domingo, 1 de agosto de 2021

TEILHARD DE CHARDIN: LA EVOLUCIÓN DE LA MATERIA HACIA EL ESPÍRITU



La teoría de la evolución acabó de distanciar a la ciencia de la religión, haciendo del cuerpo de conocimiento colectivo un ente enteramente secular y materialista al menos en lo que se refiere a la academia y a la ciencia convencional. En un principio, en la superficie, la evolución parece anular los viejos mitos de creación y cosmogénesis y colocar al mundo en una marcha ciega donde la vida y el hombre mismo son productos azarosos de la progresión y complejificación de la materia. Sin embargo, aunque podemos observar la sucesión de diferentes estadios de la evolución -el paso de especie en especie- no hemos logrado entender del todo la primera ignición de la vida o el salto evolutivo que significa la conciencia del ser humano.

Este encumbramiento de la materia en el asiento de conductor -y como único tripulante- del carro evolutivo del universo parecería orillar a la religión a una animadversión, en diametral oposición al saber dominante: suya la trinchera de la metafísica y el espíritu. Resulta sorprendente, en contra de esta aparente dicotomía, la obra del sacerdote jesuíta y paleontólogo Pierre Teilhard de Chardin (1881-1955). Por una parte la inclinación de Teilhard de Chardin a abrazar la teoría de la evolución -si bien dentro de una visión mística y escatológica- constituye un hito excepcional dentro del catolicismo; por otra parte, es igualmente sobresaliente su intensa pasión por la materia, redimida como la madre de la vida y la energía cósmica, tan condenada por prominentes miembros de la Iglesia, quienes históricamente vieron en la materia (y en lo femenino y receptivo) solamente la carne de la tentación, de los impulsos más bajos, vehículo inferior y corruptible del alma. De la obra de Teilhard de Chardin podemos empezar a dilucidar una síntesis de la ciencia y la religión, de la materia y el espíritu, convergiendo en el vector de la evolución.

En su libro El corazón de la materia, Teilhard de Chardin hace un recuento de su propia evolución místico-filosófica. El padre Teilhard cuenta: "No tenía ciertamente más de 6 o 7 años, cuando comencé a sentirme atraído por la Materia, o más precisamente, por algo que 'brillaba' en el corazón de la Materia". Ese brillo enigmático para Teilhard de Chardin se manifestó primero en los metales, en la solidez del hierro y la transparencia del cuarzo y otros minerales. Estos metales que llevan consigo su evolución, desde el horno de las estrellas hasta los mantos terrestres, se vuelven "esencia concentrada", "un sentido de plentitud" y "consistencia", la condensación del polvo universal, una piedra que es un microcosmos del planeta, un bloque de hierro que insinúa al filósofo siempre el oro futuro. Iniciaba desde su infancia una seducción geológica que en su solidez contenía oculta --por revelarse-- la conciencia espiritual. La piedra, la carne, la materia llameaba con un destino preclaro: convertirse toda ella en una esfera de inteligencia: la noósfera (su teoría culminante y por la cual el padre Teilhard se ha vuelto favorito de personajes como Kevin Kelly de Wired y otros promotores del Internet y el transhumanismo).

En esta noción de encontrar un cierto resplandor o una voz esencial que se manifiesta en la materia misma, se teje una madeja de analogías con el pensamiento de Terence McKenna, otro de los grandes promotores o continuadores de la idea de la noósfera --o una capa pensante planetaria que emerge de la evolución de la conciencia colectiva y que tiene en el Internet una especie de primera articulación o atisbo metafórico (en fase beta, por así decirlo). McKenna, sacerdote de las drogas psicodélicas y de la inteligencia vegetal del planeta, del Logos de Gaia, describe de manera similar el llamado místico de su vocación:

Lo que caracterizó mi vida fue que siempre he tenido una obsesión extraordinaria por un cierto tipo de iridiscencia, una cierta cualidad que parece hechizar la materia, o las personas o la pintura. Mi primera obsesión fueron los minerales. De los minerales fui a las mariposas, y de las mariposas a la ciencia ficción, la cual definitivamente considero una droga psicodélica porque empodera la imaginación.

