sábado, 23 de septiembre de 2017

LA CRISIS CATALANA Y EL EJEMPLO DE QUEBEC



Si el referéndum del 1-O cumpliera con las garantías legales de las que carece, que son todas, permitámonos por un momento entrar en el terreno de las hipótesis: ¿Qué pasaría si en algunos lugares de Cataluña ganase el voto favorable a la independencia y en otros no? ¿Puede dividirse España pero no Cataluña? Quienes defienden el derecho a decidir sobre su soberanía, ¿con qué legitimidad se lo pueden negar a otras partes de su territorio?

Estas relevantes cuestiones y otras que no lo son menos fueron tratadas por el Tribunal Supremo de Canadá, última instancia judicial del país, tras la victoria muy ajustada del no (50,58%) frente al sí (48,42%) en la última consulta soberanista que convocó la provincia de Quebec para separarse de Canadá, en 1995 y en la que participó el 93,52% de los censados. Era cuestión de tiempo que el voto favorable a la secesión ganara, pensaron entonces los nacionalistas del Partido Québécois.

El Gobierno federal, preocupado por esta perspectiva, decidió consultar al alto tribunal, dada la ausencia de limitaciones constitucionales para evitar que así ocurriera. Sus conclusiones fueron recogidas en la llamada Ley de Claridad, aprobada en junio de 2000 por el Parlamento. Canadá se convirtió así en el primer país entre las democracias avanzadas en reconocer el derecho de cualquiera de sus provincias, no sólo la francófona, a escindirse y crear su propio Estado siempre que se cumplan las condiciones que recoge la citada ley. ¿El resultado? No ha habido más referendos desde entonces y la causa secesionista ha perdido mucho de su antiguo atractivo para los quebequenses y sus dirigentes nacionalistas.

Así, cuando los defensores del derecho a decidir en Cataluña usan el ejemplo de lo ocurrido en Canadá para poner en evidencia la rigidez del ordenamiento jurídico español, no nos quedemos sólo con la primera parte, la de la reforma legal necesaria para celebrar una consulta de estas características, conozcamos todo el contenido de la citada ley y los límites que en nombre precisamente de la democracia esta incluye. Esto nos dará pistas de por qué no ha habido más consultas soberanistas en la provincia francófona, donde el sentimiento de humillación histórica con respecto al resto de los territorios del país, de habla y cultura anglosajona, ha estado siempre muy arraigado. Como dice el notario Fernando Rodríguez Prieto, que ha arrojado luz sobre esta cuestión en sus artículos publicados en el blog Hay Derecho: "Este ejemplo, más que suponer un respaldo al secesionismo, puede dotar de nuevas armas dialécticas a unos unionistas necesitados de ellas".

Todo empezó con una pregunta farragosa, de ahí el nombre de la Ley de 'Claridad'. En el referéndum de 1995 la secesión de Canadá se planteaba así: "¿Acepta que Quebec alcance su soberanía tras ofrecer formalmente a Canadá una nueva asociación económica y política que se enmarque dentro del proyecto de ley sobre el futuro de Quebec y el acuerdo firmado el 12 de junio de 1995?". Esto, en francés y en inglés; en las zonas donde había comunidades americanas aborígenes, se añadía la lengua nativa. Ya tienen mérito los que dijeron que sí.

Quien provocó la intermediación del máximo órgano judicial fue Stéphane Dion, nombrado ministro de Asuntos Intergubernamentales en 1996. A raíz del referéndum, envió tres cartas al Gobierno nacionalista de Quebec cuestionando la validez de la consulta. Por tres razones: ¿Ampara la ley internacional una declaración de independencia unilateral?, ¿es suficiente el 50% más décimas para aprobar una secesión? ¿estaría la integridad del territorio de Quebec protegida por la legislación internacional tras la independencia? En este último punto, Dion argumentó que la experiencia internacional demuestra que las fronteras de una entidad que busca la independencia se pueden cuestionar por razones precisamente democráticas (mayorías en algunas comarcas contrarias a la secesión o con voluntad a su vez de separarse de esa entidad). En definitiva; Canadá es divisible, pero ¿Quebec no?

Dion envió estas mismas tres preguntas al Tribunal Supremo de Canadá. El órgano judicial respondió. Su respuesta unánime fue contundente y en ciertos aspectos osada por su aperturismo. Veamos.

1. No se puede convocar un referéndum de secesión de forma unilateral. La ruptura afecta a los ciudadanos quebequenses pero también a los canadienses. No se trata en ningún caso de un referéndum de autodeterminación. Si hay un voto claro y mayoritario a favor de la secesión, se inicia un proceso de negociación para establecer los términos de la separación. Sería el principio del proceso y no el final (similar a los dos años de negociaciones entre el Reino Unido y la UE que se abren tras ganar el Brexit).

2. La pregunta ha de ser clara y la convocatoria ha de tener un mínimo de participación.Asimismo, sólo una mayoría cualificada favorable a la secesión podría legitimar la ruptura con el Estado. En definitiva, el Tribunal argumentó que una decisión de este calado no puede depender de una minoría. "Si el resultado del referéndum representa la expresión de una voluntad democrática debe carecer de ambigüedad, tanto en la pregunta que se plantea, como en el apoyo que recibe pues este debe ser representativo de un deseo mayoritario.", dijo el órgano judicial en sus conclusiones.

3. Las partes del territorio que voten por permanecer en el país no formarán parte del nuevo Estado independiente. La secesión no tiene que ocurrir en toda la provincia si en algunas comarcas gana el no a la independencia. En definitiva, el Gobierno federal les exige a los secesionistas que practiquen la misma apertura y respeto a la voluntad popular que ejerce él mismo al aceptar una consulta de estas características. Si hay una parte de Quebec que quiere seguir siendo canadiense hay que aceptarlo. En 1980, Pierre Trudeau, el padre del actual primer ministro, Justin Trudeau, se anticipó a las conclusiones del Tribunal al declarar tras el referéndum celebrado ese año: "Si Canadá es divisible, Quebec debe serlo también". Esta condición incluida en la Ley de Claridad, inapelable en términos de respeto a la voluntad popular, está en el origen del declive de las aspiraciones secesionistas de Quebec. Hay varias regiones dentro de la provincia que en los dos referéndums, parte de Montreal y territorios con población mayoritariamente aborigen, entre otras, han expresado su voluntad de permanecer en Canadá.

¿Se dan algunas de estas condiciones en el referéndum ilegal convocado por los secesionistas catalanes? No, ninguna. Si intentara pasar la prueba de la Ley de Claridad, la consulta catalana no aprobaría en ningún punto: es unilateral; apela al derecho de autodeterminación que ampara la legislación internacional pero que no es aplicable en este caso por las condiciones exigidas; no establece un porcentaje mínimo de participación ni exige una mayoría cualificada favorable al sí para considerarlo efectivo; el resultado no supone el principio de una negociación sino la ruptura inmediata con el Estado (así está recogido en la Ley de Transitoriedad y Fundacional de la República Catalana) y por supuesto ni oír hablar de renunciar a los territorios donde gane el no a la secesión; no les importa cuál sea su voluntad.

Los resultados del 9N son reveladores en este sentido. Aunque la consulta no tuvo ninguna garantía legal y contó seguramente con una participación mayoritariamente favorable al sí, aparecen importantes comarcas donde gana el no, entre ellas Barcelona, la costa y el Valle de Arán.

Hasta aquí el ejercicio hipotético. Si bien hay que destacar las diferencias entre la forma de Estado de Canadá y de España, pues el primero se constituye en 1867 como la unión voluntaria de una confederación de provincias que habían sido colonias británicas en la que no había obstáculos constitucionales para su separación salvo los después recogidos en la Ley de Claridad.

