lunes, 12 de abril de 2021

SENTENCIA DE UN TRIBUNAL ALEMÁN: NI MASCARILLAS, NI DISTANCIA SOCIAL, NI MÁS PRUEBAS DE CORONAVIRUS PARA LOS ALUMNOS



El 8 de abril de 2021 el Tribunal de Familia de Weimar dictaminó que, con efecto inmediato, se prohíbe a dos escuelas del municipio exigir a los alumnos que lleven cubiertas la boca y la nariz de cualquier forma (especialmente con las mascarillas FFP2), imponerles distancias de seguridad mínimas y someterles a test rápidos del SARS-CoV-2. Al mismo tiempo, el tribunal determinó que la enseñanza en el aula debe mantenerse.

Por primera vez, se ha evidenciado ante un tribunal alemán la falta de razonabilidad y necesidad científica de las medidas anti-corona prescritas. Los peritos fueron la higienista Prof. Dr. med Ines Kappstein, el psicólogo Prof. Dr. Christof Kuhbandner y el biólogo Prof. Dr. rer. biol. hum. Se escuchó a Ulrike Kämmerer.

El procedimiento judicial es el denominado "procedimiento de protección de menores conforme al artículo 1666, apartados 1 y 4, del Código Civil alemán", que una madre había iniciado en amparo de sus dos hijos, de 14 y 8 años de edad respectivamente, en el Juzgado Local. Había argumentado que sus hijos estaban siendo perjudicados física, psicológica y educativamente, sin ningún beneficio para ellos o para terceros. Esto violaría al mismo tiempo numerosos derechos de los niños y sus padres en virtud de la ley, la constitución y los convenios internacionales.

El procedimiento de conformidad con el artículo 1666 del Código Civil puede iniciarse tanto de oficio como a propuesta de cualquier persona, de acuerdo don el artículo 1697a del Código Civil.

Tras examinar la situación de hecho y de derecho y evaluar los dictámenes periciales, el Tribunal de Familia de Weimar ha llegado a la conclusión de que las medidas ahora prohibidas representan un peligro para el bienestar mental, físico o psicológico del menor, hasta el punto de que, si siguen desarrollándose sin intervención, puede seguirse con casi total seguridad un daño considerable.

El juez afirma: "Ese riesgo está presente aquí. Pues los niños no sólo ven peligrar su bienestar mental, físico y psicológico, en particular, por la obligación de llevar mascarillas durante el horario escolar y mantener la distancia entre ellos y con otras personas, sino que además ya se ven perjudicados en la actualidad. Al mismo tiempo, esto viola numerosos derechos de los niños y sus padres en virtud de la ley, la constitución y los convenios internacionales. Esto se aplica, en particular, al derecho al libre desarrollo de la personalidad y a la integridad física del artículo 2 de la Ley Fundamental, así como al derecho del artículo 6 de la Ley Fundamental a la crianza y al cuidado por parte de los padres (también en lo que respecta a las medidas de atención sanitaria y a los "objetos" que deben llevar los niños) ..."

(Fuente: Educadores por la verdad)

4 comentarios:

  1. ¡Qué gran noticia!
    En un grupo de Telegram he visto la el documento con la sentencia.

    Qué valiente la madre que interpuso la demanda.

    Saludos y gracias por publicar esto.

    ResponderEliminar
  2. Óle! Personas valientes siguen habiendo..y saldrán más, e irán cayendo más velos..las mascarillas serán quemadas en los recreos, en los patios, en las plazas..ojalá sea real mi sueño. Ese DÍA bailaré y reiré a gogo !!! Liberation..👊✊🙌💖🌟😁

    ResponderEliminar
  3. Venga, ahora falta saber la cantidad de ingresados antes y 210 días después

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no puedes esperar unos meses, pídele el DeLorean a Marty McFly (y no satures el condensador de fluzo).

      Eliminar