Para McKenna fue una iridiscencia en las cosas lo que lo llevó a una vida entera en busca de la luz psicodélica ("lo que manifiesta o revela la psique"); para Teilhard de Chardin fue un brillo, primero encontrado en los metales, lo que lo llevó a buscar incansablemente la huella del espíritu en la materia. Esto es a lo que se refiere con el "corazón de la materia", una chispa viviente en el seno femenino. La temprana intuición de McKenna y de Teilhard parece sugerir que es lo propio del espíritu revelarse a través de la materia (¿es esta la función y destino de la materia: vehicular el espíritu?). También tenemos el paralelo de los minerales y los metales --que Deleuze llama "la conciencia de la Tierra" y que son la herramienta por excelencia de espiritualización de los alquimistas y, a recordar también, que el zapatero Jakob Böhme tuvo su despertar espiritual a través de una teofanía detonada por el reflejo de la luz en una hoja de latón. Para Teilhard fue la geología la que abrió el camino, como una piedra partida por la luz, hacia su madurez mística:

Fue por haber estado inmerso en ella -por haber estado impregnado de ella durante meses y meses- precisamente allí donde estaba más cargada y era más densa, por lo que dejé decididamente de percibir ruptura alguna (y hasta diferencia alguna) entre lo "físico" y lo "moral", entre lo "natural" y lo "artificial"; el "Millón de hombres", con su temperatura psíquica y su energía interna, adquirieron para mí una magnitud tan evolutivamente real -y, por tanto, tan biológica- como una gigantesca molécula de proteína.

La Tierra una gigantesca molécula o una miríada de "granos de pensamiento" que se enrollan sobre sí mismos, convergen y alzan su temperatura psíquica hasta formar un "solo muy amplio Grano sideral". La evolución de la idea seminal de que la materia no era solamente una masa inerte concluye en un principio no dual: “He necesitado más de 60 años de esfuerzo apasionado para descubrir (lo) que no eran sino enfoques o aproximaciones sucesivas a una misma realidad de fondo”, puesto que "La Materia [es] matriz del Espíritu. El Espíritu, estado superior de la Materia". No hay dualidad real, duradera, ya que la materia ya es espíritu potencial, de la misma forma que una bellota es ya (en potencia) un roble. Podemos decir, entonces, que la bellota es esencialmente un roble y que la materia es esencialmente espíritu. Es sólo el intervalo temporal, quizás una ilusión de la percepción, la que diferencia a la materia del espíritu, a la bellota del roble, al niño del hombre. También en El corazón de la materia:

Entre tanto, mi situación interior era la siguiente. Al saltar directamente del viejo dualismo estático, que me paralizaba, para emerger a un Universo en estado no sólo de evolución, sino de evolución dirigida (es decir, de Génesis), me veía llevado a operar un verdadero cambio radical de dirección en mi búsqueda fundamental de la Consistencia o La Energía Humana y dice así: No hay en el Mundo ni Espíritu ni Materia: la “Trama del Universo” es el Espíritu-Materia. Ninguna sustancia, aparte de ésta, podría producir la molécula humana.

Aquí se resume la aportación más significativa de Teilhard de Chardin que, sino enteramente novedosa, es uno de los más logrados esfuerzos para conciliar el aparente conflicto entre materia y espíritu (y ese viejo dualismo cartesiano). Es la evolución la que toma el papel de esta fuerza conciliadora -una liga de sentido y redención- entre la dualidad de materia y espíritu. Una no es más que la otra en un proceso de transformación inevitable. La evolución es, entendemos ahora, sinónimo de alquimia. Todas las cosas tienden al espíritu, como una semilla a una flor. "El universo en gravitación se encaminaba hacia el Espíritu como su forma estable en perspectiva"... "La materia, prolongada, y penetrada hasta el fondo, siguiendo su verdadero sentido... se metamorfoseaba irresistiblemente en Psique". Vivimos, sugiere Teilhard de Chardin (y en esto coincide notablemente con el alquimista francés Schwaller de Lubicz, quien utiliza "conciencia" en vez de "espíritu" en su visión evolutiva) en un universo no sólo en estado evolutivo sino de génesis perpetua hacia la perpetuidad, de creación hacia el Creador. En términos de Teilhard de Chardin, al final la evolución, siguiendo el llamado magnético del Punto Omega, hará de todas las cosas un pleroma crístico, la total espiritualización del universo, la comunión absoluta con lo divino. Esto ocurre por medio del amor, que es el fusible dentro de la materia, lo que hace que las cosas se transformen en espíritu.

Hasta aquí este aproximación a la visión mística de Teilhard de Chardin, quien vio en el centro más profundo de la materia un brillo, que era el sello del espíritu, de la unidad que trasciende a la materia y a la vez es inmanencia (promesa divina, semilla, reflejo del verbo creador). Más allá de dejar para una siguiente exploración la discusión de algunos puntos nodales --cómo la ontología de ese "brillo" o la siempre elusiva definición de lo que es el espíritu-- me parece importante, en primera instancia, contemplar con apertura racional e igualmente intuitiva lo que nos plantea Teilhard de Chardin, quien en el fervor de su prosa fulgurante (cristal lustrado por la fe) nos hace inclinarnos amablemente a su teoría de la evolución espiritual de la materia. Y es que hay algo, en el corazón de nuestra materia, que nos hace siempre desear (y necesitar incluso) más unidad, "plus être". Oficiando una boda, el sacerdote jesuita dijo una vez en su alocución a la pareja a la que unía en matrimonio: "¿Qué es lo que intentamos con nuestros mejores actos sino hacer reinar un poco más de unidad?". Creo que por lo menos en esto último Teilhard de Chardin tiene razón, y es lo mejor que hay en nosotros (¿lo verdaderamente evolutivo?) lo que busca salvar aquello que nos separa para ir más allá de la individualidad y siempre unirse, unirse ya sea con Dios, con el planeta o con otro ser humano. En la unión se encuentra el éxtasis religioso pero tal vez también nuestra más alta ciencia.

