viernes, 15 de febrero de 2013

¿TENDRÁ QUE ENFRENTARSE OBAMA A UNA SEGUNDA GUERRA CIVIL EN LOS E.E.U.U.?


En los últimos 40 años, la cantidad total de toda la deuda de los Estados Unidos ha crecido desde alrededor de 2 trillones de dólares a casi 55 trillones de dólares. Esta gigantesca burbuja de deuda no tiene antecedentes en la historia de la humanidad, y amenaza con estallarle en la cara al presidente Obama.

Mientras tanto, ha habido informes de que el Gobierno de Estados Unidos ha estado haciendo acopio de alimentos y municiones, a la vez que Obama ha firmado un montón de órdenes ejecutivas que potencialmente se aplicarían en caso de un gran colapso social, como sería una ley marcial.

Esto genera temores de que las autoridades federales se estén preparando para disturbios masivos, temores han aumentado después de revelarse que el Departamento de Seguridad Nacional está planeando comprar 750 millones de municiones, además de las rondas de 450 millones de balas de punta hueca que ya adquirió en 2012.

Además de la reacción espontánea de ciudadanos enfurecidos pero desorganizados, la preocupación de la Casa Blanca son las milicias con que cuentan numerosos Estados: el presidente, temiendo a una revolución en su contra por parte de éstos, se ha movido rápidamente nacionalizando casi todas las fuerzas de la Guardia Nacional en varios Estados; Georgia, Alabama, Kansas, Minnesota, Tennessee, Virginia, Louisiana, Carolina del Sur – para nombrar unos pocos.

Los gobernadores de los grandes Estados de Alabama, Georgia, Louisiana, Carolina del Sur, Tennessee, Texas y Virginia, todavía tienen bajo su Comando y Control, las Fuerzas de Defensa del Estado para ir en contra de las Fuerzas Federales de los Estados Unidos.

Es importante tener en cuenta que no hay leyes en los Estados Unidos que prohíban que las tropas de la Guardia Nacional se unan a las fuerzas de defensa de su propio Estado. Este dilema se produjo durante la Guerra Civil cuando muchos “ciudadanos soldados” eligieron servir para las fuerzas de sus Estados en lugar de al Gobierno Federal.

El presidente Obama está furioso con varios gobernadores de Estado que han restablecido las “Fuerzas de Defensa del Estado“. Estas fuerzas se describen como “Fuerzas de Defensa del Estado (también conocidas como Guardias Estatales, Reservas Militares del Estado, o las Milicias Estatales), y en los Estados Unidos son unidades militares que operan bajo la única autoridad del gobernador del Estado; no están reguladas por la Oficina de la Guardia Nacional ni son parte de la Guardia Nacional de los Estados Unidos”.

El presidente Obama tiene razones para temer a estas Fuerzas de Defensa del Estado, de las que no tiene el control. Tampoco está en buenas relaciones con el Ejército, del que es el comandante supremo, pese a lo cual ha tenido choques a raíz de los conflictos externos en escenarios como Irak o Afganistán, choques que hasta ahora ha liquidado con la destitución de varios generales díscolos.

Los dos gobernadores líderes de la oposición a Obama son Tim Pawlenty, gobernador de Minnesota; y Rick Perry, gobernador de Texas. Ambos han afirmado que tienen “un profundo miedo de que el Presidente esté destruyendo su Nación.”

El temor del Gobernador Pawlenty se debe a que desde que Obama ha asumido el poder, ha buscado el apaciguamiento de los "enemigos de los Estados Unidos", y ha evitado a algunos de los más fuertes aliados, especialmente Israel. El Gobernador Perry ha declarado que Obama está castigando a su estado Texas arrojando a decenas de miles de inmigrantes mexicanos ilegales en las ciudades y pequeños pueblos de Texas.

El Gobernador Perry recientemente declaró: “Si el Washington de Barack Obama no deja de ser tan opresivo, los tejanos podrían sentirse obligados a renunciar a su ciudadanía estadounidense y separarse de la Unión”.

Como es fácil ver, parece reproducirse los síntomas que en 1860 dieron origen a la secesión de los Estados Confederados, lo que causó la sangrienta Guerra de Secesión: una sociedad dividida, convulsionada y al borde de una crisis de gran magnitud, el sojuzgamiento de una minoría étnica vista como inferior, la visión de los E.E.U.U. como un apaño de políticos ventajistas ajenos a la voluntad de los sureños, ...

Ángel González escribió que la historia y la morcilla repiten porque ambas se fabrican con sangre. Y Hollywood no deja de recurrir a la figura de Lincoln como referente para el momento que vive el país. ¿Casualidad? Nada es casual.


(Fuente: http://www.dequehablamosahora.com.ar/sublevacion_eeuu/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario