viernes, 28 de mayo de 2021

EL VIRUS PANDÉMICO QUE NI SIQUIERA EXISTE



Durante el año pasado, he estado recopilando evidencias concluyentes de que nadie ha probado que exista el SARS-CoV-2.

Expliqué que el virus nunca se aisló. De hecho, los investigadores usan la palabra "aislado" justo en el sentido contrario al que la ciencia le da: "Asumimos que tenemos el virus incrustado en una gran cantidad de otro material, y nunca lo extrajimos o purificamos".

Sin aislamiento no se puede hablar de la existencia de un virus.

Expliqué que es imposible extraer la secuencia genética de un virus que nunca se ha encontrado. A menos que, por supuesto, estés mintiendo.

He publicado un artículo en el que el Dr. Andrew Kaufman desarmó, paso a paso, un estudio publicado típico en el que los autores describen cómo "aislaron" el SARS-CoV-2. El Dr. Kaufman redujo esta descripción a pedazos y mostró lo absurda que era.

Cuando se enfrentan a una montaña de pura propaganda camuflada de supuesta ciencia, a la mayoría de las personas les resulta imposible aceptar el hecho de que, en el corazón de la montaña, hay ... NADA!

Absolutamente nada.

"Oh, eso no puede ser. Tiene que haber ALGO, y el algo debe ser un virus ".

Esto es como cuando un niño dice: "Tiene que haber un fantasma en el armario todas las noches cuando me voy a dormir".


¿Todo ese miedo y no hay nada?.

Pero en el universo médico, en realidad hay varias instituciones enormes que no se basan en nada.

Aquí hay uno: PSIQUIATRÍA.

La Biblia oficial de la profesión psiquiátrica, el DSM, enumera, describe y etiqueta unos 300 trastornos mentales diferenciados y caracterizados.

Si explora la "Biblia", notará que NINGUNO de estos trastornos mentales tiene una prueba de laboratorio definitoria. Ni análisis de saliva, sangre, cabello, orina, ... ni escaneo cerebral, ni ensayo genético. NADA.

Sí, la gente tiene problemas, traumas. La gente experimenta sufrimiento y dolor. Pero eso es muy, muy diferente de dividir arbitrariamente todo ese sufrimiento en 300 categorías académicas y clínicas llamadas "trastornos mentales".

Y además de la asombrosa estafa científica, los pacientes que son diagnosticados reciben drogas tóxicas, algunas de las cuales los empujan al borde del suicidio y el asesinato.

Todo basado en una nada científica.

(Una advertencia: la abstinencia repentina de las drogas psiquiátricas puede ser muy peligrosa, incluso potencialmente mortal. La abstinencia debe hacerse gradualmente, supervisada por un profesional atento que sepa lo que está haciendo.)

En un episodio de PBS Frontline, ¿Existe el TDAH?, el Dr. Russell Barkley, un eminente profesor de psiquiatría y neurología en el Centro Médico de la Universidad de Massachusetts, explicó sin querer el fraude.

ENTREVISTADOR DE PBS: Los escépticos dicen que no hay un marcador biológico, que el [TDAH] es la única condición en la que no hay análisis de sangre y que nadie sabe qué lo causa.

BARKLEY: Eso es tremendamente ingenuo y muestra un gran analfabetismo sobre la ciencia y las profesiones de la salud mental. Un trastorno no necesita un análisis de sangre para ser válido. Si ese fuera el caso, todos los trastornos mentales serían inválidos ... No existe una prueba de laboratorio para ningún trastorno mental en este momento en nuestra ciencia. Eso no los invalida.

Oh, de hecho, eso los invalida. Total y completamente. Los 300 trastornos mentales. Porque no existen pruebas definitorias de ningún tipo que respalden el diagnóstico.

Estamos ante una ciencia que no es una ciencia. Eso se llama fraude. Fraude en toda regla.

Aquí hay una noticia más: la llamada teoría del "desequilibrio químico" de las enfermedades mentales está muerta.

El Dr. Ronald Pies, editor emérito en jefe del Psychiatric Times, descartó la teoría en la edición del 11 de julio de 2011 del Times con esta asombrosa admisión:

"En verdad, la noción de 'desequilibrio químico' fue siempre una especie de leyenda urbana, nunca una teoría propuesta seriamente por psiquiatras bien informados".

Boom. Jaque mate.

Sin embargo ... ¿leyenda urbana? No. Durante décadas, toda la base de la investigación de medicamentos psiquiátricos, la prescripción de medicamentos y la venta de medicamentos ha sido: "estamos corrigiendo un desequilibrio químico en el cerebro".

El problema era que los investigadores nunca habían establecido unos parámetros de normalidad para el equilibrio químico. En consecuencia, estaban disparando en la oscuridad. Peor aún, estaban fingiendo una teoría. Fingir que sabían algo cuando en realidad no lo sabían.

En su artículo de 2011 en Psychiatric Times, el Dr. Pies intenta proteger a sus colegas de la profesión psiquiátrica con este fatuo comentario:

“En los últimos 30 años, no creo haber escuchado a un psiquiatra tan informado y capacitado hacer una afirmación tan absurda [sobre el desequilibrio químico en el cerebro], excepto quizás para burlarse de él ... la imagen del 'desequilibrio químico' ha sido promovido vigorosamente por algunas compañías farmacéuticas, a menudo en detrimento de la comprensión de nuestros pacientes ".

Absurdo. En primer lugar, es un hecho que muchos psiquiatras han explicado y explican a sus pacientes que los medicamentos están ahí para corregir un desequilibrio químico.

Y segundo, si todos los psiquiatras bien entrenados han sabido, desde el principio, que la teoría del desequilibrio químico es un fraude ...

