sábado, 31 de agosto de 2019

UNITED 93, DESCUBRE UNOS DATOS DESCONCERTANTES SOBRE EL DÍA QUE CAMBIÓ EL MUNDO



Hoy vamos a prestar atención a unos datos concluyentes sobre uno de los vuelos del 11-S que obligan a replantearse lo sucedido “el día que cambió el mundo”.

En un artículo anterior vimos como el vuelo United 93 despegó del aeropuerto de Newark cuarenta minutos antes de lo que marca la versión oficial.

¿Podría ese avión haber despegado antes para ser sustituido en vuelo por un avión no tripulado?.

A las 11:43 de la mañana del 11-S del 2001 apareció una noticia que resquebrajaba la versión oficial. Decía lo siguiente: “Un avión aterriza en Cleveland por temor a tener una bomba en su interior”. El texto de la noticia explicitaba que “un Boeing 767 de Boston hizo un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto internacional de Cleveland Hopkins por la preocupación de que pueda llevar una bomba a bordo, según informó el alcalde Michael R. White”.

“El alcalde ha informado que el avión ha sido trasladado a un área segura del aeropuerto y ha sido evacuado”.

“United ha identificado al avión como el United 93 de Boston.”

La noticia fue reportada por Liz Foreman, periodista de un medio de comunicación menor de Cincinnati, la WCPO Tv, en su página web. Foreman informó que la noticia había sido tomada de la agencia de noticias Asociated Press.


Una vez se confirmó la versión oficial del “vuelo de los héroes del United 93”, Foreman y la WCPO, asustados, se retractaron y borraron inmediatamente la información de su página web, pero gracias al portal “Wayback Machine”, especializado en guardar copias de noticias que han sido borradas, hemos podido podido rescatar esta información de las garras de la versión oficial.

¿Qué pasó realmente en el United 93?.

Analicemos la lista de los 33 pasajeros y 7 tripulantes, comparando los nombres que la integran con el registro de defunciones de la Seguridad Social de los EE.UU., un registro imprescindible para el cobro de las indemnizaciones por parte de los familiares de las víctimas (sin registrar la muerte del fallecido la familia no puede cobrar ninguna prestación ni indemnización).

Observa.

En el año 2001 aparece como fallecido en el registro oficial Thomas E. Burnett, que vivía en Indianapolis, Marion, Indiana, pero en la versión oficial aparece un Thomas E. Burnett que vivía en San Ramon, California, casado y con tres hijas.

Seguimos.

William J. Cashman, de quien no hay registro de su domicilio en vida. Según la versión oficial Cashman viajaba con su amigo Patrick J. Driscoll, residente en Manalapan, New Jersey.

Pero en el registro de defunciones solo aparece fallecido en ese año un Patrick J. Driscoll, residente en Englistown, Monmouth, New Jersey.

Los datos desconcertantes continúan.

Georgine Corrigan. Tampoco hay registro de su domicilio en vida. La versión oficial cuenta que hay una Georgine Rose Corrigan de Hawai.


La versión oficial habla de Edward Porter Felt, domicilio en Matawan, New Jersey.

Pero en el registro de defunción de 2001, consta un Edward T. Felt (no Porter) y residente en Denver, Colorado.

Andrew Garcia, con domicilio en Portola Valley, California.

En el registro de defunciones hay un Andrew Garcia, pero de Hanford, Kings, California.

Wanda Anita Green, con domicilio en Lnden, New Jersey, según la versión oficial.

Según el registro de defunciones consta una Wanda Green (no Anita), en Miamisburg, Ohio, y una Wanda S. Green sin domicilio referenciado.

Donald Freeman Greene de Connecticut

No hay ningún Donald F. Greene en el registro oficial de defunciones de la Seguridad Social en todo el año 2001.

Nicole Carol Miller.

No hay ninguna Nicole Carol Miller en el registro de defunciones de la Seguridad Social de ese año. Solo hay una Nicole Maryann Miller.

Louis j. Nacke, domiciliado en Pennsylvania, versión oficial.

En el registro de defunciones de la Seguridad Social de ese año, solo hay un Louis P. Nacke de Maryland.

Christine Ann Snyder, de Hawai

En el registro de defunciones oficial no aparece. Solo aparece una Christine G. (no Ann) Snyder , residente en Carolina del Norte.

Del resto de pasajeros y tripulantes no aparece ninguno en el registro de fallecidos de la Seguridad Social de ese año 2001 ... excepto los siguientes ocho nombres:

Patricia Cushing de Bayonne, New Jersey.

Jane C. Folger de Bayonne, New Jersey.

Collen L. Fraser de Elizabeth, New Jersey.

Donald A. Petterson y su esposa Jean, de Spring Lake, New Jersey.

Mark D. Rothenberg

RichardJ. Guadagno aparece como fallecido en ese año. No hay registro de su domicilio. La documentación de Guadagno que lo identificaba como agente de la ley fue encontrada en el lugar del “impacto” del United 93 según la versión oficial.

... y finalmente, John M. Talignani, de Staten Island

En total ocho “pasajeros” coinciden con el registro oficial de fallecidos de la Seguridad Social de los Estados Unidos.

Ocho de cuarenta, tan solo un 20% de las personas descritas como víctimas por la versión oficial en el United 93 aparecen en el registro de fallecidos de la Seguridad Social, registro obligado -reitero- para que las familias puedan cobrar las indemnizaciones por el atentado. ¿cómo es posible ?.

¿Por qué solo hay ocho registrados formalmente ? ¿qué ha pasado con el resto ?.

¿Por qué la periodista de Cincinnati, asustada por la repercusión de una noticia perseguida en Internet, se apresuró a desmentir la información del aterrizaje en Cleveland (noticia que se produjo pocas horas después del inicio de la operación “día que cambió el mundo”, difundida por la prestigiosa agencia de prensa “Asociated Press”)?.


Tenemos un avión retirado de circulación sobre el que se ha construido un relato heroico y falaz que encajar con la versión oficial de los hechos.

El United 93 es todo un misterio del que hoy seguro que has visto un poquito más de luz con el análisis de estos datos.

(Fuente: https://dondelaverdadnoslleva.blogspot.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario