miércoles, 13 de febrero de 2013

ESPAÑA: EL ESCÁNDALO QUE NO CESA


La desvergüenza de la número dos de los "ppopulares", Mª Dolores de Cospedal, a la hora de justificar el aumento de sueldo de Rajoy (un 27 % entre 2007 y 2011) parece inagotable. El argumento para justificar la golosa mejora de la remuneración de Mariano es que "en aquella época el PSOE negaba la crisis". Es decir, para Rajoy en 2011 había crisis cuando declaraba a "El Correo" que "había quer trabajar unas poquitas horas más o bajarse un poquito el sueldo" (así, en plan "Flanders"), pero no la había cuando se trataba de recibir cuantiosos emolumentos. La teoría de la "doble verdad" (o "averroísmo latino") resucitada de su descrédito medieval. Si "la Dolorosa" (Cospedal) hubiera explicado directamente que el Presidente es bipolar nos hubiera ahorrado el razonamiento que conduce inexorablemente a tan rotunda conclusión.

En otro orden de cosas, la Fiscalía Anticorrupción pide imputar a tres primas -lejanas, eso sí- del Rey en el "caso Emperador" (la cosa da para chistes), la trama de evasión fiscal presuntamente liderada por Gao Ping. La sangre azul cada día está más sucia.

Finalmente, el "caso Nóos" sigue extendiéndose como una mancha de aceite, salpicando ahora al actual ministro dicen que de Justicia, Alberto Ruíz-Gallardón, alcalde de Madrid y presidente del Patronato Madrid 16 en 2007, cuando se produjo el pago de al menos unos 110.000 € de nada -procedentes de fondos públicos- a la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (FDCIS) presidida por Diego Torres y con Iñaki Urdangarín de socio, sin que conste justificación alguna de a qué servicios corresponde el cobro de tal cantidad.

"El Confidencial" asegura que el pago de una cantidad variable de entre 6.000 y 12.000 € se produjo mensualmente durante al menos año y medio, camuflándose -a sugerencia del yerno del Rey- como "donaciones" para evitar tributar.

Recuerdo a los lectores que la FDCIS, fundada por Torres y Urdangarín para atender a niños discapacitados y enfermos, sirvió en realidad como tapadera para desviar a paraísos fiscales una parte de los más de 15 millones de € captados por el instituto Nóos.

Esta puede ser solo la primera parte de cómo los responsables de "Madrid 2016" pudieron cometer un delito de malversación de caudales públicos. Parece que empieza a estar claro para qué se pedían Olimpiadas para Madrid cuando se sabía que no se contaba con ninguna posibilidad, e incluso sabiendo en el caso de la de Río 2016 que ya estaba concedida.

Vaca gorda con genes de la gallina de los huevos de oro y odeñadores espabilados

No hay comentarios:

Publicar un comentario