... entonces, ¿por qué diablos han estado recetando toneladas de medicamentos a sus pacientes ...

... ya que esos medicamentos se desarrollan bajo la falsa premisa de que corrigen un desequilibrio químico?

La teoría del desequilibrio químico es un fraude.

Toda la rama de la medicina llamada psiquiatría se basa en NADA.

Pero, de nuevo, a la gente le resulta difícil, si no imposible, aceptarlo. Prefieren creer que debe haber ALGO. Eso es lo que quieren creer. Eso es lo que les han enseñado a creer.

"Bueno, ya ves, cada efecto tiene una causa, y esa causa es en realidad el efecto de una causa anterior, y puedes retroceder más y más en la cadena ..."

Y esta idea es de alguna manera la base para asumir que, si se anuncia una pandemia, debe haber un virus.

"Tengo que tener un virus. NECESITO un virus ".

“Le temo al virus. Quiero el virus. Amo el virus ".

Hay todo tipo de variaciones sobre el tema.

“¿La pandemia? Debe haber algo en su núcleo. Debe haberlo ".

NO HAY NADA.

Y si alguien responde con el familiar grito de batalla, "¿Entonces de qué mueren todas estas personas?", He cubierto ese tema de principio a fin en una docena de artículos.

La totalidad de la enfermedad y la muerte atribuidas a la “pandemia” pueden explicarse por múltiples factores (no uno), y ninguno de esos factores involucra un virus.

"Si la gente muere es porque hay un virus" es tan convincente como "el aumento de la mortalidad, sea cuál sea la causa, es debido a accidentes aéreos".

Tan seguro como estoy escribiendo esta oración, alguien en algún lugar pensará: "Hmm, aviones que se estrellan. Debería investigar eso …"

Y lo hará. Acabará encontrando aviones que vuelan a través de cuevas subterráneas, transportando pasajeros con la intención de explorar el centro de la Tierra, donde los médicos están produciendo un fármaco de larga duración que prolongará la vida durante 500 años. Pero los aviones están teniendo accidentes.

Ese nivel de fantasía es el mismo que el de "el virus está causando la pandemia".


Jon Rappoport
(Fuente: https://blog.nomorefakenews.com/; traducción: Astillas de realidad)

5 comentarios:

  1. Corroboro lo que dice el artículo sobre la psiquiatría y su relación con los medicamentos, otra vez la industria farmacéutica.

    Que existen personas con depresión, ataques de angustia, trastornos alimentarios, es totalmente cierto, que se puedan curar a base de antidepresivos, neurolépticos y otros varios, es mucho mas cuestionable, lo que pasa que desde hace tiempo ya se ha vendido el discurso de que una pastilla puede curar cosas que pertenecen a rasgos de la personalidad de cada uno, pero claro es mas fácil tomarte una pastilla que buscar ayuda si se necesita y trabajar en aquello que molesta a fin de llevar una vida mas o menos estable, dando por hecho que la vida tiene sus altos y sus bajos sino ya no es vida, y muchas otras cuestiones que afectan directamente a todo el ámbito de la psiquiatría.

    Lo del DSM, la biblia de la psiquiatría, o como etiquetar a las personas para que.

    1 Psiquiatra y algunos psicólogos que lo utilizan, tengan unos protocolos.

    2 Para que los pacientes de estos se queden con la etiqueta y tengan una buena razón para no hacer nada.

    Y de las pastillas para todo hemos llegado a las vacunas para todo y para todos, bienvenidos a la dictadura cientifista farmaceútica

    ResponderEliminar
  2. Para que unos vivan muy bien otros deben de vivir muy mal, cuando las farmacéuticas dictamino la salud de los creyentes y de ello sacó y saca cantidades aberrantes de dinero, DINERO, que en definitiva es el quid de la cuestión, todo lo que se diga va a saco roto, cuando un tipo va a un "especialista" a horas prefijadas y tiene en la consulta de espera 50 personas de 8 a 2, la solución es la pastilla, la que sea, mejor dicho, la que recomienda bajo comisión de los representantes que les vienen a visitar a la misma hora de la consulta para que dé dicha pastilla, si esto no se entiende aún mal vamos, por cierto, me hace gracia, cambiando de tema, como queremos todos estar otra vez en la "normalidad" cuando nunca hemos estado en una sociedad normal y no podemos ser normales en un mundo de subnormales... pero es lo que hay. ¿Y nosotros vamos a cambiar algo? Una mierda.

    ResponderEliminar
  3. Magnífico artículo. NO HAY NADA, así de simple es desde el principio.

    ResponderEliminar
  4. Se gestiona el relato, no lo real.
    Una vez creado y alimentado el falso paradigma y con los media en sus manos solo hay que gestionar los miedos basandose en mentiras diagnósticas y contando con la cobardía de la gente.Tanto los que se creen el relato como los que no se atreven a hablar.

    Los miedos imaginarios no tienen cura más que perder el miedo y como este se distribuye diariamente a los adictos a los mass-mierda lo que tenmos es una drogodependencia que aquellos que la gestionan no tienen más que mantener viva en la imaginación de los crédulos del sistema.

    La masa prefiere arroparse en sus mentiras antes que salirse del rebaño y reconocer haber sido engañado.Eso es visible en todas las instituciones que han callado salvo escasísimas excepciones y que han permitido la mentira en la que vivimos.

    La cobardía moral es la base de todo regimen totalitario y los "buenos ciudadanos" sus más fervientes defensores.

    ResponderEliminar
  5. Lo único que te da respuestas es el conocimiento de la Nueva Medicina Germánica, sus 5 leyes biológicas cumplen al 100pc en todos los seres vivos. La causa comprobable con el método científico de todas las enfermedades.. estudiela y refutela.

    ResponderEliminar