martes, 24 de diciembre de 2019

EL SORTEO DE LA LOTERÍA DE NAVIDAD, BAJO SOSPECHA



No solo son las elecciones. La centrifugadora de iluSIONes que es el negocio de la Lotería Nacional tampoco parece librarse del festival de fraudes, estafas y cohechos en que se ha convertido la vida pública en este país. Las siguientes imágenes hablan por sí solas:



Hasta el más despistado no puede dejar de ver lo que parece un cambiazo en toda regla. Por supuesto, Loterías del Estado -"del Estado" por decir algo, puesto que fueron vendidas a la banca Rothschild, con lo cual ya sabemos que son ellos quienes deciden quienes deben ganar- ha salido al paso de las críticas con un comunicado autoexculpatorio, solo que parece que no cuela:


No es la única manipulación que sospechamos en este circo. Atención al hombre que pasa detrás del bombo y juzgue el lector si está colocando algo en la parte inferior, algo como, no se, un imán que pueda atraer una bolita trucada con un núcleo metálico (qué cosas más raras se nos ocurren a los conspiranoicos, ¿verdad?):



Más sorpresas: un agricultor de Mollerusa (Lérida) compró todos los décimos de un número que incluye tres ceros -dos al inicio- y a cambio de su "inspirada" inversión de 7200 € ganó 18 millones. El que crea en lo paranormal que le envidie, pero este hombre SABÍA que ese número iba a ganar uno de los premios importantes. ¿Podía ser la bolita "cargada" la que le benefició? (Perdón, que esas cosas hemos dicho que no pueden ocurrir).

Pero el caso es que las sorpresas de la Lotería se están convirtiendo en costumbre. Recordemos, por ejemplo, lo ocurrido el 22 de octubre del pasado 2018, cuando el mismo número salió premiado en el Cuponazo de la O.N.C.E. y en el sorteo de la Lotería Nacional con solo 16 horas de diferencia (la probabilidad de que eso ocurra al azar es de una entre "solo" 10.000 millones).


Pero ocurre. Como ocurre que el interventor que "repone" la bola caída -sin mostrarla al Notario ni a las cámaras- resulta luego que llevaba tres décimos:



Y si alguien sigue creyendo en la legalidad y la transparencia de estos aquelarres ya puede ir comprando su participación en el Sorteo del Niño, que a alguien hay que engañar.

(posesodegerasa)

PD. día 24 9.35h.: "Apellido Obligatorio" cuenta la faena con tanta gracia que no me he resistido a enlazar su denuncia (censurada en YouTube, "of course") de este bochornoso suceso:

5 comentarios:

  1. Es que no se cortan un pelo...La desvergüenza es total. Sí, manipulamos el sorteo porque nos sale del níspero, ¿qué pasa? Ojalá que para el sorteo del Niño, no comprara ni el Tato, que la recaudación tuvieta un bajonazo histórico. Dan asco

    ResponderEliminar
  2. No sé si habéis observado el gran parecido físico entre el agricultor que compró todos los décimos y el hombre que mete la bola disimuladamente en el bombo y que se la ocultaba bajo los tres dedos, quizá pudiera ser la misma persona! Qué opináis?

    ResponderEliminar
  3. Respecto al número 81756 se ve claramente qué es un corta y pega el montaje, ya que la voz del niño se entrecorta, hay que ser objetivos y ver lo real pero no los montajes chapuceros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo cierto es que "me la han colado" y que hasta tu comentario no he sido consciente de ello. Reconozco mi error y para no propagar un "fake" procedo a retirar el "tweet" de la entrada.

      Eliminar
    2. Posesodegerasa muchas gracias por el trabajo y la información que nos aportas cada día, es muy normal que se hagan este tipo de montajes ya que en cierto modo pienso qué son para distraer y confundir, pudiendo ser una manera de desviar el tema principal. lo que a mí me extrañaba es que tú con lo acertado que eres para todo el contenido que aquí tratas no te hubieses dado cuenta,un saludo!

      Eliminar