viernes, 31 de mayo de 2013

LA COMUNIDAD DE MADRID RECONVIERTE A LOS PARADOS EN ESCLAVOS


La Comunidad de Madrid ha dado luz verde a un nuevo plan de colaboración social para los desempleados que están cobrando todavía la prestación, consistente en que habrán de trabajar hasta ocho horas al día en instituciones públicas de la región para mantenerla. Se pretende que "no se oxiden". Y de paso, que ejerzan un trabajo sumergido para evitar contratar a trabajadores que ocupen los puestos que han recortado con la crisis.

El Boletin Oficial de la Comunidad de Madrid publicó anteayer una nueva medida dirigida exclusivamente a las personas desempleadas que reciben prestaciones o subsidios por desempleo y que excluye a quienes más lo necesitan por llevar más tiempo en paro y por no contar con ayudas.

Se trata del llamado programa de recualificación profesional para desempleados participantes en trabajos temporales de colaboración social. Consiste en que los Ayuntamientos podrán solicitar hasta 100 desempleados para realizar "obras y servicios de interés general". Van desde rehabilitación de viviendas, vigilancia, reparación de calles, aceras y alumbrado, transportes públicos, gestión de residuos, prevención de incendios, actividades de ocio y cultura, turismo...

El sindicato CCOO ha denunciado que con esta orden, la Consejería de Empleo "sigue empeñada en dirigirse a los únicos colectivos que no pueden negarse a realizar trabajos en los que ni se les contrata ni se les da de alta en Seguridad Social (solo cotizarían por accidente de trabajo y enfermedad profesional), a cambio de un pequeño complemento económico (en muchos casos no superior a 200 euros al mes por jornadas de 8 horas diarias), a la vez que contenta a los Ayuntamientos que tendrán mano de obra barata para realizar trabajos que deberían realizar trabajadores del propio Ayuntamiento".

Además, los desempleados obligados a este servicio recibirán cursos de formación, aunque ésta no esté relacionada con el trabajo esclavo que luego se les asigne. La Comunidad pretende que esta medida, que será incentivada con subvenciones regionales a los ayuntamientos que la pongan en práctica, es una forma de atender el problema del desempleo (la cínica Consejera de Empleo, Turismo y Cultura de la Comunidad de Madrid la ha calificado, dando muestras de un empanamiento mental de proporciones geométricas, de "círculo perfecto"). Es obvio que se está buscando abaratar los costes laborales en numerosos consistorios donde previamente se han producido Expedientes de Regulación de Empleo que han afectado a numerosos trabajadores municipales.

(Fuente: http://www.elboletin.com/)

P.D.: Mañana es primero de mes, día que este blog solo publica entradas positivas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario