sábado, 10 de abril de 2021

EL CONFINAMIENTO ES PARA 'PRINGAOS': EN FRANCIA LOS POLÍTICOS CENAN EN RESTAURANTES DE LUJO CLANDESTINOS




Un reportaje del canal M6 de la televisión francesa ha destapado una red clandestina de restaurantes de lujo en París para que los políticos, empresarios y jueces se puedan saltar la cuarentena ordenada por el Deep State y servilmente ejecutada por Macron.

El confinamiento es una auténtica tomadura de pelo. Los mismos que imponen las normas se encargan de burlarse de ellas ... porque son absurdas. El fiscal ha tenido que abrir una investigación criminal.

Los restaurantes en Francia cerraron a finales de octubre debido al toque de queda, pero el reportaje emitido el viernes 2 de abril por la noche pone como ejemplo a un restaurante de lujo en París que seguía abierto clandestinamente para los clientes de primera división.

La grabación se llevó a cabo con cámara oculta y un individuo anónimo, identificado como el organizador de una de las fiestas secretas, reveló que la semana pasada había comido en dos o tres restaurantes clandestinos con varios ministros.

Algunos le han identificado como Pierre Jean Chalençon, propietario del “Palais Vivienne”, un restaurante de lujo situado en el centro de París. Tras el escándalo, su abogado ha remitido un comunicado en el que desmiente haberse reunido con ministros para cenar en secreto.

“La gente que viene aquí se quita las mascarillas”, declaró un trabajador de uno de los restaurantes. “Una vez que atraviesas la puerta, ya no hay Covid”, asegura uno de los organizadores de los ágapes.

El reportaje también muestra a la audiencia una fiesta privada en un local elegante donde ni los comensales ni los camareros usan mascarillas, ni guardan la distancia social. Algunos aparecen besándose. En definitiva, practican en secreto el despreocupado modo de vida que han prohibido a los plebeyos, una actitud que no solo desborda hipocresía, sino que revela que los altos jerarcas y los bien posicionados socialmente SABEN que todas las medidas adoptadas son absurdas e ineficaces, pero fingen que deben mantenerse con farisaicas apelaciones a la responsabilidad y el civismo.

Por algo bastante comparable se desató en 1789 una revolución.

(Fuente: https://www.francesoir.fr/; visto en https://mpr21.info/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario