miércoles, 11 de septiembre de 2013

¿DÓNDE ESTABAN LAS FUERZAS AÉREAS EL 11-S?


Al cumplirse doce años de aquel engaño global que fueron los auto-atentados del 11-S, el blog se une a la demanda de aclaraciones respecto a aquel fatídico suceso, al que tantas entradas ha dedicado, volviendo sobre uno de los muchos puntos oscuros de aquella jornada.


Hacía una hora que había ocurrido lo de las Torres Gemelas en Nueva York, cuando ocurrió lo del Pentágono. Por tanto, el mundo ya estaba convulsionado.

Pues bien, aquel poderoso, ahora endeble, edificio del Pentágono está alojado a 15 km de la base aérea Andrews que posee aviones caza para cualquier acción imprevista.

La “versión oficial” admite que se enviaron cazas para evitar lo del Pentágono, pero no llegaron a tiempo. Y, en lugar de enviarlos de la base más próxima (la Andrews donde “casualmente” no estaban disponibles, estaban en prácticas) se procedió a enviar los de la base de Virginia, la Langley.

Como digo, así y todo, según el Norad (mando aéreo de la defensa de Norteamérica) no pudieron llegar a tiempo.

¿Combustión del queroseno de una aeronave ... o misil?

Pero aclaremos el asunto.

La base aérea de Langley (que envió dos F-16 a as 9:24 hs) está ubicada a 200 km del Pentágono. Un F-16 puede alcanzar velocidades de casi dos veces la del sonido (Mach 2, aproximadamente 2300 km/h).

Ahora bien, juntemos todas las piezas de este extraño puzzle y analicemos el dibujo que nos presentan.

Si el impacto fue, según el Norad y la “versión oficial”, a las 9:37 hs, la distancia pudo ser cubierta por los cazas a su máxima velocidad (tuvieron más de 12 minutos). Pero, por alguna siniestra razón, aquellos bólidos del aire no emplearon más allá de los 400 km/h, según los cálculos matemáticos que invito que ustedes mismos realicen.

¿Por qué? La respuesta no puede ser más obvia...

Aún hay más. Según los partes sismograficos, el impacto al Pentágono fue efectuado a las 9:41 hs, no a las 9:37 hs.

Y digo yo ¿Por qué, sabiendo la situación de la nación, donde sus dos monumentos más emblemáticos ya habían sido alcanzados, no se llegó a tiempo a evitar esta nueva catástrofe.? Y tuvieron una hora para reflexionar cual podría ser el siguiente objetivo en la negra lista de los terroristas. Aun así, las medidas de seguridad del Pentágono dejaron mucho que desear.

(Fuente: http://www.formarse.com.ar/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario