martes, 29 de mayo de 2018

JORDAN PETERSON SOBRE EL DILEMA MATERNIDAD - ÉXITO LABORAL



Entre bastidores en un evento político reciente, una joven profesional se acercó para preguntarme si me había enterado de que Jordan Peterson vendría a la ciudad. "Ya compré mi entrada" susurró emocionada. Apenas unos días antes, mi amiga, una joven madre que no trabaja y se queda en casa cuidando a su familia, me dijo que no podía decidir qué libro de Peterson comprar primero. Y otra joven que también es madre, al parecer comparte en Facebook todas las publicaciones que llevan el nombre de Peterson.

Aunque el profesor canadiense y sensación de YouTube Jordan Peterson es a menudo enmarcado como el "mesías" de los medios de comunicación por los jóvenes, si mi experiencia sirve de ejemplo, tiene un gran número de seguidoras entre las madres jóvenes y profesionales.

¿Por qué a las madres de 30 y tantos años les gusta tanto un hombre que aconseja a los universitarios que limpien sus dormitorios? Tal vez se deba a que Peterson tiene bastante que decir sobre la feminidad y maternidad moderna en particular.

Con gran intriga hice clic en el vídeo de Peterson "Women at 30" cuando lo vi en la pantalla de mi ordenador mientras limpiaba la cocina durante la siesta de mis hijos. Tengo más de treinta años, y no hace falta tener un doctorado para saber que hablar de mujeres de treinta y tantos es un campo minado de singular peligro retórico. Y Peterson no es conocido por proceder cuidadosamente, por eso la apertura del vídeo fue inesperada.

"¿Cómo revivimos el arquetipo de la buena madre?" Peterson pregunta a sus oyentes, y continúa haciendo un comentario que expreso frecuentemente cuando hablo con jóvenes. "A las mujeres jóvenes en nuestra sociedad," reclama, "no se les dice la verdad sobre cómo serán sus vidas probablemente". Durante mucho tiempo he sostenido que la universidad no hace absolutamente nada para preparar a las jóvenes a que piensen en algo que vaya más allá de sus intereses profesionales, incluyendo cómo unir esos intereses con lo que para la mayoría de las mujeres se convertirá en un interés en el matrimonio y los niños y que probablemente suceda más rápido de lo que ellas creen.


De igual manera, Peterson argumenta que la sociedad le dice a las mujeres modernas "implícita y explícitamente que su principal interés será la búsqueda de una carrera dinámica". En lugar de eso, es probable que tengan un "trabajo", y como "todos los trabajos", será mundano y poco emocionante en el día a día. Las mujeres, en especial, experimentan una crisis a principios de los 30 años, sostiene, a medida que su interés en el matrimonio y la maternidad comienza a competir con sus intereses profesionales, incluso teniendo la suerte de tener una vida profesional dinámica.

Continúa hablando de innumerables clientas que, a pesar de haber alcanzado el pináculo en sus carreras, optan por retirarse y centrarse en sus familias:

Mi experiencia, abrumadoramente, ha sido que las mujeres de alto calibre a sus treinta años deciden que su relación y su familia son lo más importante en sus vidas. Y creo que el hecho de que los grandes bufetes de abogados, por ejemplo, tengan dificultades para retener a las mujeres de alto rendimiento, a pesar de que hacen todo lo posible para lograrlo, es en realidad un indicio de ello.

Lo que dice es fascinante. Los bufetes de abogados atraen y contratan a las mujeres más talentosas, pero un factor importante que contribuye a que sea una contratación de alta calidad es también a menudo lo que las impulsa a retirarse: su esmerado enfoque en todas las cosas, especialmente en las relaciones. Peterson expande lo que significa ser un trabajador de "alto calibre" más allá de la mera laboriosidad. Cuando se trata de fomentar las relaciones, tanto en el lugar de trabajo como en la familia, ¿alguien discutiría que las mujeres superan a los hombres?

Es un concepto hermoso si repensamos lo que el trabajo significa en primer lugar. Leon Kass dijo en un discurso para el American Enterprise Institute: "Nosotros, los seres humanos, no solo trabajamos ocupacionalmente" dice. "También estamos trabajando profundamente en las actividades de amor y amistad, y en especial cuando estamos activamente comprometidos en la vida familiar, el ámbito de la vida privada que los estadounidenses encuentran más significativo".

Pero nuestra sociedad moderna aprecia el trabajo con valor monetario por encima de todo lo demás a un gran costo para el valor del trabajo de ser padres.

Esto incluso se manifiesta en la tonta forma en que algunos economistas han tratado de poner una cifra salarial al invaluable trabajo de una madre. "Por qué las madres que se quedan en casa cuidando a la familia deben ganar un salario de 115.000 dólares", dice un titular de Forbes. La capacidad para comprender la contribución de las madres, hoy en día sólo parece suceder cuando su trabajo se separa en periodos horarios.

