domingo, 30 de mayo de 2021

UNA AVALANCHA DE MENTIRAS



No hay duda de que entre las razones por las que voces y opiniones como las mías nunca se escuchan en los principales medios de comunicación está una censura extrema más adecuada para China que para una democracia liberal.

Permítanme ilustrar con un ejemplo cercano por qué ya es hora de que cambiemos nuestra respuesta.

Una de las grandes mentiras oficiales: la ivermectina, que figura entre los medicamentos esenciales de la OMS tiene propiedades antivirales y antinflamatorias muy potentes contra el Covid, pero fue desprestigiada y su uso se retrasó durante meses. Si se usara más, no habría necesidad de vacunas.

Es muy barata, ya que su patente ha expirado hace mucho tiempo; es uno de los medicamentos más utilizados en la historia mundial; es extraordinariamente seguro; a menudo salva vidas contra las infecciones parasitarias.

También es uno de los tratamientos farmacéuticos mejor establecidos para Covid-19, que muestra beneficios en todas las etapas de la enfermedad, como han demostrado múltiples ensayos clínicos independientes.

El 3 de enero de 2021, la Dra. Tess Lawrie intentó informar al Primer Ministro del Reino Unido sobre el potencial de la ivermectina.

Su video aquí fue retirado de YouTube pocas horas después de la publicación, aunque sobrevive en Vimeo.



El documento del grupo de intensivistas estadounidenses de la FLCCC (cuyas tasas de supervivencia para el Covid-19 grave son las más altas) que sirvió de inspiración para el trabajo del Dr. Lawrie fue aceptado después de una extensa revisión abierta por pares (incluidos dos empleados de carrera de la FDA) y ‘provisionalmente aceptado ‘por la revista de ‘ciencia abierta’ Frontiers in Pharmacology.

La captura de pantalla del resumen tuiteado por Clare Craig que se muestra aquí atrajo más de 100.000 visitas. Luego, misteriosamente, fue rechazado y retirado por el editor en jefe de Frontiers.


Todavía está aquí en forma de caché, aunque el Ministerio de la Verdad ha estado trabajando y lo colocó en un agujero de la memoria, por lo que no queda rastro en el sitio web de Frontiers.

Destinado a un número especial sobre ‘medicamentos reutilizados’ para Covid-19, varios editores invitados estaban tan indignados por este comportamiento que renunciaron como protesta. Puedes leer su carta aquí.

Llegaron a la conclusión de que «estos desafortunados hechos constituyen una grave mala conducta editorial por parte de Frontiers».

Afortunadamente, este importante artículo ahora es publicado por el American Journal of Therapeutics y se puede leer en su forma final aquí.

Sin embargo, esto consiguió retrasar casi seis meses su distribución a los principales organismos de salud pública a partir de mediados de noviembre.

Se envió una copia a Sir Jeremy Farrar, jefe de Wellcome Trust y miembro de Sage (Grupo Asesor Científico para Emergencias), quien se la pasó al profesor Peter Horby (también en Sage), entre otros, el 18 de noviembre de 2020.

Así que la eficacia de la ivermectina debe ser bien conocida por los asesores del Gobierno, pero no han hecho nada al respecto.

Asimismo, el metaanálisis formal y riguroso realizado por el equipo de la Dra. Tess Lawrie en Evidence-Based Medicine Consultancy Ltd ha sido comunicado a Matt Hancock, pero sin respuesta.

Les cuento esto porque todo lo que le dirán los gobiernos, sus asesores científicos, las grandes farmacéuticas (aquí está Merck, que originalmente la desarrolló y comercializó) y las agencias reguladoras es que la ivermectina no funciona para el Covid-19.

Están mintiendo.

Invito a cualquiera de ellos a que me demande, pero no lo harán, pues ganaría fácilmente.

Nos están mintiendo a la cara: los gobiernos, sus asesores y expertos, las multinacionales farmacéuticas, las agencias reguladoras y los medios de comunicación, mienten.

Hasta la fecha, a pesar del conocimiento, la experiencia y el prestigio de los científicos que cuestionan la narrativa oficial de Covid-19, como grupo, evidentemente, han sido ineficaces.

Y es poco probable que esto cambie mientras, como educados profesionales, no digan: ‘Esto es corrupción y están mintiendo deliberadamente para asustar a la gente’.

Además, sin saberlo, han estado desempeñando los papeles previstos por aquellos, incluido nuestro propio Gobierno y sus asesores, que controlan la narrativa global de Covid.