En el caso de España, la Constitución precisaría de una reforma para dar cabida a esas aspiraciones sin que se pusiera en peligro el Estado democrático de Derecho. Los requisitos legales para hacerlo son exigentes, amén de la elevada mayoría política necesaria para ello, pero, como algunos expertos juristas señalan, no es imposible, aunque el inmovilismo de Rajoy hasta la fecha no apunte en la buena dirección. El éxito a la hora de desactivar la causa secesionista de Quebec en Canadá, llevando la democracia a su máxima expresión, ¿podría servirnos de guía?

Victoria Carvajal
(Fuente: https://es.sott.net/)


La guinda del pastel secesionista: carteles en árabe invitando a votar el 1-O.
Parece que la "identidad catalana" ya no pasa por la lengua ni por la cultura
autóctonas. Y que para el seceSIONISMO vale todo.

14 comentarios:

  1. Conociendo como se hacen las cosas por alli esta muy claro que a los politicos les importa una mierda el pueblo llano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es alucinante constatar como a un pueblo otrora culto y prudente una machacona propaganda le ha convencido de que debe jugarse el tipo, la dignidad y la vida por los intereses de un gobierno autonómico, corrupto y ladrón ... frente a un gobierno central absolutamente homologable en cuanto al nivel de corrupción y latrocinio. Aquí no se trata de identidad nacional, sino de cambiar de amos. ¿Ha pasado a la historia el "seny" catalán?

      Eliminar
  2. Pero hay una cosa El Supremacismo Ctalanista xenofobo contra el pueblo español Esa ideologa fascista es homologable en una democracia Aqui han jugado a que si quees democratico cualquier cosa Oiga cualquier cosa no es democratica el fascismo no e sdemocratico ¿Se podria dejar hacer un referendum para imponer el franquismo en una region española? Aunqu elo perdiesen de calle no se podri porque hay cosas que NO s epueden votar

    Con el racismo catalansita lo mismo

    Pero claro los politicos tien otros intereses que el pueblo al pueblo qu ele den Porqu elso politicos (Pblo Pedro Mariano etc) va an seguri viviendo comdios y siendo Diso mismo encarnado prtegidos de leyes y de guadias de corpps A lso que nos van abajar sueldos uy pensiones es los demas a los qu evan a rrunar la vida con esta secesion es alos demas
    y ya puestos a avalar el racismo ¿Porqu enel reto de españa no vamo pader ser xenofobos y expuldsar a patadas a todos lso esxtrnajeros catalanes incluidos ? po mejor aun en la line ade otors fascmsos ¿porqu enole smatamso y nos quedamos con lo qu etengan? ¿Les aprece fuerte? Pues agarrense lso amchos d elo que va asuceder en cataluña ¿Q elos ctalanes no son capces? Ya te digo aahi tien lo qu ehicieron lso curdos en el genocidoo armenio ahi tien lo qu ehicieron lso croatas en la krajina ahi tien lo qu ehicieron los bosnso conlso serviso en bosnia herzegovina ( con la ayuda d ela OTAn ) en este ultimo pais tambien hubo un referendum en el qu ela mayori a( serviso) no votaron y salio por poquito el SI y la otan impuso el SI a la separacion abombazos
    Pero claor todo esto se ha olvidado y los listos listisimos nos dicen eso aqui no va apasar luego cuando nso tengan en la miseria o muertos nadie le spedira cunetas alos amdos lideres

    En fin unamierda todo y lo qu ese avecina mas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi modo de ver, lo que manifiesta este "prusés" -o como se escriba- guerracivilista y con menos garantías que unas elecciones en Ruanda es una incultura democrática que empieza a parecer endémica a un lado y a otro del Ebro.

      Quienes identifican "democracia" con el acto de votar son ignorantes que deberían reflexionar acerca de la diferencia entre elección (lo que aún no hemos tenido en España) y plebiscito, algo que hasta Franco practicaba con éxito.

      La cuestión es saber qué se vota y quiénes tienen el derecho a votarlo.

      La Constitución establece una respuesta, que puede resultar todo lo insatisfactoria que se quiera, pero que establece unas reglas de juego, algo preferible a la ley del más fuerte, la improvisación de las reglas a conveniencia del poderoso o la acción irreflexiva e inercial de las masas, que son los resortes a los que están acudiendo unos y otros nacionalistas (y quiero dejar claro que no opongo al reféndum desde un nacionalismo español al que soy ajeno, sino desde el deseo de no ver la Península balcanizada y sumida en la confrontación civil como en el 36).

      Quienes se llenan la boca hablando de lo hermoso que es votar no se dan por enterados de que los promotores de todo este circo -literalmente- estelar niegan a su vez el derecho a la autodeterminación a los habitantes del valle de Arán, que parece que no quieren acompañarles en la aventura -insolidarios ellos- y que de quien quieren independizarse es de Cabezamocho y su tropa de impresentables.

      Supongo que todos estos palmeros del derecho a las urnas (ya veremos si éstas no se materializan en la acepción de "recipiente para cenizas funerarias") celebrarían, en coherencia con su simplista planteamiento, que los aragoneses votasen por construir una presa que retuviera el cauce del Ebro, cuyas aguas les vendrían pero que muy bien para su agricultura. Votar es democrático, sobre todo si uno vota para hacerle la puñeta al vecino. Supongo que el que se vote porque los "paisos catalans" se mueran de sed no debe resultar contraproducente a tanto ignorante que confunde "democracia" con "dictadura de las mayorías". Al fin y al cabo, la norma suprema de estos "demócratas" es “lo hago porque puedo”; no van a esperar el apoyo de lo que quieren ver como un país extranjero desde su orgullo provinciano de ser los apestados de Europa. Dado que el discurso de estos NAZI-onanistas no hay referencia alguna a la justicia social ni a la solidaridad, es de suponer que su neo-darwinismo irá en dos direcciones. Es lo justo. Si se arruinase el ecosistema del delta del Ebro y Cataluña se convirtiese en un secarral, a ver qué futuro tendría la orgullosa "República catalana" gobernando su miseria recién adquirida.

      Como alguien sentenció, "el nacionalismo es egoísmo en masa".

      Eliminar
    2. por eso el fascismo supremacista catalanista nos lleva a todos de cabeza alguna clase de fascismo

      ¿Solidaridad? ¿para con quien? ¿Para quien no la tiene con nosotros? ¿Para con los que nos odian? ¿?¿? se acabol solidaridad indiscriminada

      Pablo igleisas, esa "prostituta ideologica", (ya que prostiruye la ideologia internacionalista d e la izquierda solidaria, apoyando fascismos xenófobos, xenófobos contra !Su propio pueblo!!)

      Ese tipejo digo, nos va a traer de vuelta el Fascismo a España

      Eliminar
    3. Por desgracia el fascismo es algo que todos llevamos en los genes. Basta con no estar atento a ponerle cortafuegos para que nos infecte. Y la visión superficial y supremacista de la democracia que la presenta como una dictadura de las mayorías es, de suyo, totalitarismo de la peor especie. Saludos.

      Eliminar
  3. Desde Andalucia una cosa que nadie quiere saber

    Ni los andaluces de Podemos, ni los andalucistas, ni el PSA, ni el PP, ni nadie

    Pujol, por motivos xenofóbos, tomo la decision de importar a Cataluña mano de obra Marroqui decia que los Ecuatorianos no porque, al ser hispano hablantes, no aprenderian catalan

    Ahora hay en Cataluña 500.000 marroquies ( tirando por lo bajo)

    Bien, pues si en vez de importar marroquies o ecuatorianos hubieran dejado a los andaluces emigrar hoy habría en cataluña 500,000 andaluces mas ( y 500.000 marroquies menos) y Andalucia tendria la cuarta parte del paro

    Ese paro ( la 3/4 partes del actual) ya que son los culpables del mismo, ¿no lo tendrian que pagar los Supremacistas Catalanistas?

    esa esla pregunta que nadie quiere hacerse en Andalucia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por otra parte, hay una pregunta aún más reveladora que ninguno de los nazionalistas que están de subidón estos días se atreve a plantearse: puesto que los residentes en un territorio parecen legitimados para decidir por mayoría TODO, sin atender a la legalidad ni a las garantías que deberían proteger a las minorías, ¿qué pasará cuando dentro de un par de generaciones la (prolífica) población musulmana sea mayor que la catalana de origen? Sencillamente, que habrán sido los tontos útiles que habrán facilitado la instauración de la primera República Islámica en suelo europeo. Y que, puesto que la mayoría tiene razón en su delirante visión de la realidad, la "sharia" va a sustituir a cualquier Constitución que quieran darse, como su subidón de provincianismo pretende sustituir a la Constitución de 1978. Si contribuir a esa realidad no es ser un imbécil con campanillas yo soy el Rey Minos.

      Eliminar
    2. No se preocupe
      Piensan deportarles a España, junto con el resto de los Españoles que alli queden

      Eliminar
  4. Llamo la atención sobre este articulo donde se explica muy bien hacia donde nos llevan
    Al matadero
    http://www.rafapal.com/cuales-son-las-razones-para-la-independencia-catalana/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Magnífico artículo que publicaré en unas horas.

      Eliminar
  5. Señores y señoras: Todo este demencial circo está minuciosamente diseñado por la élite para mantenernos idiotizados y divididos (la ideología de genero y todo lo demás, también).

    Así ganan tiempo para seguir destrozando el planeta con la geoingeniería, que es el mayor as en la manga que tienen para llevarnos de cabeza al nuevo orden mundial por puritita petición popular: cuando el clima termine de volverse loco y apocalíptico, tragaremos con lo que sea cagaditos del miedo...

    No mareemos más la perdiz y vamos a informarnos de lo que está pasando realmente en el planeta, no en la cabeza de unos psicópatas jefecillos locales sedientos de más dinero, corrupción y poder. Así está el asunto de verdad:

    http://www.geoengineeringwatch.org/spanish-translations/

    Tenemos todo el poder si nos unimos, somos más de 100 contra 1,y eso hace que ellos no paren de inventarse circos para que no nos demos cuenta de algo tan sencillo y evidente: Si crees que esto no es democracia, no votes. Si no quieres transgénicos, no los compres. Si sabes que los bancos son odiosos, no los uses... y así con todo: un poquito de coherencia, por favor, empezando por apagar la tele para siempre.

    Astillitas, muchas gracias por volver a escribir, pero por favor cuida de que el circo no te agarre por el lado sentimental, no vale la pena echar leña en ese fuego (ni a favor ni en contra, no hay que entrar en su juego).

    Salud y unidad para todos!!!

    ResponderEliminar
  6. es una buena idea lo de "derecho a decidir para todos",asi el señor de Gerona que se sienta Gerundes y no quiera sentir el centralismo de Barcelona podra pedir tambien su independencía,el señor de Lerida ,el señor de Tarragona y porque no ir mas lejos concederselo también a cualquier pequeño municipio que no se sienta barcelones.

    También podriamos aumentar los cupos de participacion por que es bastante absurdo que en un referendum con una participación por ejemplo del 60% y que esta fuese favorable a la separacion por un 51% de los votos,nos encontrariamos con el absurdo de que aparte de que la rotura del contrato fuese de manera unilateral y sin pagar indemnización esta tendria lugar con un 30% solo del censo.

    Un excelente analisis sobre "el derecho a decidir"

    "¿Cómo catalogaría a los partidos de izquierdas en España?

    Creo que un metro perfecto para medir la compatibilidad entre la izquierda actual, así autoproclamada, y la izquierda histórica (de la que acabamos de hablar) es la postura ante el llamado “derecho a decidir” que en España se supone ostentan determinados ciudadanos con la exclusión de otros. Precisamente la defensa de este “derecho” bebe de fuentes, las del nacionalismo fragmentario (catalanismo, galleguismo, nacionalismo vasco), alejadas de las fuentes que inspiran a las primeras generaciones de la izquierda. Unas fuentes las del nacionalismo regionalista que justifican el carácter “diferencial” de unos ciudadanos frente a otros (rompiendo esa isonomía nacional de la que hemos hablado) en función de criterios sociales completamente oblicuos a la política, como puedan ser la raza, el folclore, o las lenguas regionales (que precisamente en Francia, los revolucionarios se encargaron de “aniquilar” –literalmente- por ser los patois el asiento de la superstición, el prejuicio y el error). La complicidad de determinada izquierda con los defensores del “derecho a decidir” representa una verdadera traición a esa isonomía, a esa igualdad de derechos, que introduce la idea Nación contemporánea en el cuerpo político, filtrando de nuevo en él privilegios que terminan por fracturar y dividir ese todo nacional. La Nación es patrimonio de todos, es un patrimonio común con su integridad territorial (es lo más público que hay), y ese “derecho a decidir” es, en realidad, un “privilegio para excluir” a unos ciudadanos que, frente a otros, se les priva de poder participar de una decisión, relativa a la integridad del territorio nacional, que nos afecta a todos. Defender que unos, por su procedencia regional, tienen ese “derecho” y otros no lo tienen, es algo completamente incompatible con la izquierda histórica, y está más en la línea de la derecha histórica (no en vano los defensores del “derecho a decidir” apelan como fuentes de derecho a instituciones características del Antiguo Régimen, así los fueros, los usatges, la Generalidad –representativa de oligarquías locales desde el siglo XIV-, etc…). En definitiva, la izquierda va completamente a la deriva si pierde de vista ese sentido nacional surgido de la Gran Revolución, y se aviene a la defensa de los intereses alicortos de las oligarquías locales nacional-fragmentarias. Unas oligarquías que se han alimentado de una de las ideologías más reaccionarias, irracionales y peligrosas que ha dado de sí el siglo XIX, el supremacismo racial ario"


    http://www.ahoraplataforma.es/2017/09/pedro-insua-el-derecho-a-decidir-es-el-privilegio-de-excluir/

    un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. efectivmanrte la izquierda que ha ayudado a liquidar a la clase obrera ( exportando puestos de trabajo a paises con dumping social, Permitiendo la importacion de mano de obra barata extrnajera y sin derechos etc etc ) esa "izquierda " se renueva y busca otros feligreses

      Asi que busca colectivos de personas, reales o ficticios y exige privilegios para ellos y los exige como si fueran derechos ¿?¿?

      Les da lo mismo los micronaZionalismos que los LGTB que las Mujeres matratadas ...lo que sea

      Asi mientras ELLOS saquen sus escaños y cobren, todo les parecera maravilloso

      Aquello que la izquierda era la unica valedora del TRABAJO se acabo

      No es de extrañar que en Francia los ex-votantes del desarecido Partido Comunista Frances ahora voten !!!a Le Pen!!

      luego nso presentan sus grandes logros Por ejemplo

      En Madrid los animalistas han "conseguido" ¿? que no se sacrifique a ningun perro abandonado ¿Efecto colateral? Las perreras estan desbordadas muy por encima de su capacidad y el hacinamiento empeora dia a dia

      https://elpais.com/ccaa/2017/09/11/madrid/1505155390_873791.html

      Respuesta del (presunto) responsable y de las organizaciones Animalistas : "Es que se adoptan pocos animales"¿?¿?¿?

      Pero hijos de la gran puta si el problema real es que la gente abandona a los animales cuando les sale de los huevos ¿que pretendeis?¿Que esa MISMA gente adopte a los animales que previamente ha abandonado?


      Aqui ya no cabe ni un gilipollas mas

      lo que habria que prohibir es la compraventa de animales Un animal no es un puto juguete de me lo compro hoy y cuando me entero que es un coñazo cuidarle..lo abandono.

      Pero claro, con semejante "responsable" y semejantes animalistas ....

      Eliminar