Como el presidente de Harvard finalmente despedido, Larry Summers, una vez señaló infamemente, el problema es que nuestra economía está orientada de tal manera que aquellos que pueden o están dispuestos a registrar la mayor cantidad de horas en la fuerza laboral son los que siempre saldrán adelante. Todos los demás son medidos en comparación a ellos. Jordan Peterson, en una conferencia diferente, llamó a esta realidad la "estructura de poder dominante." Summers la llama "hipótesis de trabajo de alto poder". Y la simple realidad, como lo ha demostrado Pew año tras año, es que los hombres están típicamente más dispuestos a hacer el trabajo necesario para llegar a lo más alto de nuestra "estructura de poder" actual. Como dijo Summers:

"Hay muchas profesiones y actividades, y las actividades más prestigiosas de nuestra sociedad esperan un compromiso casi total por parte de las personas que van a ascender a los puestos de liderazgo a los cuarenta y tantos años de edad. Esperan que cumplan un gran número de horas en la oficina, esperan una flexibilidad de horarios para responder a contingencias, esperan un esfuerzo continuo a lo largo del ciclo de vida, y esperan (y esto es más difícil de medir) que la mente siempre esté trabajando en los problemas del trabajo, incluso cuando el trabajo no se está llevando a cabo. Y es un hecho en nuestra sociedad que una fracción mucho más alta de hombres casados han sido preparados históricamente para alcanzar este nivel de compromiso, que de mujeres casadas".

Summers continúa argumentando que el reto es repensar nuestra economía para que estar en la cima no implique básicamente renunciar a la vida personal. Y Peterson hace el mismo argumento, señalando que incluso los hombres que se esfuerzan para llegar a la "cima" hacen sacrificios casi completos en su vida personal. Sostiene que ellos son los hombres que nunca están en casa, que tienen matrimonios infelices y que están profundamente insatisfechos en otros ámbitos de sus vidas. 

Peterson respondió a sus estudiantes en una conferencia grabada cuando le preguntaron: "¿Por qué no hay tantas mujeres en puestos de poder?" "Pregunta incorrecta".

La pregunta correcta, argumenta, es: "¿Por qué hay hombres que quieren esos puestos?"

Al igual que en su vídeo de YouTube sobre las mujeres de 30 años, Peterson comienza la conferencia mostrando una imagen de un arquetipo maternal en el proyector: una imagen de la Virgen María. Continúa advirtiendo a sus estudiantes que el énfasis en el trabajo profesional y el poder, como ideales, crea para las mujeres, e incluso para la mayoría de los hombres, un dilema inhumano.

Recuperar el respeto por la maternidad es un proyecto esencial para la sociedad moderna, dice Peterson:

Esta imagen tiene que ser considerada como trascendente, y con eso, quiero decir, es una imagen que tiene que ser la base de una estructura de valores en la medida en que existan seres humanos, porque nunca va a haber un ser humano sin que antes haya habido un bebé y una madre. Y por lo tanto, si no se sostiene como una imagen de valor humano, todo se desmorona. Es algo que nuestra cultura hace extraordinariamente mal.

De nuestra desvalorización desenfrenada de la maternidad, la cual se deriva de nuestra desvalorización del trabajo humano del "ámbito privado" como lo expresó Leon Kass, Peterson dice: "Difícilmente se puede diagnosticar una cultura más patológica que esta. Es espantoso."

Y así, mientras parece un poco extraño que haya una sensación masculina de mediana edad en YouTube abogando la causa de revivir nuestro respeto por la maternidad, nosotras, las madres de treinta y tantos años, nos alegra disfrutarlo.

Ashley E. McGuire
(Visto en https://es.sott.net/)

4 comentarios:

  1. si pero hay algo mucho mas profundo y peor

    Hay que acabar con la familia porque hay que exterminar a las dos terceras partes de la Humanidad

    https://www.youtube.com/watch?v=rqFzOYyEsVU

    todo lo que favorezca esa destruccion es lo que se apoya en los Medios

    https://rafapal.com/2018/05/28/juan-manuel-de-prada-el-capitalismo-nos-quiere-solteros-e-infecundos/


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hablando de Masones
      http://www.voltairenet.org/article201302.html

      Eliminar
    2. Me remite Vd a los Hermanso Musulmanes pero "entre cabrones anda el juego" Los HM dicen, en su declaración de intenciones, que su objetivo es imponer "el islam en todo el mundo" aun cuando ese onbjetivo pueda ser compartido con los de la masoneria se remite directamente al coran

      LO digo porque el articulista parece abundar en la desinformacion de que la culpa es de "otros" y nunca del Coran y de Mahoma ¿?

      En España sin ir mas lejos tiene Vd al "padre de al patria andaluza"(PSOE diktat) Blas infante que ademas de mason se ocnvirtio al islam Una joyita

      Y mas de actualidad cuantos racistas del Catalanismo son Masones y cuantos de ERC se han "convertido" al islam

      En fin entre cabrones anda el juego alianzas circunstanciales que pretenden ser eternas, eternas hasta que puedan degollar a sus "aliados"

      Buenos días tenga vd

      Eliminar
  2. Solo si ya los he leído sabré que libro comprar primero.

    ResponderEliminar