jueves, 19 de diciembre de 2019

DECÁLOGO SOBRE LAS NOTICIAS FALSAS


Iwo Jima al revés: la Guardia Civil lucha por arrebatar a los cata-zombies la estelada que
nunca estuvo allí: fue añadida "a posteriori" con Photoshop. La denuncia de la vergonzan-
te manipulación llegó hasta el diario "Le Monde"

Está de moda "luchar" contra las Fake News.

Políticos y empresas entienden que las Fake News son una amenaza para la economía y la política y trabajan para tener la información disponible bajo control.

Lo que no se escaa a nadie es que las grandes empresas y políticos son los primeros que han aprovechado los bulos y las noticias falsas. Lo que tratan de combatir no son las noticias falsas, sino las noticias falsas fuera de control que desbaraten sus planes y con ese motivo, parecen dispuestos a generar un estado de control informativo al estilo soviético o nazi, e incluso a veces se vislumbra la intención de crear un "ministerio de la verdad" -como anticiaba Orwell- donde solo se permita lo politicamente correcto y se sancione lo que no cuente con el consenso y el apoyo del poder.

En un mundo donde la mayoría de los medios están parasitados por el poder político y el resto luchas por sobrevivir a fuerza de mendigar publicidad, se hace necesario que la gente sea advertida del peligro al que nos enfrentamos.

Hablan de crear organismos de control, estrategias públicas (la UE ya está ponendo en marcha estrategiar prácticas de censura y control) y "medios alternativos" como "snopes" o "maldita", que refuercen las noticias del poder y ridiculicen o amenacen las discrepancias.

Afortunadamente, ese engendro que se buscaba de la "neutralidad de internet", esta muriendo, y cada vez es más fácil y necesario acceder a nuevas formas de conexión y de tráfico.

Algunos especialistas de renombre reconocen que estos medios de control y coerción son perjudiciales y nada eficaces. Se trata de educar a la población para que distinga noticias falsas -vengan de entidades privadas o públicas- de las noticias verdaderas, sin intervenir en el libre intercambio de información.

Estos son algunos consejos útiles:

1) DESCONFÍA DE QUIEN VENDE INFORMACIÓN:

No confíes en noticias de medios conocidos por falsear la realidad, manipular los buscadores o cuyo negocio es la venta de datos personales como Google y Facebook. Las noticias que publican los portales y buscadores son ganchos para su negocio.

2) DESCONFÍA DE QUIEN VIVE DEL PODER:

No confíes en noticias de medios de prensa quebrados o endeudados que viven de la publicidad institucional y los favores del Gobierno. Exige transparencia en las cuentas de los medios (como La Sexta, El País, El Periódico de Cataluña, La Vanguardia, etc.) Si no publican sus cuentas (deudas – beneficios), o los ingresos por publicidad desagregada (estado CCAA, detalle de empresas que gastan más de 500.000€ en publicidad), no creas sus noticias: suelen ser noticias por encargo.

No creas en las noticias comprometidas o por encargo.

3) DESCONFÍA DE QUIEN COBRA POR INFORMAR:

No confíes en las noticias de medios que se dedican a las relaciones públicas o a las “Branded News”, como El Español, o el grupo A3Media. Sus noticias suelen ser parte de un compromiso con empresas y agentes políticos. Las agencias de imagen no viven de informar.

4) DESCONFÍA DE LA “CIENCIA” SIN PAPELES:

No confíes en noticias “científicas” que no adjuntan estudios serios (estadísticas, ensayos, estudios científicos, etc.) y que no enlazan al texto de dichos estudios. Si no enlazan los estudios originales o solo enlazan a un resumen o si enlazan a un estudio que hay que pagar para leer, no te fíes, suelen ser noticias cocinadas. No confíes en noticias basadas en datos “científicos” incompletos. La ciencia creíble debe ser accesible.

5) DESCONFÍA DEL INFORMADOR ANÓNIMO:

No confíes en informaciones impersonales. Si el periodista o quien escribe, no es conocido o no es fácil de conocer, no merece tu confianza.

Si se esconde, no es de fiar.

6) DESCONFÍA DEL ESTADO. POR SISTEMA:

No confíes en la información que proviene directamente del Estado. Hay una larga historia de mentiras engaños y corrupción que avala el descrédito de funcionarios, políticos y agencias públicas. Desconfía de las agencias estatales de noticias o de las noticias procedentes de “foros internacionales” -Davos, fundaciones filantrópicas, organizaciones internacionales-.

El estado y sus agentes suelen mentir. Desconocemos sus deudas y compromisos.

7) DESCONFÍA DE LAS NOTICIAS VIRALES:

No confíes en las noticias que se repiten en todos los medios “oficiales” palabra por palabra. Si coinciden es porque ningún periodista ha hecho comprobación alguna. No confíes de noticias “virales”. Cuando una noticia, un personaje o una asociación se hace viral es porque se ha puesto en marcha un mecanismo caro e interesado.

Una “estrella fugaz” no suele ser casual.

8) DESCONFÍA DE LA NOTICIA EMOCIONAL:

No te fíes de las noticias que tratan de humillar, desprestigiar o injuriar a una persona o colectivo. El mensaje emocional -miedo, asco, odio- es la primera señal de alarma de la noticia falsa.

9) DESCONFÍA DE LA PROPAGANDA:

No te fíes de las noticias que tienen como objetivo cambiar tu forma de pensar, tus creencias, tus valores o tu condición. La información debe ser neutral. La opinión o las arengas, no son informaciones sino propaganda. La mezcla entre información, opinión e ideología, no es de fiar. Distingue entre información y opinión.

10) SÉ AUTO-RESPONSABLE:

Consume información bajo tu propia responsabilidad. No dejes que te digan de quién puedes fiarte y de quién no. Comparte aquello en lo que crees.

Si una fuente o una noticia cumple con tres o más criterios anteriores, recházala.

Luis de Miguel Ortega
(Visto en https://con-sentimiento-informado.blogspot.com/)

2 comentarios:

  1. "Lo que tratan de combatir no son las noticias falsas, sino las noticias falsas fuera de control que desbaraten sus planes".
    Más bien, lo que tratan de combatir son las noticias verdaderas fuera de control (a las que tildan con cinismo de "fake news"), y que no les interesa que se sepan, no sea que éstas les desbaraten los planes, por dejarles con sus impudicias al aire...

    ResponderEliminar