Alejandro Martínez Gallardo
(Visto en http://pijamasurf.com/)

18 comentarios:

  1. Canto de guerra de las cosas
    Joaquín Pasos

    "Cuando lleguéis a viejos, respetaréis la piedra,
    si es que llegáis a viejos,
    si es que entonces quedó alguna piedra.
    Vuestros hijos amarán al viejo cobre,
    al hierro fiel.
    Recibiréis a los antiguos metales en el seno de vuestras familias,
    trataréis al noble plomo con la decencia que corresponde a su carácter dulce;
    os reconciliaréis con el zinc dándole un suave nombre;
    con el bronce considerándolo como hermano del oro,
    porque el oro no fue a la guerra por vosotros,
    el oro se quedó, por vosotros, haciendo el papel de niño mimado,
    vestido de terciopelo, arropado, protegido por el resentido acero…
    Cuando lleguéis a viejos, respetaréis al oro,
    si es que llegáis a viejos,
    si es que entonces quedó algún oro."

    ResponderEliminar
  2. http://www.materialdelectura.unam.mx/index.php/poesia-moderna/16-poesia-moderna-cat/72-030-joaquin-pasos?start=3

    ResponderEliminar
  3. Jijiji....filosofía que ya cansa, manido, un corta y pega,...Gurús de pacotilla. NO ME DICE NADA
    De qué evolución habla??? bla, bla,... Del 'punto omega' con el giro a la derecha, verdad? (véase la onda Fibonacci, pero bien leído, puede sorprender) A mí me gusta lo sencillo razonado
    Pregúntese a ver ese 'paxarón negro' de dónde salió y qué está haciendo?? Mire, no es necesario mucho conocimiento, sólo hechos. Bueno, no me puedo dirigir a este sr porque ya está fallecido. Fue *jesuita, uummm!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos, que no te ha gustado.

      Eliminar
    2. No me gusta porque no lo entiendo, y el que diga lo contrario, miente
      Es algo así como el lenguaje de los jueces y abogados que escriben sólo para listos, yo tengo malas entendederas jiji..El que lo sepa mejor que lo explique (*_*)
      1ºQué se entiende por espíritu y qué por materia
      2ºteorias darwinianas?? No hay evolución, el hombre desde que es hombre, es cº es, con conciencia y consciencia

      Cuando comente más lo haré con mi nombre de usuario, no tengo nada que esconder. Es que no me deja muy bien enviar como anónimo. Soy Carolina

      Eliminar
    3. Esto es lo que decía mi abuela hablar por no callar... prueba a leer las primeras páginas del Tractatus logicus philosophicus, amiga mía, a ver si lo entiendes mejor y luego nos cuentas lo que piensas de Wittgenstein, que ardo en deseos de conocer tu opinión al respecto ;-D

      Eliminar
    4. Del Tractatus...
      Yo considero (al igual que él),pero de distinta manera que tanto los 'hechos' como los 'objetos' forman parte de este mundo, sin embargo se olvidó del 'individuo' como ser principal de esto. No dice nada del 'poblador'por excelencia, curioso!! jiji.. Y precisamente es el hombre el que realiza y ejecuta los hechos, el que crea y mueve los objetos
      Una manera de decir, sin decir lo fundamental, es no decir nada
      No me gusta la filosofía del tipo que sea, muy poco he leído. Para mí no tiene fundamento
      *Dime una cosa, tú a quién crees que van dirigidos estos escritos, tratados o llámales como quieras?
      Y qué se pretende con ellos?
      Carolina

      Eliminar
    5. Touché, señora. Me doy por vencido. Mis respetos.

