viernes, 23 de agosto de 2019

LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO, ASOCIADA A TRASTORNOS MENTALES GRAVES



Los estudiantes transgénero y con variación de género experimentan problemas de salud mental en una proporción muy superior a la de la población en general, según muestra un reciente informe.

El estudio, publicado en el American Journal of Preventive Medicine, "examinó las respuestas de más de 65.200 estudiantes" de varias docenas de instituciones estadounidenses diferentes. Alrededor de 1.200 de esos estudiantes "dijeron que tenían una identidad de género alternativa, lo que significa que no se identifican con el género que coincide con su sexo de nacimiento".

De entre ellos, la cantidad que informó de problemas de salud mental fue asombrosa: "Casi el 80 por ciento de estos estudiantes de minorías de género informaron tener al menos un problema de salud mental en comparación con el 45 por ciento de sus compañeros cisgénero (estudiantes cuyo género se alinea con su sexo de nacimiento asignado)".

La autora principal del estudio, la profesora de derecho de la salud Sarah Ketchen Lipson, dijo que los hallazgos no fueron inesperados: "La dirección de los hallazgos no es sorprendente", dijo Lipson, "pero el hecho de que existan estas disparidades y la magnitud de esa disparidad, como investigador, te hace dar un paso atrás y correr los números una y otra vez".

Según el estudio, más de la mitad de los estudiantes de minorías de género, el 58 por ciento, dieron positivo por depresión. Y el 53 por ciento de ellos informaron haberse lastimado intencionalmente de una manera que no era suicida. Menos del 30 por ciento de los estudiantes cisgénero dieron positivo para la depresión, y el 20 por ciento informó una autolesión no suicida. El estudio encontró que el tres por ciento de los estudiantes de minorías de género habían intentado suicidarse en comparación con menos del 1 por ciento de los estudiantes cisgénero. Más de un tercio de los estudiantes de minorías de género dijeron que habían considerado seriamente el suicidio.

(Fuente: https://www.insidehighered.com/; visto en https://www.burbuja.info/)

Fomentar entre los niños la disforia de género no es algo inocente: con ello
se les empuja a una menor esperanza de vida, a que aumente su probabili-
dad de suicidio, a experimentar desórdenes hormonales y psiquiátricos, etc.
¡Viva la diversidad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario