domingo, 20 de agosto de 2017

LA ÉLITE TERRORISTA EN EL PLANETA "INGÉNUO"



Érase una vez un planeta situado a miles de años luz de nuestra galaxia. Un pequeño planeta al otro extremo del Universo llamado INGENUO.

El planeta ingenuo tenía un curioso sistema político y económico.

Una élite terrorista en la sombra había creado y controlado desde hacía milenios un complejo entramado social al que llamaban ... CIVILIZACIÓN.

Una pura fachada del poder real y dictatorial en la sombra. Un poder en la sombra que jamás podía ser revelado a los habitantes del planeta, los ingenuos.

El mundo “real” fabricado por la élite terrorista, se componía de un sistema global, político, religioso, educativo, periodístico, lúdico, militar, judicial, sanitario y policial. Todos con sus diferentes versiones, colores y niveles de mando, manejados en secreto y en la sombra por la élite terrorista.

Esta élite controlaba también el sistema económico del planeta. Ya que tenían la libertad de generar dinero de la nada, prestándolo a los ingenuos y éstos a cambio, devolvían el préstamo con dinero real de su trabajo más los intereses.

Si el ingenuo no devolvía el dinero ficticio que le habían prestado a cambio del dinero real de su trabajo, bloqueaban sus cuentas bancarias y se quedaban con sus propiedades y negocios.

Todo esto era perfectamente normal para el ingenuo medio, dado que desde pequeño le habían educado en ese sistema creado por la élite terrorista en la sombra.

El método preferido de control por parte de los amos del planeta ingenuo, era la creación de guerras y bandos enfrentados artificialmente. De esta manera provocaban muerte, sufrimiento, peleas y enfrentamientos entre sus habitantes.

Crearon y siguen creando naciones y religiones a lo largo de los siglos y les hacen creer a los pobres ingenuos que les pertenecen y forman parte de ellas. Que es de justicia la defensa de las mismas en aras de la libertad.

Cuando en realidad la única libertad que defienden es la libertad de la élite terrorista para seguir asesinándolos sin ser detectados a lo largo de los siglos.

De esos asesinatos obtienen una secreta y oscura energia vital de la víctima que utilizan para perpetuarse en el poder.

A la élite terrorista del planeta ingenuo le encanta masacrar a su población a través de grupos terroristas creados por ellos mismos.

Es importante que el ciudadano ingenuo tenga a alguien a quién temer y a quién odiar. De esa manera, el control por parte de la élite terrorista se convierte en un auténtico juego de niños.

Pueden justificar así nuevas medidas para recortar derechos y libertades y crear nuevas guerras que le faciliten el control del rebaño ingenuo, a través de la llamada “estrategia de tensión”.

La élite terrorista maneja a su antojo a la casta dirigente de la realeza y de la política, ya que todos ellos están educados y financiados por las instituciones educativas y por el dinero, ambos de su propiedad.

Esta casta real y política del planeta ingenuo en sus diferentes versiones y colores, se presentaban ante la opinión pública como los “luchadores contra el terrorismo”, ejemplos de integridad moral, cuando en la práctica formaban parte de la misma mafia asesina que gobernaba a los ingenuos.

Los ingenuos creen a pies juntillas en sus medios de comunicación, en su policía y en sus políticos, sin plantearse jamás que en realidad no son suyos, sino de la élite terrorista que gobierna en la sombra.

La verdad es demasiado terrible, demasiado cruda. Así que el ingenuo medio prefiere aceptar sin más lo que le dicen los vasallos del poder en la sombra.

La gran verdad es que el ingenuo había sido creado y diseñado genéticamente para ser un esclavo.

Por eso acepta “lo que le echen” desde los puestos del poder de su amada sociedad “libre”.

“Sociedad libre”, un eufemismo para la élite terrorista en el poder, pero no para el ingenuo medio que cree fielmente en su patria, su religión y en “la guerra contra el terrorismo”. Aceptando el mundo que le venden porque han sido creados y educados para ello.

La vida sigue igual en el lejano y pequeño planeta azul ingenuo.

Nada altera el milenario orden de las cosas entre amos y esclavos.

(Visto en http://dondelaverdadnoslleva.blogspot.com.es/)

9 comentarios:

  1. Ayer fui visitar a una vecina que tiene un huerto, mientras ella regaba, me preguntó por lo sucedido en Barcelona, yo le contesté que eso pasaba a diario en Libia, Irak, Siria, Afganistán y otros países. A lo que me contestó que eso que tenia que ver con nosotros, le contesté que nosotros les habíamos llevado allí la guerra. Como va a ser eso, nosotros vamos allí a ayudar, para parar las guerras, para evitar que se maten entre ellos. Aunque le comenté su error, ella seguirá viendo su realidad, que es mayoritaria en este mundo. Un mundo Purgatorio solo para quienes ven la Realidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siemrpe hay un imbecil que apoya al terrorismo

      EL muy cretino dice
      "yo le contesté que eso pasaba a diario en Libia, Irak, Siria, Afganistán y otros países"

      y se queda tan ancho

      MORALEJA "Es lo normal Pueden venir a asesinar a mas gente"

      Pero por contra, tambien esta vd justificando que se asesine en aquellos paises

      NO se como la gente puede ser tan gilipollas o tan hija de puta

      Eliminar
    2. Quizá deberías ir a un curso que enseñe a interpretar lo que lees, no lo dejes

      Eliminar
    3. Moraleja: eres tonto.

      Eliminar
  2. Me alegra que escribas otra vez. Por cierto, ese gif del agujero negro es soberbio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu bienvenida. Los dos sabemos que lo ideal sería vivir en un mundo tan aburrido que no supiéramos sobre qué escribir, pero por desgracia hay demasiado HdP envenenando la realidad. Y algunos no servimos para estar en silencio. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Algún día nos libraremos de las ordas terroristas?, cuando terminara todo esto.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno, pero... "Ingenuo" no lleva tilde.

    ResponderEliminar