domingo, 22 de diciembre de 2019

ASÍ SE GESTÓ EL SISTEMA DE ESCLAVITUD “LEGAL” (2ª Parte)



Las bulas papales

En el año 1.302 el Papa Bonifacio emitió su infame Bula Papal Unam Sanctam, el primer Fideicomiso Expreso.

Él reclamó control sobre todo el planeta, lo que lo hizo “Rey del mundo”. En celebración, comisionó un sombrero en la forma de un cono de pino con una elaborada corona en su base, la que más tarde se convirtió en la Triple Tiara, la corono triregnum (o de los Tres Reinos), cuyo verdadero significado describiremos a continuación.

El cono de pino es un antigüo símbolo de fertilidad y uno tradicionalmente asociado con Ba’al tanto como el Culto a Cibeles.

También representa la glándula pineal en el centro de nuestro cerebro -de naturaleza cristalina- la que nos permite acceso a La Fuente Creadora, de ahí los símbolos de cono de pino de 4 metros en el Vaticano.

La primera corona es la corona de la Tierra

El Papa Bonifacio VIII fue el primer líder en la historia en crear el concepto de un Fideicomiso, pero el primer Fideicomiso Testamentario a través de un título y testamento, creando un estado fallecido, fue creado por el Papa Nicolás V en 1.455 a través de la Bula Papal Romanus Pontifex.

Esta es una de las tres bulas papales que incluyen la línea con las primeras palabras “Para una remembranza perpétua”. Esta Bula tuvo el efecto de traspasar el derecho de uso de la tierra como Propiedad Real, a partir del Fideicomiso Expreso Unam Sanctam, hasta el control del Pontífice y sus sucesores en perpetuidad.

Por consiguiente, toda tierra es reclamada como “tierra de la corona”. Esta primera Corona está representada por el primer Cestui Que Vie creado cuando nace un niño. Lo priva de todo título de beneficios y derechos sobre la tierra.

La segunda corona es la riqueza común

Esta segunda Corona fue creada en 1.481 por Sixto IV con la Bula papal Aeterni Regis, significando “Gobierno Eterno“, siendo sólo la segunda de las tres bulas papales como Fideicomisos Testamentarios.

Esta Bula Papal creó la “Corona de Aragón”, más tarde conocida como la Corona de España, y es el administrador más alto y soberano de todos los Esclavos Romanos, sujetos al Pontífice Romano.

España perdió la corona en 1.604 cuando fue otorgada al Rey James I de Inglaterra por parte del Papa Paulo V, después de una exitosa travesía de la “Unión de Coronas” o Riqueza Común en 1.605 después de la operación de falsa bandera de la “Conspiración de la Pólvora” (Complot de 1.605, conocido también como la “Traición Jesuíta”, que fue un fallido intento de asesinato contra el Rey James I de Inglaterra y VI de Escocia por parte de un grupo de Católicos provinciales Ingleses liderados por Robert Catesby).



Esta segunda Corona está representada por el segundo Fideicomiso Cestui Que Vie, creado cuando un niño nace, por la venta del Certificado de Nacimiento como un BONO a la banca central privada de la nación, privándonos de la posesión de nuestro cuerpo físico y condenándonos a la esclavitud perpétua como una persona Romana o esclavo.


La tercera corona es la sede eclesiástica

La tercera Corona fue creada en 1.537 por Paulo III a través de la Bula Papal Convocación, también significando la apertura del Concilio de Trento. Es el tercer y final Título Testamentario y Testamento de Fideicomiso Testamentario, establecido por la reclamación de todas las “almas perdidas”, extraviadas en la Sede (Vaticano). De aquí la derivación del término “Perdidos en el Mar” (Lost to the see –> Lost to the sea), como se nos tipifica a todos los humanos esclavos, habiéndosenos dado el estatus de ’Perdidos y Muertos en el Mar’ y complotando arreglos porteriores para subyugar por medios de guerra electrónica de acoso a la Humanidad. para robar los Fideicomisos de la Humanidad. Y esto es uno de los mayores complots en la historia de la humanidad hasta la fecha. Todo esto explica el por qué la Iglesia Católica tiene poder y tanta influencia en todo el planeta. Pero -por supuesto- sólo unos pocos lo saben, y jamás reconocerán ante los esclavos que detentan un poder malhabido sobre ellos.

(Fuente: http://elindagador.cl/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario