sábado, 10 de agosto de 2019

SUBIDÓN DE IDIOTISMO IDEOLÓGICO



La absoluta incapacidad para tolerar no ya el fracaso, sino la contrariedad, por parte de una generación hipersensible educada entre algodones está produciendo reacciones que oscilan entre lo bochornoso y lo surrealista. Vamos a analizar tres ejemplos recientes:

Silla empoderante para ellas y represiva para ellos. El "apar-
theid" sedente
- La guerra sin cuartel contra el "manspreading".

Manspreading es la palabra con la que, desde 2015, se define oficialmente según el diccionario Collins esa tendencia masculina al despatarre al sentarse en trenes, metros, autobuses o bancos y otros espacios de transporte o públicos. Las usuarias, por el contrario, tenderán a ocupar únicamente su asiento y a viajar con las piernas cerradas.

Laila Laurel, estudiante de diseño de la Universidad de Brighton de 23 años, ha ganado el premio Belmond de Nuevos Diseñadores en Londres (una beca de 1.000 libras y un proyecto para diseñar un producto con la cadena hotelera) gracias a dos prototipos de asiento que pretenden invertir esa situación: una silla antimanspreading, cuya forma con tope a los lados obliga a los hombres a sentarse con las piernas cerradas impidiendo el despatarre y otra, pensada para mujeres, que consigue el efecto contrario impidiendo cerrar las piernas como gesto simbólico "para incitar a recuperar espacio y presencia en el ámbito público". Así que, mujeres empoderadas, ya sabéis lo que tenéis que hacer: despatarraros.

Mujeres empoderadas, ya sabéis lo que tenéis que hacer: despatarraros.

(María López Villodres; fuente: https://es.sott.net/)

- Retiran una muñeca negra anti-estrés para golpear

La NBC informaba recientemente de que un comercio de New Jersey (EE UU) se ha visto obligado a retirar de sus estanterías una muñeca de trapo negra que llevaba inscrita en su pechera instrucciones para "golpearla" contra la pared en casos de estrés debido a la denuncia de la política Angela McKnight, quien explicó que le molestaba esa muñeca "a muchos niveles" y es "una representación inadecuada de las personas negras".

Muñeca hinchable caucásica: no problem. Muñeca deses-
tresante de color negro (porque que no me diga nadie que
la cosa esta representa a los afroamericanos): aberración.
Es obvio que desahogar la rabia contra cosas es mejor que hacerlo contra personas. Si nos ponemos sensibles, habría que retirar también las pelotas anti-estrés, ¿qué es eso de estrujar algo que tiene forma de gónadas masculinas?

(Fuente: https://www.20minutos.es/)

- Censuran 200 cuentos infantiles por "sexistas"

Y llegamos a la patria (al menos, a lo que todavía es parte de la patria): esta vez el dislate ocurre en Barcelona, donde la escuela Tàber, cuya titularidad corresponde a la Generalitat, decidió el pasado mes de abril someter a revisión el catálogo de títulos de su biblioteca infantil. Después de analizar los libros destinados a niños y niñas de hasta seis años decidieron retirar 200 títulos que consideraron "tóxicos" porque reproducen patrones sexistas, incluida Caperucita Roja, esa niña trotabosques que no sabía distinguir a su abuela de un lobo disfrazado. Cuentos que nos hablan a nuestra esencia, como seres humanos, de los miedos y anhelos que todos sentimos independientemente de nuestra raza o género parecen ahora amenazar las políticas de géneros y, frente a ello, mejor dejar a niños y niñas sin referentes, y sin el tesoro de la sabiduría simbolizada en relatos iniciáticos.

Bueno, lo peor es que esos relatos son sustituidos por versiones "light" en las que, por ejemplo, el mito canónico del heroico San Jorge, héroe salvaprincesas, da paso a interpretaciones alternativas como "Santa Jordina" (Inés Macpherson, editorial La Galera) o "La revolta de Santa Jordina" (Lyona y David Fernàndez, editorial Ámsterdam), donde la heroína es ella y donde, por cierto, el dragón se vuelve bueno, se le domestica y se acaba convirtiendo en algo así como el perrillo faldero de la protagonista, porque eso de matar dragones es bárbaro, anti-ecologista y heteropatriarcal.


(Fuente: https://soybibliotecario.blogspot.com/)

Y, dado lo que todos sabemos acerca del tonto y la linde, es de temer que la dictadura de los ofendiditos y las ofendiditas alumbre majaderías de mayor calibre aún en un futuro no muy lejano. Estén atentos ...

2 comentarios:

  1. Será para justificar los efectos quimicos en los humanos

    ResponderEliminar
  2. Lo politicamente correcto, la educación contra el hombre, la dictadura del pensamiento único, callarse para quedar bien con los imbeciles y las "imbecilas" y todo su grupo de manadas histericas que sangran porque por algún sitio tienen que reventar, si seguimos así dejaremos de existir, seremos solo "bichos raros" que solo serán vistos en museos, tiempo al tiempo.
    O nos unimos o estamos perdidos con este nuevo discurso que nos estan imponiendo.

    ResponderEliminar