jueves, 5 de septiembre de 2013

LA ATRIBUCIÓN DEL ATAQUE QUÍMICO EN DAMASCO A ASSAD HACE AGUAS POR TODOS LADOS


Las evidencias de que el supuesto ataque químico que la OTAN pretende utilizar como excusa para atacar Siria fue en realidad perpetrado por los "rebeldes" son cada vez mayores. Entre ellas destaca la intercepción, realizada por un "hacker", de los correos de Anthony Jamie MacDonald, director general de Personal de la oficina de Operaciones y Planes del Jefe Adjunto del Estado Mayor de Inteligencia del Ejército, que entre otros incluyen uno, enviado al dia siguiente del ataque químico por un colega del coronel, Eugene Furst, en que éste le felicita por el éxito de la operación y le informa del eco que ha tenido en los medios oficiales, en particular el "Washington Post".

Por otra parte, las informaciones sobre el saldo de víctimas de la acción resultan sumamente contradictorias, dependiendo de si uno atiende a las que utiliza Francia, que habla de "al menos 281 muertes", o las que divulgan los medios oficiales en E.E.U.U., hablando de "más de 1.400 víctimas".

El gran valedor de Siria en este pulso internacional que, obviamente, apunta a Irán como siguiente ficha de dominó en ser golpeada, Rusia, ha presentado fotos captadas por los satélites de su país en las que pueden verse los disparos de 2 obuses –a las 01 horas y 35 minutos de la mañana– realizados desde la zona de los rebeldes en Duma hacia las zonas, también rebeldes, que resultaron afectadas por los gases –en Jobar y entre Arbin y Zamalka– en horarios que coinciden con los incidentes reportados. Las fotos de los satélites rusos no permiten determinar si se trata de obuses químicos pero sugieren que la «Brigada del Islam» que ocupa la localidad de Duma quiso matar tres pájaros de un tiro: eliminar a sus rivales en el seno mismo de la oposición, lograr que se acusara a Siria de usar armas químicas y contrarrestar al mismo tiempo la ofensiva del ejército sirio contra las posiciones de los grupos armados que hostigan la capital.

El gobierno sirio no es signatario de la Convención contra las Armas Químicas –como tampoco lo es su enemigo israelí– y dispone de ese tipo de armamento. Pero los "rebeldes" también lo tienen, como ya lo confirmó Carla del Ponte en declaraciones que desataron la cólera de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

Ya en diciembre de 2012, el Ejército Sirio Libre difundió un video en el que realizaba un experimento de laboratorio con un gas venenoso y amenazaba con utilizarlo contra los alauitas. Esta misma semana, el gobierno sirio descubrió en las afueras de Damasco varios escondites que contenían armas químicas, mascaras antigases y dosis de antídotos. Los productos provenían de Arabia Saudita, Qatar, Estados Unidos y los Países Bajos. Es, por cierto, a pedido del gobierno sirio –y no de los occidentales– que los expertos de la ONU se encuentran en Siria por dos semanas para investigar las alegaciones de uso de armas químicas. Para terminar, el 29 de mayo de 2013, la policía turca arrestó una docena de miembros del Frente al-Nusra y les confiscó armas químicas destinadas a su uso en Siria.

Irán, por su parte, ha anunciado, por boca del jefe adjunto de su estado mayor, el general Massud Jazayeri, que para Teherán el ataque contra Siria sería la violación de la «línea roja», precisando que si la Casa Blanca pasa a la acción tendrá que enfrentar «graves consecuencias».

(Fuentes: RT, Red Voltaire)


No hay comentarios:

Publicar un comentario