Ellos juzgaron correctamente que nosotros los educados británicos no los acusaríamos de mentir abiertamente, aunque a menudo hacen exactamente eso.

La reciente declaración de Boris Johnson, que nos dice que fue el encierro y no la vacunación lo que redujo los casos y las muertes, es un buen ejemplo.

Sin embargo, está exponiendo una falacia, y tanto él como sus asesores saben que lo declarado no es cierto.


Los asesores del gobierno no son tontos. Algunos pueden serlo, pero los escalones superiores son muy inteligentes. Creen que la gente educada no dirá ‘no solo está mintiendo, sino que lo está haciendo en concierto con otros actores no democráticos’, porque eso es cosa de conspiranoicos, ¿verdad? y las personas poderosas nunca usan su influencia para beneficiar sus intereses.

Lo único diferente es la escala y el poder que les otorgan sus cargos públicos.

Aparte de eso, no son más que otra panda de delincuentes mugrientos que estafan a gente desprevenida.

La verdad es nuestra herramienta más poderosa. Y esa verdad es que nos están mintiendo.

La verdad también, por difícil que sea de creer, es que hay pruebas inequívocas y claras de planificación y coordinación.

No afrontar este hecho es tener la cabeza enterrada bajo la arena. A dónde nos lleva esto es fácil de discernir, una vez que las personas están dispuestas a levantar su censura interna y mirar objetivamente la evidencia.

Ahora está muy claro que casi todo lo que se le ha dicho al público y se sigue contando oscila entre falsedades y mentiras descaradas.

Ofrezco una corta lista de tales mentiras:

- Las pruebas masivas de PCR distinguen de forma razonablemente fiable a las personas infectadas e infecciosas;


- las máscaras reducen la transmisión de los virus respiratorios;

- la transmisión de la infección en ausencia de síntomas contribuye de forma importante a la propagación de la epidemia;

- los cierres, tal y como se ejecutan, reducen la hospitalización y las muertes;

- por muy pequeña que sea la población susceptible restante y por mucho que no haya personas que, si se infectan, puedan morir, la situación es peligrosa;

- no hay tratamientos farmacéuticos disponibles;

- las variantes son lo suficientemente diferentes como para justificar el cierre de fronteras y requerir nuevas vacunas;

- las vacunas basadas en genes son seguras y eficaces;

- los «pasaportes de vacunas» aumentarán la seguridad y no tendrán ningún impacto material en la libertad de elección en una democracia liberal.

Es imposible creer que los asesores superiores de los gobiernos inteligentes, bien relacionados y bien informados no sepan que casi todos, si no todos, los puntos anteriores simplemente no son ciertos.

En casi todos los casos no es una cuestión de mera opinión.

Estas declaraciones, que se han expresado y utilizado explícitamente para justificar las extraordinarias interferencias en la vida de los ciudadanos en los países democráticos, son en su mayoría demostrablemente erróneas, según lo definido por la existencia de múltiples estudios bien realizados y revisados por pares que muestran lo contrario.

Continuar con la pretensión de que existe incertidumbre científica y, por lo tanto, es comprensible que un asesor pueda ofrecer consejos matizados es incorrecto y engañoso.

Quizás es aquí donde los principales medios de comunicación han sido más culpables.

No es razonable esperar que los espectadores y lectores típicos de discursos, artículos y editoriales, ya sea de científicos escépticos o de comentaristas críticos, comprendan que, cuando señalamos que lo que está sucediendo no tiene sentido, queremos decir que «el ejecutivo es consciente de ello y daña deliberadamente al país y a sus ciudadanos”.


Si los «amos del mundo» consiguen implantar el pasaporte de vacunas, el instrumento de control más imponente de la historia estará en manos del nuevo orden mundial totalitario.

La mayoría de las veces no decimos esto, dejamos que la audiencia lo asuma por sí misma.

Pero en mi opinión, la audiencia es reacia a hacer esto.

Quieren creer en el gobierno y quizás sobre todo quieren una vida tranquila. Descreer es mucho más difícil que creer.

Así que en las últimas semanas he tomado una decisión clara, ya no sólo para señalar lo que los gobiernos y sus asesores y portavoces de todo el mundo están haciendo –que es incorrecto, científicamente injustificado y dañino–, sino para unir los puntos en un intento de proporcionar posibles explicaciones de por qué están haciendo estas cosas.

Es hora de que todos los Tomás dubitativos tomen la iniciativa y declaren sin ambigüedades que «el gobierno y sus asesores nos están diciendo cosas que son manifiestamente falsas y mantienen medidas restrictivas y dañinas para las que no hay justificación».

Al no hacerlo, están haciendo el juego a quienes creo firmemente que están involucrados en una determinada serie de crímenes de lesa humanidad.

¿Por qué digo esto? Sencillamente porque no hay ninguna interpretación benigna de los actos de comisión y omisión que se nos imponen sistemáticamente ni ninguna explicación de las declaraciones que son rotundamente erróneas, salvo la intención de engañar a la población.

Mirando ahora a nuestro alrededor, vemos que la prevalencia del virus en la comunidad es efectivamente cero.

Nótese que las autoridades nunca han admitido y determinado la tasa operativa de falsos positivos (FPR) de las pruebas masivas de PCR.

Restamos cualquier estimación razonable de 0FPR y observamos que no hay ningún caso. Esto fue así durante meses, como indica la tasa de positivos en las pruebas de flujo lateral.Ninguna variante del virus difiere en más de un 0,3% de la secuencia original, y numerosos inmunólogos académicos han afirmado con rotundidad que no existe ninguna posibilidad de que se necesiten vacunas de refuerzo/de complemento/variantes.

Sin embargo, recibimos a diario «pedagogía del miedo» sobre este tema.

El Parlamento Europeo acaba de votar las líneas básicas de un sistema de pasaporte de vacunas.

Es una certeza que el Reino Unido pronto lo secundará.

La normativa sobre mascarillas sigue vigente y muchos psicólogos creen que algunas personas están tan traumatizadas que seguirán llevándolas indefinidamente, aunque no sirvan para nada.

La economía y la moneda pueden estar ya dañadas sin remedio. Sin embargo, quedan otras seis semanas como mínimo hasta que se levanten las últimas restricciones.

Casi nadie está muriendo ‘con’ Covid-19 ahora, y de todos modos la metodología de atribución sobreestima la mortalidad.

Sin embargo, los hospitales y la atención primaria de salud siguen siendo mucho menos accesibles de lo que debieran ser, lo que inevitablemente provoca o acumula muertes evitables no relacionadas con Covid-19, por no hablar del sufrimiento y la miseria de los millones que esperan tratamientos para enfermedades dolorosas y preocupantes.

Lo más aterrador es que pronto se nos pedirá que poseamos aplicaciones de Pasaporte de Vacunas, si deseamos continuar con nuestras vidas.

Este sistema puede funcionar de manera eficaz sólo si todos están vacunados.

Este es un concepto monstruoso, porque se sabe que las cuatro vacunas que se utilizan en Europa contienen un defecto de diseño fatal: hacen que la proteína fusogénica, pro-coagulación, se exprese dondequiera que se administre la vacuna.

En algunas personas, especialmente aquellas tan jóvenes que no tienen un riesgo mensurable de muerte si se infectan con el virus, la vacunación provoca la muerte por eventos tromboembólicos.

Permitir que la población inexperta entre en esta trampa es inconcebible: habrá miles de muertes más de jóvenes inducidas por vacunas.

La conspiración de las élites contra la humanidad no es una teoría, sino un hecho. No volveremos a la vida normal nunca, inocularán a nuestros jóvenes y niños aunque no corran peligro alguno por covid-19, los tribunales no nos harán justicia, ninguna institución del sistema nos ayudará.

Invito a personas reflexivas a hacer esa pregunta difícil: ‘¿Por qué están haciendo esto?’

Mi deducción y conclusión es que la única motivación que se ajusta a todas las observaciones es la intención de «agrupar» a todos los ciudadanos en un sistema Pasaporte de Vacunas.

Este es un sistema completamente nuevo.

Nunca antes todos los individuos han estado registrados en una base de datos única e interoperable como una identificación digital (ID) única, acompañada de un campo editable relacionado con la salud.

Quien controla esa base de datos, y los algoritmos que rigen lo que permite y deniega, tiene literalmente el control total de toda la población.

No hay cruce de umbral personal o transacción que no recaiga en quienes operan ese sistema.

Como mínimo, el público merece ser advertido de que esto se avecina.

No espero que los procesos judiciales convencionales nos protejan de ninguna manera.

Todas las instituciones ya han fallado al pueblo del Reino Unido.

Dado que numerosas decisiones del gobierno (según las instrucciones de Sage) han provocado ya muchas muertes evitables, creo que es razonable considerar cuál es el premio que lleva a la gente inteligente a hacer las cosas que ha hecho y sigue haciendo.

Las posibles respuestas a esta pregunta son todas malas.

