martes, 11 de febrero de 2020

INGENIERÍA SOCIAL: "DIVIDE Y VENCERÁS"



Walter Benjamin hablaba en 1936 de cierto proyecto político cuya meta era satisfacer el deseo de los explotados de exhibirse y expresarse, precisamente para evitar así que reclamasen sus derechos.

La crisis económica ha restringido las políticas de igualdad económica que fueron la base del bienestar jurídico y social de la posguerra mundial, y que requieren una formidable inversión pública.

Estas politicas por un sistema de amplia clase media, han sido a menudo sustituidas por las políticas de identidad (ecologista, animalista, gay, Lgtb, linguística, feminismo ...), que, por operar ante todo en el dominio simbólico (es decir, en el de la expresión y la exhibición), resultan a corto plazo mucho más baratas y mantienen a las masas distraidas y divididas.


A largo plazo, sin embargo, pueden generar el espejismo de que los derechos de los ciudadanos se apoyan, no en lo que tienen en común con todos los demás ( largas jornadas laborales, bajos sueldos, inseguridad en el trabajo, no acceso a la vivienda…...), sino en lo que les distingue de ellos.

Esto es lo que Benjamin llamaba "la estetización de la política", algo que, según él, culmina necesariamente en la estética de la guerra. Aunque esta guerra se libre sólo en el terreno simbólico y su principal campo de batalla sean las "redes sociales".

El resentimiento que así se genera contra la propia noción de ciudadanía malamente pueden aplacarlo las instituciones del Estado de derecho que se sustentan en esa noción.

De ahi la enorme popularidad que han adquirido el antagonismo irreductible, el ciberbullying y las ofensas a la identidad como conceptos políticos, en detrimento de la desgastada noción de acuerdos y "consenso".

En esto consiste la distracción constante que nos impide poner el foco en los verdaderos problemas a considerar si queremos evitar que el mundo siga siendo escenario de escandalosas desigualdades que ponen en jaque el futuro de la humanidad.

(Fuente: http://joanfliz.blogspot.com/)

3 comentarios:

  1. "No hay futuro"
    Siempre hubo que construirlo...
    Se hace el camino al andar.

    ResponderEliminar
  2. En España, de nuevo, tenemos el dudoso honor de ser el laboratorio, en el que probar los nefastos efectos de implantar "ismos" de todo pelaje, con el fin de dividirnos.
    Y a la vista está que, por el momento, están teniendo éxito...

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, la humanidad nunca ha tenido futuro, siempre los de arriba esclavizando a los de abajo, desde siempre, si alguno duda sobre esto es que tiene un serio problema de ceguera... mental.
    Hay personas que aún se creen que el famoso 15-M fue la consecuencia de una revuelta social asqueada con un poder político que no cubría sus necesidades sociales, Democracia real ya y de ellos los bolivarianos de Podemos, si, podemos engañar a los borregos y así ha sido, disidencia controlada, damos a los incautos un cauce de frustración y el resto se queda en casa viendo Gran hermano y demás chorradas, divide et impera, la frase que acuña todos los imperios y ya saben, algunos, que estamos en un imperio... económico.

    ResponderEliminar