      Eliminar
    6. Tranquila Carolina, dormilón es así, un espíritu libre que está más fuera que dentro, si sigues aquí por un tiempo te acabas acostumbrando o en su defecto, mi caso, no le leo, pero es buen tío, tan confundido como el resto solo que él da el coñazo con un discurso que ni él entiende y lo que es peor, no ayuda a la causa, si esta se produce alguna vez, todo pensamiento unitario ya sea la fe o religioso, si hay que seguir a un líder, ya sea terrenal o espiritual, todo eso es lo que nos llevado hasta la actualidad, a esto los pobres de mente le llaman libre albedrio como si alguna vez tuviéramos el control de lo que nos rodea a no ser la decisión de morir, que eso es lo único personal que nadie nos puede quitar, el resto está todo controlado, solo hay que ver esta "realidad" llamada nueva normalidad, no se si os habéis dado cuenta pero la agenda globalista sigue su curso, veremos que hacemos los que nos creemos despiertos, comparados con los franceses somos unos mierdas. Aquí en algunas regiones piden el certificado y los borregos como locos a vacunarse para la puta cervecita y estos espíritus libres dando el coñazo como si nada, si te dan una hostia, de verdad no la puta sagrada, y pones la otra mejilla no es libre albedrio, es que eres gilipollas... suerte, la vamos a necesitar, seguiremos en contacto, el tema se pone interesante para el Otoño, siempre nos queda la luz interior y diversas chorradas de control de rebaño.

      Eliminar
    7. Ahora el que no se ha enterado muy bien del mensaje soy yo... Pero no importa... En cualquier caso SE OS AMA

      https://youtu.be/n22GNeqy3Eg
      Mensaje IMPORTANTE de nuestra Elsita. No os lo perdáis.

      Eliminar
  4. Un libro bellísimo en dos volumenes acerca de la Luz ...

    EL SENTIDO NUMINOSO DE LA LUZ ... Aproximaciones entre Creación y Experiencia Visionaria

    MARÍA PILAR RIVERA GUIRAL

    Pido comprensión al Espíritu por intentar apalabrar lo Inefable.

    https://creacionesimaginales.files.wordpress.com/2021/08/el_sentido_numinoso_de_la_luz_vol_i.pdf

    https://creacionesimaginales.files.wordpress.com/2021/08/el_sentido_numinoso_de_la_luz_vol_ii.pdf

    ResponderEliminar
  5. 'La Materia matriz del Espíritu. El Espíritu, estado superior de la Materia.' Guauuuuuu
    Gracias por el artículo que nos da un respiro ante el monotema 👉💉😵😰😒
    Saludicoss y FORÇA y PAZ en la mente.🙌💖🌟✊

    ResponderEliminar
  6. El que se ha sometido a la tortura de leer a Teilhard de Chardin SABE que no dice más que vaciedades, sofismas y elucubraciones personales sin sentido. Hasta para inventarse una religión hay que tener algo que decir, pero Teilhard sólo quería dejar de ser católico y su ego le impedía reconocerlo simplemente, porque su vida hubiera perdido todo signifacdo. Y como él muchos otros de su época y posteriores. De estos últimos algunos han llegado muy alto, pero creo que están en el mismo estado espiritual que Chardin.

    ResponderEliminar
  7. Qué marabunta!!! Se tenía que haber adentrado en un bosque a ver que le susurraban los árboles...
    Con esos conceptos o principios que dice para poder entender el mundo, no me extraña que éste esté un tanto desajustado, uuufff
    Los pensamientos, los hechos, las cosas en general son más fáciles de exponer y de explicar que todo eso
    Dime, tú a quién crees que va dirigido este tipo de información (le puedo llamar así)??

    ResponderEliminar
  8. Lo cierto es que los hay que se complican una barbaridad.

    Con lo sencillo que es amar a Dios con todos nuestro corazón y sentir que Dios nos ama de la misma forma.

    El que siente de verdad esas dos cosas ya sabe más que todos los padres de la Compañía juntos.

    And the rest is silence.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, y creo que es esa 'compañía'la que ha tenido y está teniendo o recibiendo esa especie de "mensaje-doctrina" a comunicar
      Con el tiempo y la insistencia todo va calando. Una especie de extorsión de la mente, no para todos con suerte

      Eliminar
  9. Lo dicho anteriormente... madre mía que futuro nos espera, el día que se inventaron a dios para que unos hombres dominen a otros, ese día fue la perdición de la humanidad, pero la culpa de todo siempre ha sido nuestra, nos creemos todo y así nos vemos, saludos Carolina, eres la única humana de verdad por estos lares...
    Bienaventurados los borrachos porque ellos verán a dios dos veces. Más que sus adoradores que llevan 2000 años esperando al hijo que tampoco han visto... Mal invierno nos espera y encima tener que estar rodeado de covicreyentes y covireligiosos creyentes, el caso es creer oye, en lo que sea, pero creer por dios.... !!!!!

    ResponderEliminar
  10. Buuff...!!Te has despachado a gusto entre el anterior comentario y éste jijiji...Vaya! Caí en buena hora por aquí...Ya leía antes "Astillas", pero me volví perzosa, y abandoné. A lo mejor ahora 'gerasa' nos llama al orden por petar este tema comentando tanto
    Sacad vuestro nombres o alias, porque sino vaya liada con tanto anónimo
    Hasta después de agosto, aunque con tanto mutante -humano y bicho- se nos ha complicado todo

    ResponderEliminar