No puedo concebir una situación en la que en breve se nos permita reanudar nuestra vida normal. No hay el menor indicio de ello en ningún caso.

Me ha resultado imposible llegar a una interpretación benigna de los hechos.

Nadie trabaja tan cuidadosamente y durante tanto tiempo como evidentemente se ha hecho, en todo el mundo, solo para detenerse repentinamente.

Le he preguntado a cientos de personas y ni una sola (a) ha señalado dónde falla mi lógica o (b) ha encontrado una interpretación benigna.

Mi propia convicción es que el propósito es, como mínimo, establecer un sistema de control totalitario que significará la extinción de la democracia liberal.

Casi no importa cuáles sean los siguientes pasos, pero podrían, por ejemplo, haber sido vendidos a numerosas personas como la única solución al «calentamiento global antropogénico» (AGW): la cantidad de recursos que se nos permitirá producir y consumir será fijada por algunos controladores invisibles.

Es posible que vayan un paso más allá y vean la reducción de la población o la despoblación como otra vía para resolver el problema percibido del Calentamiento Global Antropogénico (AGW).


Considere la eliminación de la clase del periodista inquisidor, la censura de todos los medios de comunicación.

El implacable desprestigio y la exclusión de aquellos que hacen demasiadas preguntas incómodas.

El asombroso despilfarro de dinero público, del que aparentemente los mercados de divisas no se inmutan.

La destrucción de las PYMES, que proporcionan un tercio de los puestos de trabajo y una parte importante de los ingresos fiscales.

La mentira implacable.

La desinformación.

El uso de operaciones psicológicas para asustar y someter.

El desprecio absoluto por los vacunados con «vacunas» que son demasiado inseguras para su función.

La doblez de la ilegalidad del uso de información incorrecta para persuadir a las mujeres embarazadas de que se vacunen.

Las numerosas violaciones del Código de Nuremberg, ya que a nadie se le dice explícitamente que estas vacunas son experimentales y, por lo tanto, los receptores están siendo inscritos involuntariamente en un ensayo clínico de fase 3 sin precedentes y sin control.

El anuncio de que, en breve, se vacunará a nuestros hijos menores de edad.


A la luz de los datos (oficiales) que nos presenta esta gráfica, ¿qué necesidad hay de
poner en riesgo a niños y adolescentes inoculándoles una vacuna experimental?

Añadamos que las «vacunas de complemento» no son vacunas. Quien ha sido vacunado no necesita más vacunas. La inmunología es mi fuerte, así que estoy seguro de esto.

¿Es imposible que en esos mil millones de frascos que las farmacéuticas ya nos han dicho que fabrican, haya alguna secuencia genética que instigue una de las pocas docenas de patologías, con tiempos de aparición que van desde lo casi inmediato hasta un corto número de años?

Le aseguro que la biotecnología tiene un poder impresionante, y puede utilizarse para bien o para mal.

Creo que he argumentado de forma concluyente que lo que han hecho los gobiernos y sus asesores -supuestamente- "científicos" implica inequívocamente una conspiración.

Se han cometido los mismos «errores» en todas partes.

Los mismos trucos y manipulaciones.

Los que afirman que todo esto es una coincidencia son teóricos de la coincidencia.

Yo sostengo que, a menos que esto se señale al público antes de que se establezca cualquier posible sistema de «pasaportes de vacunas», todos hemos fallado colectivamente en el cumplimiento de nuestros deberes de ser valientes, de arriesgarnos, de parecer tontos:

Me comprometo absolutamente a seguir denunciándolo mientras tenga aliento en mi cuerpo.

Mike Yeadon,
ex director científico y ex vicepresidente de Pfizer Global.
(Fuente: https://www.conservativewoman.co.uk/; visto en https://www.clinica-aeromedica.net/

6 comentarios:

  1. La soledad hace siempre extraños compañeros de cama, vivimos en un planeta con 7.400 millones de almas pero estamos solos y lo solemos reconocer cuando meditamos en soledad, por eso triunfa las religiones y los colectivos, la necesidad se hace obsesión a la pertenencia de grupo, de tribu, estar con otros que piensen como uno para así evitar debatir, pensar y sobre todo ser aceptado, la vida social actual, en mi opinión viene de siempre y en todas las épocas, hay una parte la cual solo está de relleno, como cuando se iba a video club y quitando los estrenos las demás películas llamadas de serie B o algunas no llegaban ni a eso, el relleno somos la inmensa mayoría que vamos a pasar por la existencia sin pena ni gloria, algunos "gurús" mierdas YouTubes os dirán que no, que formamos parte de un todo invisible y secreto al cual solo se llega, previo pago por paypal para seguir con el canal, a la iluminación, al núcleo que todo ser tiene en su interior, la mayoría de veces el vacío interior es por falta de pan o pobres con la nevera vacía, pero si van a una iglesia evangelista todos suelen creer porque allí también reparten bolsas de comida, se llena el alma pero antes hay que llenar el estomago y sobre todo, todos los reunidos tienen una cosa en común, necesidad de pertenencia, en el fondo a quien no le gusta ser oído o leído, conque solo uno nos escuche y entienda ya somos parte de algo, formamos un colectivo, ya no estamos solos con nuestras absurdas ideas, los repartidores de ideas son listos sencillamente porque nos reúnen en colectivos para llenar vacíos, dejan que tengamos muchas cosas y que podamos viajar, hacer fotos con delfines en Punta Cana y un día se dicen, les cortamos todo lo que le hemos permitido tener y nos dejan solo con nuestra soledad encerrados en casa con la parienta y su berruga, el tonto del niño y la pley y las llamadas a las 8 de la tarde cerveza en mano con la tablet con el cuñao o los amigos para recordad los días de bar, la soledad y su amenaza es otra arma y con ella hacen lo que quieren con nosotros, aparte del miedo y hoy no toca, la pertenencia a la tribu, nos decimos que somos animales sociales pero no nos levantamos en el metro cuando hay una vieja o embarazada, no damos los buenos días en el ascensor al vecino o si lo vemos venir cerramos la puerta para no compartirlo, pasamos de acera cuando vemos al gilipollas del barrio, no devolvemos el cambio cuando la panadera se equivoca en la vuelta, dejamos morir a nuestros hermanos de hambre en otros países, si, somos muy sociales, también les tiramos bombas para quedarnos con sus recursos que luego utilizamos para nuestros aparatos donde compartimos la paella del domingo con nuestros colegas o vemos tetas con risas maliciosas, si, sociales, con estos seres tribales estamos compartiendo la existencia y estos son lo que aceptan todo lo que se les diga simplemente para ser aceptados en la tribu, no vamos a cambiar nada porque es imposible, somos así y así nos iremos del planeta como se vino, solos y buscando que otros nos acepten y para ser aceptado debemos ser como los otros y sobre todo creer. Hace mucho que se vive bajo el pensamiento único porque no ser aceptado es peor, mejor ser hipócrita, no discutir demasiado y pasar desapercibido así ya eres parte del grupo porque somos muy sociales. No te extrañes que dentro de poco algunos mierdas formen el club de los vacunados... y si no lo estás estarás solo y fuera de la tribu hace frio.

    ResponderEliminar
  2. Que la CASTA tiene medicacion para no morir de COVID es evidente (ninguno de ellos ha muerto)

    https://anunnakibot.blogspot.com/2021/05/06-16-anunnakibot-dos-traiciones-mas.html

    Que no la comparten con españoles ..100.000 muertos lo atestiguan frente a los 47 fallecidos en vietnan

    https://graphics.reuters.com/world-coronavirus-tracker-and-maps/es/countries-and-territories/vietnam/

    Que aqui parece que han seguido un manual

    https://anunnakibot.blogspot.com/2021/02/06-12-anunnakibot-gestion-de-la.html

    con los resultados publicos

    https://anunnakibot.blogspot.com/2020/12/06-09-anunnakibot-pandemias-mentiras.html#more

    pues esto es lo que tenemos, lo que vendrá va ser aún peor

    ResponderEliminar
  3. Mainstream Media You Cannot Ignore This ...

    https://youtu.be/ptNB2ku6Afs

    ResponderEliminar
  4. Es increible como hasta los mas letrados y avanzados en medicina y sus ramas. Sigan recomendando las vacunas.y que a ningun presidente le importen todos los seres humanos que gobiernan. Cual es su miedo. Cualquier riesgo que se lleve en revelarse a esas condiciones aun si se trata de la vida. Valen la pena. Pirque se estaria salvando millones de seres humanos. Sea del pais que sean Despierten.Despierten. llego la hora.

    ResponderEliminar
  5. Cuba se ha negado a inocular a su población con NINGUNA terapia genética. Ahora han empezado a "vacunar" con su propia vacuna ante las protestas de la OMD. Creo que el gobierno cubano no ha aceptado entrar en el plan de exterminio y han hecho el paripé para burlar a la OMS y proteger a su población sin levantar demasiadas sospechas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre Cuba el día que entre en la "democracia"...

      Eliminar