domingo, 2 de febrero de 2020

EL CIERRE DEL CASO "JULEN" RESULTA TAN SOSPECHOSO COMO TODO LO QUE LE PRECEDIÓ



El "reality" que tuvo en vilo a todo el país hace un año con la caída de un niño de dos años a un pozo ilegal de una finca en el Cerro de la Corona en Totalán parece cerrarse con la aceptación por parte del único acusado por los hechos de una pena menor tras el acuerdo entre las partes. En su momento la versión oficial de lo sucedido fue discutida por quienes veían en el psicodrama televisado desde una escenificación para justificar la incautación estatal de los muchos pozos ilegales diseminados por el país hasta la conspiranoia extrema de quienes conectaban datos numerológicos -sorprendentemente coincidentes- del suceso con las incoherencias -sorprendentemente burdas- del relato.


Hagamos un breve resumen desde el principio:

- Según publicó la web de Telecinco en su momento, un anterior hijo de la pareja murió de cardiopatía cuando tenía 3 años. A pesar de la desgracia, la madre rechazó cualquier tipo de ayuda psicológica.

- Más tarde se quedó embarazada pero “se vio en la obligación de abortar en un estado avanzado de gestación a causa de una serie de problemas en el feto".

- Después, Julen, de 2 años y medio, cae por un pozo minúsculo en el que es casi imposible que quepa un niño de esa edad. En la caída provoca un desprendimiento de tierra que le sepulta provocando su muerte. Contraviniendo las leyes de la física, la bolsa de chuches que Julen tenía en la mano queda por encima del desprendimiento.

- Ahora se acaba de publicar que la madre ha vuelto a perder al niño que estaba esperando.

Agradecería que algún matemático me dijera las posibilidades estadísticas de que le pase a una misma pareja todo este cúmulo de desgracias con sus hijos.


Pero aún hay más:

- Tras convertir la aparente desgracia en carnaza para la televisión basura, que nos ofreció 24/7 hasta los más nimios detalles de la operación de rescate, cuando el cuerpo del pequeño Julen fue sacado del túnel se saboteó toda toma de imágenes del momento, del que no quedará constancia gráfica. Y no con algo tan a mano como una mampara o una sábana, sino ... con láseres.


- Los trabajadores que trabajaron en el rescate del niño firmaron un acuerdo de confidencialidad que les impedía dar a conocer cualquier dato que pudiera contravenir lo que nos han contado. La excusa fue la publicación por parte de "El Español" de una supuesta "fake new": que el cuerpo de Julen se hallaba a enorme profundidad bajo un tapón de arena. Días después todos los medios confirman que ese extremo era rigurosamente cierto.

A quien le haya chirriado lo de "arena", y no "tierra", le recuerdo lo adelantado por el diario y finalmente corroborado por todos los media: "si el niño tuvo una caída libre de 71 metros y pesaba 12 kilos, alcanzó una velocidad de 9,8 metros por segundo. Lo que significa que se fue chocando a gran velocidad con las paredes del pozo y encima de él fue formando 'un montón de trozos de roca". Como concluye El Blog de las Sombras: "Es decir, que la pizarra y la cuarcita que desafiaron a los taladros de los mineros y que tuvieron que ser vencidas con cuatro microexplosiones fueron pulverizadas sin problemas por el cuerpo de Julen al caer. Si esto no es una tomadura de pelo, no sé qué es. Pero, además, esta afirmación no es compatible con otra que venimos leyendo en los medios: que Julen descendió los 71 metros en caída libre. Si se iba golpeando con las paredes del pozo, ya no podemos hablar de caída libre".


- Y ahora se suspende el juicio en el que se iba a investigar exactamente lo que había pasado con Julen. El supuesto culpable de la muerte de Julen, el dueño de la finca donde estaba el pozo, acepta un año de cárcel (no lo cumple al no tener antecedentes) y pagar 180.000 euros de indemnización a los padres. Pero ¡nuevo milagro! aparece “un buen samaritano” anónimo, “un empresario de Oriente Medio”, según El Español, socio del bufete de abogados que le ha llevado el caso y decide pagar él mismo los 180.000 euros que tenía que pagar el dueño de la finca. Se los paga porque sí. Por su cara bonita.


- La encargada de dirigir todo el operativo del caso es ascendida a nueva Directora de la Guardia Civil tras la formación del nuevo gobierno, una constante con la que se viene recompensando a quienes encubren una versión oficial trapacera, ¿verdad, señor juez Bermúdez?.

(Fuentes: Miguel Blasco; El Blog de las Sombras)

4 comentarios:

  1. El sistema nos presenta cada dia una obra de teatro, no somos ni los actores secundarios, nos somos nada y encima somos borregos-esclavos de todo... pobre estúpido aquel que sea crea parte de algo.
    Nos estafan, nos roban, nos matan, nos engañan, votamos porque nos creemos su democracia y encima buscamos siempre el lado bueno-positivo... en fin, tenemos lo que nos merecemos.

    ResponderEliminar
  2. Pues todo está muy claro:
    Aquí hay una enorme mafia dedicada al tráfico de drogas.
    Los pozos nunca se hacen en lo alto de una colina, sino en las partes más bajas del solar para llegar lo antes posible al agua.
    Presuntamente, ese pozo no estaba destinado a encontrar agua, sino a esconder "cosas" ilegales en él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Dedicada sólo al tráfico de drogas? ¿O al tráfico de algo más?

      Eliminar
  3. Los que mueven los hilos de esta mátrix cada vez son más ridículos y se les ven todas las costuras a sus montajes inverosímiles.
    Lo patético es que la mayoría se los crean sin cuestionamiento alguno...

    ResponderEliminar