miércoles, 31 de julio de 2019

TÓPICOS FEMINISTAS QUE DAMOS POR CIERTOS Y SON MENTIRA (1)



Con todas las salvedades que plantea el que el siguiente análisis se refiera al caso de Estados Unidos, pero también con el componente de ejemplaridad que tiene el que este país represente un poderoso referente conductual y sociológico para Occidente, abordamos una serie de entradas en las que los mitos victimizadores del feminismo son desenmascarados con datos rigurosos.



MENTIRA Nº 1: Las mujeres son siempre, y por principio, las víctimas de la violencia doméstica

Narrativa: Se cree ampliamente que la violencia doméstica es una epidemia desenfrenada que afecta a un gran número de hogares:

"La mitad de las mujeres en EEUU son maltratadas."
Langley & Levy 1977, La paliza a la esposa: la crisis silenciosa

Según el tópico ampliamente aceptado, la mayor parte de la supuesta epidemia de abuso doméstico se debe a los hombres:

"Las mujeres tenían entre siete y catorce veces más probabilidades de informar que sus parejas íntimas las habían golpeado, estrangulado, amenazado con armas o tratado de ahogarlas."
Arias et al. 2002

Realidad: En primer lugar, la violencia doméstica afecta a una minoría de parejas. La estadística demuestra que, dependiendo del método y las muestras, entre el 85 y el 99% de las parejas estadounidenses no experimenta ningún tipo de violencia doméstica.

Además, los hombres están lejos de ser los únicos perpetradores de la violencia doméstica. Al contrario, la violencia unilateral (es decir, la violencia no recíproca) la cometen con más frecuencia las esposas que los maridos:

"70% de los perpetradores de violencia conyugal unilateral son mujeres."
Whittaker et al., Encuesta nacional de los CDC de 2007

La mayor prevalencia de la violencia doméstica perpetrada por mujeres también se aplica a las agresiones graves:

El 10% de las parejas casadas y el 13% de las parejas que cohabitan reportaron que las mujeres utilizaban violencia severa cuando la pareja masculina era no violenta (golpiza al esposo)

El patrón inverso (ataque de la esposa) fue 6% al 7%.

Así el marido es golpeado en una proporción doble a la que padece la esposa.
Stets y Strauss, 1989/1992


En el estudio de violencia doméstica más completo jamás realizado (un meta-análisis con una muestra de 64.000 sujetos), la conclusión fue que:

"Las mujeres son ligeramente más propensas que los hombres a usar violencia en el hogar"
Archer, 2000

Curiosamente, la prevalencia de la violencia doméstica cometida por las mujeres es más pronunciada en las generaciones más jóvenes, como lo demuestra un estudio realizado entre estudiantes universitarios (19 países - 9.549 asignaturas).

"En promedio, la violencia de pareja femenina tuvo una incidencia 21% mayor que la violencia de pareja masculina."
Douglas y Strauss, 2006

Aunque el mito de que la violencia doméstica es principalmente perpetrada por hombres sigue siendo ampliamente aceptado, incluso las feministas reconocen que las mujeres son las principales perpetradoras de la violencia doméstica.

"Las mujeres están golpeando, tanto o más que los hombres."
Betty Friedan, Cambió mi vida: Escritos sobre el Movimiento de Mujeres

Las estadísticas sobre la violencia lésbica, que eliminan completamente la influencia masculina de la ecuación, confirman que la mayor prevalencia de la violencia doméstica la cometen las mujeres. Las parejas lesbianas tienen la tasa de violencia más alta, alrededor del 50% más alta que la prevalencia de la violencia en las parejas heterosexuales.

"Prevalencia durante toda la vida de violación, violencia física o acoso por parte de una pareja íntima, centrándose por primera vez en la victimización por orientación sexual. En su estudio, hubo una prevalencia de victimización de 43.8 por ciento para lesbianas".
CDC 2010 Encuesta Nacional sobre la Violencia de Pareja Intima y Violencia Sexual 2010

Conclusión: la violencia doméstica no es tan desenfrenada como se describe. Más del 95% de las parejas no reportan violencia íntima (Laroche 2005). Para la minoría de parejas en las que se ha producido violencia, las mujeres son con frecuencia las perpetradoras y no los hombres. Esta tendencia está empeorando y observamos un aumento de la violencia perpetrada por las mujeres en las generaciones más jóvenes.


Un factor por el cual los hombres maltratan menos que las mujeres es probablemente el fuerte tabú alrededor de los hombres que golpean a las mujeres:

"Sólo el 2% de los hombres norteamericanos concuerdan en que 'está bien golpear a tu esposa para mantenerla en su sitio'".
Simon et al., 2001

Por el contrario, el hecho de que las mujeres golpeen a los hombres no parece ser un tabú. Tal comportamiento es percibido positivamente por la mayoría de los testigos que lo ven como una señal de empoderamiento o defensa personal inofensiva. Vea este interesante experimento social donde las mujeres golpean a los hombres (en un parque público) y las reacciones de apoyo de los testigos:



Ahora, compare esto con la situación inversa en la que una pareja (representada por actores) en un parque de Londres se mete en una discusión acalorada y el hombre comienza a abusar físicamente de su novia. Los espectadores, hombres y mujeres, inmediatamente se dan cuenta y actúan:



Pierre Lescaudron (Fuente: https://es.sott.net/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario