lunes, 24 de febrero de 2020

ISRAEL POSIBILITA LA IMPUNIDAD DE JUDÍOS PEDERASTAS DE EEUU.



Nuevamente el Estado de Israel se hace merecedor de poner en él nuestra atención, y nuevamente, no de un modo laudatorio, sino para hacernos eco de cómo la concesión de la "nacionalidad automática" para los judíos norteamericanos que se acogen a ella está sirviendo para que pedófilos acusados evadan la acción de la justicia (el estado sionista no tramita las órdenes de búsqueda de la Interpol), algo que la propia cadena norteamericana CBS denunciaba recientemente.



Si nos referimos nuevamente al Estado judío, como ellos mismos gustan denominarlo, es debido a que con su comportamiento criminal se hacen más que merecedores de nuestra atención y crítica. Lo que resulta más que sospechoso es que los medios mayoritarios cubren con un oscuro e impenetrable manto de silencio toda aquella noticia que ponga de manifiesto el comportamiento o política criminal que se pueda relacionar con Israel o con el pueblo judío en general.

El pueblo judío se ha ganado a pulso en los últimos dos mil años, pero especialmente desde que en1947 fue fundado el Estado de Israel la antipatía desde su fundación en 1947, la antipatía, e incluso el odio, de gran parte de la población mundial. Y es que su mentalidad, derivada de las enseñanzas que transmite la Torá, los lleva a considerarse superiores al resto de la humanidad y a ver en los no judíos meras bestias con forma humana nacidas para servirles.

Del mismo modo la consideración de pueblo elegido los lleva a verse distintos y superiores al resto de pueblos de la tierra, siendo precisamente de este planteamiento de donde deriva que independientemente de que viviesen o estuviesen sometidas legalmente a las autoridades de uno u otro reino o imperio los judíos no se sentían ni se sienten miembros de la comunidad social y política que tales reinos o imperios conformaban. Siendo esto así no se consideraban y consideran obligados a ningún tipo de lealtad hacia el reino, país o impero en el que viven y del que tienen nacionalidad.. Resultado de todo esto es que a lo largo de la milenaria historia europea los judíos han sido expulsados de todos los reinos que la conformaban.

Con la instauración del Estado de Israel para nada ha cambiado esta intima desafección de los judíos hacia las naciones en las que viven, excepción hecha de los que viven en el mismo Israel.

Al igual que se da esta desafección hacia las naciones y países en los que viven debido a que se consideran parte de un pueblo distinto y superior al resto de las sociedades políticas de la humanidad, desde la creación en 1947 del Estado de Israel los judíos extendidos a lo largo y ancho de todos los países de la tierra sólo guardan lealtad a sus países siempre y cuando esta lealtad no entre en conflicto con el del Estado judío de Israel, y siempre detrás de la lealtad a Israel y sus intereses.


Consecuencia lógica de la idea de pertenencia a un pueblo elegido que es distinto, y superior, al resto de los pueblos existentes es la ayuda mutua entre los pertenecientes al “pueblo elegido”.

Y tras la creación del Estado de Israel el servicio al Estado judío por encima de cualquier obligación a aquel en el que viven lleva aparejado que el Estado de Israel asuma el cuidado, la defensa, y si es preciso la ocultación de aquellos judíos que vivan fuera de sus fronteras, poniendo los intereses de estos por encima de las circunstancias legales y/o morales que puedan darse fuera de Israel.

Debido a esta cosmovisión supremacista del pueblo judío en general y del Estado de Israel en particular nos encontramos con que este Estado ha dado numerosas muestras de crueldad, de crimen y de auxilio a criminales judíos.

Consecuencia de todo lo anteriormente expuesto es que el Estado de Israel está centrando sus esfuerzos en salvaguardar y esconder a los judíos con nacionalidad estadounidense perseguidos por la justicia de los EEUU debido a su participación en odiosos crímenes relacionados con la pederastia. Se trata de un apoyo incondicional absolutamente inmoral, y es inmoral en tanto que no considera la gravedad o grado de perversión del acto que pueda haber cometido el judío perseguido por la justicia, tan sólo considera el hecho de que el sujeto que es buscado por la justicia sea judío.

Este comportamiento que se concreta en el encubrimiento y ayuda por parte de Israel a judíos norteamericanos acusados y perseguidos por la justicia de aquel país era ya conocida y había sido hecha pública a través de medios digitales alternativos, pero ahora nos encontramos con algo nuevo que es que la información aparezca en un medio de comunicación de tanta importancia como es la CBS.

La información que aporta CBS, la cual acompaña a una organización de judíos norteamericanos que habían sufrido abusos cuando eran menores, señala que muchos de sus abusadores, también judíos, se acogieron a la denominada “nacionalidad inmediata” que otorga Israel a los judíos estadounidenses. De este modo las órdenes de búsqueda de la Interpol dejan de ser operativas.


Esperemos que esos mismos medios que a bombo y platillo referían plenos de odio, y con razón, el más pequeño suceso de abuso de menores por parte de algún sacerdote católico y que en sus comentarios generalizaban a la totalidad de los sacerdotes católicos e incluso a toda la Iglesia pongan ahora una milésima parte de ese interés para dar a conocer el papel encubridor de Israel a los pederastas judíos yanques acusados de abuso de menores, muchos de ellos rabinos.

Y sobre todo que pongan de manifiesto el dato de que el Estado de Israel por medio de subterfugios legales como darle la nacionalidad israelí a judíos norteamericanos acusados y buscados por pederastia está de hecho colaborando con los abusos a menores y con las redes de trata de menores a manos de judíos.


Pero en este mundo es primordial ser realista a la hora de analizar e incluso de desear las cosas. El deseo es que toda la caterva de periodistas sensacionalistas que han extendido a toda la Iglesia católica y a su clero la sospecha de ser responsables de abusos contra niños pongan al menos el mismo empeño en dar a conocer los abusos de menores provocados en Estados Unidos por judíos, incluidos rabinos, y pongan de manifiesto el papel encubridor de Israel respecto de ese gravísimo tema.

Pero como más arriba hemos señalado todo ha de someterse al principio de realidad, y esta realidad no es otra que todo tema relacionado con los judíos o con el Estado de Israel no se puede tratar a menos que se haga de manera laudatoria o haciendo una loa lacrimógena. Para colmo de males la inmensa mayoría de los medios de comunicación masivos son propiedad de sionistas o sus órganos de dirección están en manos de capital financiero judío.

(Visto en https://tierrasinnubes.blogspot.com/)

1 comentario:

  1. ¿y se escndalizan de eso?

    Solo tienen que leer la obra de Jose Caro el Shuljan Aruj

    https://es.wikipedia.org/wiki/Shulj%C3%A1n_Aruj

    y sabran lo que es licito hacer con las niños goim

    Ah! y ese libro aun se sigue enseñando en algunas escuelas judias y ha sido investigado en un proceso penal en rusia

    http://www.russia-talk.com/rf/obrashchenie-sp.htm

    ResponderEliminar