viernes, 23 de abril de 2021

EL SARS-COV-2, SUPONIENDO QUE EXISTA, NO PUEDE TRANSMITIRSE POR EL AIRE



El SARS-CoV-2 -si existe- no se transmitiría por vía aérea por una sencilla razón de que no existen receptores pulmonares para él.

A esta conclusión se llega a partir del análisis de la "información científica" contenida en el relato oficial. Según este relato oficial, el receptor viral que permitiría que el virus entrara en las células sería el ACE 2 (Encima Convertidora de Angiotensina 2). Sin embargo, en el trabajo científico "The protein expression profile of ACE2 in human tissues" (El perfil de expresión de proteínas ACE2 en tejidos humanos), elaborado por Mathias Uhlén, Feria Hikmet, Loren Méar, Ássa Edvinsson, Patrick Mikle y Cecilia Lindskog, y publicado en "Molecular Systems Biology" el 31 de marzo de 2020, se afirma que tras analizarse exhaustivamente los perfiles de expresión molecular de ese receptor en diferentes tejidos se ha constatado que la ACE2 no se expresa, o lo hace de manera muy débil, en las vías respiratorias, pulmones incluidos.

Unos meses después -el 19 de septiembre- apareció en "Elsevier" un trabajo titulado "Virus isolation of severe acute respiratory syndrome coronavirus 2 (SARS-CoV-2) for diagnóstic and research purposes" (Aislamiento del virus del coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo -SARS-CoV-2- con fines de diagnóstico e investigación), cuyo primer autor es Sacha Steilzer-Bride, en el que se afirma que el famoso coronavirus no puede ser cultivado en células del alvéolo pulmonar (A549), y que en los pulmones solo es posible cultivarlo en células de cáncer metastásico que no son específicas del pulmón.

Es decir, que aún admitiendo que existiese y pudiese aislarse -que ya es admitir- resulta que no podría infectar las vías respiratorias. Y ello explica porque ningún investigador ha podido demostrar aún que el supuesto SARS-CoV-2 pueda transmitirse por vía aérea. Nadie ha probado eso científicamente. Es más, no se logra siquiera cultivar y por eso en las vacunas para la Covid-19 no se utilizan fragmentos del SARS-CoV-2. Nuestro propio Ministerio de Sanidad dice en su apartado de información científico-técnica que "la neumonía característica de la Covid-19 es bilateral, simétrica e intersticial, lo que prueba que la patogenia se produce a través de la sangre".

En suma, ese coronavirus no puede ser cultivado en células pulmonares y el receptor ACE2 no se encuentran los pulmones, así que su transmisión aérea no es posible

Por tanto, estamos ante una AUTÉNTICA ESTAFA. SARS significa Síndrome Agudo Respiratorio Severo. ¿Cómo puede ser respiratorio si el receptor que hace posible su introducción en la célula no actúa en las vías respiratorias?

(Fuente: https://www.dsalud.com/)

3 comentarios:

  1. Entonces, ¿Cómo llega a la sangre? ¿Desde la mucosa intestinal? ¿Por vacuna de la gripe?
    Sé de una compañera que contagió a 4 en una comida de trabajo en la oficina: ¿No fue por vía aérea? Uhmm...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La afirmación de que una persona ha contagiado a otras necesita de: 1º) la existencia de algo que contagiar; 2º) una vía de transmisión probada y 3º) poder descartar de forma concluyente que la enfermedad (si es tal, no un mero positivo en PCR) no hubiera sido adquirida por otro medio y simplemente manifestada después del supuesto contagio.

      Entiendo que falla el primer punto de forma clamorosa: el supuesto virus es una mera entelequia, cuya realidad no ha sido probada.

      El criterio aplicado para afirmar la existencia de todo virus real, consiste en probar que ha sido correctamente aislado y caracterizado. Para esto, es obligatorio cumplir los siguientes cuatro requisitos:

      Primer requisito: Presentar cuatro fotografías.

      Fotografía 1: Del virus en el interior de células. Lo que es conocido como “virus infectando células”.

      Fotografía 2: Del virus aislado. No debe observarse en la fotografía que no sea el o los virus. No debe observarse ningún orgánulo. Ninguna partícula intracelular. Ninguna microvesícula, ninguna partícula semejante al virus que pertenezca a la célula que lo contenía pues el virus debe ser separado.

      Fotografía 3: De las diferentes proteínas de la envoltura del virus separadas según su tamaño.

      Fotografía 4: Del ácido nucleico del virus.

      Segundo requisito: Secuenciar y caracterizar las proteínas y el ácido nucleico.

      Esto debe realizarse a fin de caracterizarlos adecuadamente y evitar confusiones con otras proteínas u otros ácidos nucleicos que tengan la misma longitud.

      Tercer requisito: Realizar los ensayos de control. Deben realizarse los múltiples ensayos de control. Por ejemplo: Si las cuatro fotografías mencionadas se obtuvieron de tejidos infectados, del mismo tipo de tejido, pero no infectado, y actuando en paralelo, es decir, haciendo exactamente las mismas operaciones con los mismos productos, en las mismas concentraciones, las mismas temperaturas y los mismos tiempos, no debe observarse nada en las fotografías finales que coincida con lo observado en las cuatro fotos anteriores del virus.

      Cuarto requisito: Publicar en revistas científicas adecuadas, las condiciones técnicas exactas con las que se está trabajando y los resultados que se obtienen. Por ejemplo: Publicar en la Revista Virology las condiciones técnicas en las que se realizan los experimentos y que resultados se han obtenido, para que otros equipos científicos puedan realizar en otros laboratorios los mismos experimentos. Verificar que son correctos y constatar que alcanzan los mismos resultados.

      Ninguno de los cuatro requisitos se cumple con el virus-quimera Sars Cov-2. Luego se está culpando del crimen a alguien que ni siquiera estuvo allí.

      También en su día se acusó al hipotético VIH de causar el SIDA cuando ningún científico pudo presentarlo aislado de exosomas ni demostrar que fuera el agente infeccioso. Estudios rigurosos atribuyeron la enfermedad a estrés oxidativo celular, pero el negocio ya estaba montado sobre el paradigma previo, y por eso no fue corregido.

      Eliminar
    2. ¿Lo sabe o se lo han dicho?
      ¿Cuántos enfermos hubo entre los cinco?
      ¿No serían los cuatro que contagiaron a la compañera?
      ¿A pesar de ser compañeros fue lo único que compartieron?

      Eliminar