sábado, 29 de junio de 2019

SATSANG CON VÍCTOR (2ª PARTE)




Estamos en un tiempo muy especial, en el que ya no darás lástima por victimizarte, por crear tu debilidad. Para dramas, puedes ir al teatro, pero no traigas cosas fuera de escena a tu vida. Esto lastimará tu corazón. Ya pasó el tiempo de las cruzadas. Nadie te matará en nombre de Dios, aunque tampoco hay que temer a esa muerte, porque hoy en día la muerte puede ser psicológica ... y a esa hay que temerla. La muerte mental es estar vivo en un simulacro. Y lo mejor que te puede pasar es centrarte en tu propia vida. Centrarte será el resultado de simplificar tu vida y de ayudar a los demás, aunque cuando estés plenamente realizado ya no estarás en este cuerpo.

El cosmos es sabio con lo que te quita y con lo que te da. Hoy por cuidar de tu cuerpo te privas de determinadas cosas, pero no te privas de lo más importante: todo lo que viene de afuera a tu cabeza. Aquí existe ese espacio donde podrías llegar mejor a escudriñar en lo recóndito de tus pensamientos, un espacio para discernir las cosas que vienen del afuera. Aquí es donde puedes dar el primer paso, respirar la luz blanca del pensamiento. Para que la supraconciencia pueda tocarte, respirarte, pensarte, ... tienes que despojarte de toda basura externa. En verdad, con tu propia basura basta, no podemos hacernos cargo de la basura de otro. El discernimiento cuando permites escuchar tu claridad crea un espacio vivo, la alquimia entre los elementos que están vivos. La vida siempre nos reconoce, pero nuestra inteligencia no siempre reconoce la vida.

Últimamente he estado pensando mucho en estos temas, en lo que la mirada externa puede crear o transformar en nosotros. De alguna manera, crees que tu cuerpo y su imagen te pertenecen, por los que los defiendes de los actos con que los demás intentan poseerlos ... creyendo que tienes una imagen que cuidar, porque si arruinan tu imagen dejarías de ser quien eres. Cuidar tu reputación es un error, porque nadie puede tocar lo que amas si realmente lo amas. Si eres genuino y auténtico, llegarás a tu cometido más allá de todos los palos que quieran poner en tus ruedas.

Ser honorable ante quien te agrede implica a veces poner la otra mejilla. Los ojos ajenos, enfermos y retorcidos que no pueden ver en la sexualidad o en la forma en que cada uno la vive, que no pueden ver tu diferencia, crearán en tí la misma reacción. Aléjate de esa mirada, cambia tu entorno y disfruta de tu existencia como te plazca.

El amor no cambia. Cuanto más loco estés, más podrás disfrutar de este amor.

El cosmos se manifiesta a través de la forma única e irrepetible que eres. El amor es incontrolado. No se puede entender el amor. Existe solamente en esta mente y en esta tierra.


Cada uno tenemos un recuerdo a través de la experiencia de vidas.

Si vives con devoción tu vida puedes experimentar la neutralidad que permite el amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario