue el principal derecho que dio? La Seguridad Social. Segundo: el derecho al voto, ¿hace cuántos años en España tenemos derecho al voto? En el Islam hace 1.500 años que tenemos derecho al voto, y como esto muchísimas cosas» (sin aportar ejemplos, claro, básicamente porque nunca se dieron).

Prodigioso, cuando al Islam le falta más de un siglo para tener la antiguedad aducida.

Boda de un jeque con una niña de 9 años. ¿A alguien se le
ocurre algo más feminista?
«Cuando dicen que somos retrógradas, misóginas y todos estos conceptos, yo digo: ¿Lo piensas realmente por los estereotipos, rumores y prejuicios que has escuchado en la calle o te has puesto a leer los escritos religiosos y te has analizado el contexto histórico y sociológico de la etapa preislámica y la actual?»

Nora, leer escritos que recomiendan la guerra santa, el asesinato del apóstata, las relaciones sexuales con niñas esclavas, la supeditación de la mujer al hombre (“Llamad, para que sirvan de testigos, a dos de vuestros hombres; si no los hay, elegid a un hombre y a dos mujeres de entre quienes os plazcan como testigos, de tal modo que si una yerra, la otra subsane su error”) y otras lindezas por el estilo es el mejor antídoto para celebrar el no estar sometida al yugo del islamismo. Si sueltas una invitación como esa es porque sabes que los destinatarios de tus falsedades no van a estar por la labor de leer algo que requiere un mínimo de tiempo, dedicación y comprensión lectora.

Que declaraciones de la falsaria del pañuelo en la cabeza no provoquen el repudio inmediato de toda la clase política demuestra el bajísimo nivel educativo del personal. Una ideología en cuyo nombre se lapida a adúlteras, se ahorca a gays, se encarcela a mujeres por quitarse el velo -negarse a llevar el hiyab en Irán está penado con 23 años de cárcel- o se venden esclavas sexuales -«Es un error cuando pensamos que Islam es una religión, es un sistema político» es, a todas luces, la única verdad proferida por la propagandista Baños- solo puede complacer a nostálgicos del gulag, la guerra santa y el genocidio.


Uno ya no sabe qué le tocará escuchar en el futuro, porque hay mamarrachadas que ponen el listón muy alto. El "feminismo" que viene parece más bien surrealismo en estado de "delirium tremens". Y parece mentira tener que recordar que "Islam" significa "sumisión", y que la Seguridad Social, el voto femenino y otros adelantos de la civilización sólo se han producido en paises occidentales NO MUSULMANES.

Y decirlo alto y claro no es ser islamófobo. Es tener conocimiento de causa. La que le falta a la deponente (tomado el término en su sentido más escatológico) lerda del trapo en la cabeza, tonta de (chil)haba donde las haya.



(posesodegerasa)

No hay comentarios:

Publicar un comentario