lunes, 23 de septiembre de 2013

SE PUBLICA UN VIDEO INÉDITO DEL ATAQUE A LAS TORRES GEMELAS


El portal LiveLeak ha difundido una grabación inédita realizada en Nueva York a pie de calle durante los atentados del 11 de septiembre de 2001. Pese a la confusión y al "shock" generalizado que reflejan, las declaraciones y comentarios de ciudadanos anónimos apuntan ya a las teorías que durante los siguientes doce años han ido abriéndose paso en la mente de los buscadores de la verdad frente a la grosera e interesada versión oficial. Así, en el minuto 7.08  un joven de raza negra afirma "... it´s an inside job" ("Es un trabajo interno", es decir, un autoatentado).

Un poco antes hay una referencia a uno de los más extraños episodios relacionados con los sucesos de aquel día: la intercepción de una furgoneta conducida por dos israelíes y cargada de bombas, en cuyo lateral estaba pintado -como un salvoconducto, ¿ante quién?- un avión estrellándose contra el World Trade Center.

Recordemos que aquel fatídico día las fuerzas de seguridad se hallaban desarrollando un simulacro de emergencia uno de cuyos supuestos era el secuestro de aviones comerciales para utilizarlos como proyectiles contra edificios, algo que solo era conocido por los militares pero que se materializó a los ojos de los neoyorkinos y del mundo.

Pese a las reacciones histéricas de la gente, que van desde culpar a Irán del atentado hasta suponer que hubo explosiones también en el Tribunal Supremo e incluso en Chicago, las declaraciones de la policía resultan sospechosamente fiables, hasta el extremo de que en el minuto 10 un agente anuncia la inminente caída del edificio 7, que no había sido atacado.

Por qué esta grabación no ha salido a la luz hasta ahora es algo que alguien debería explicar, pues si las imágenes que contiene hubieran sido censuradas por las cadenas de televisión la única razón concebible es que contradicen la explicación oficial de los atentados. Que junto con su divulgación se haya producido un salvaje atentado atribuido a la rama local de Al Quaeda en Kenia podría obedecer a crear una cortina de humo para encubrir lo trascendental de su aparición. De momento, entre los miembros del comando terrorista autor de este ataque han sido identificados tres ciudadanos norteamericanos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario