miércoles, 14 de abril de 2021

CUÁNDO TE DICEN ABIERTAMENTE LO QUE QUIEREN HACER NO ES UNA "TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN"



El globalista Klaus Schwab dejó claro que el transhumanismo es parte integral del “gran reinicio” cuando dijo que la cuarta revolución industrial “conduciría a una fusión de nuestra identidad física, digital y biológica”, que en su libro aclara que es implantable: microchips que pueden leer tus pensamientos.

Cada vez es más evidente que las oportunidades" no son aprovechadas según se presentan, sino que son provocadas. Ese es el modo en que hay que interpretar las palabras del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, cuando dijo que la pandemia era una "oportunidad para un reinicio".



La agenda se basa principalmente en el desmantelamiento del sistema capitalista actual a favor de un gobierno tecnócrata más centralizado que conducirá a niveles de vida más bajos, menos consumo de combustible, menos libertades civiles y la automatización acelerada de los trabajos.

Sin embargo, otro aspecto clave de "El gran reinicio", o la "cuarta revolución industrial", como la llama Schwab, es la fusión del hombre con la máquina.

“A lo que conducirá la cuarta revolución industrial es a una fusión de nuestra identidad física, digital y biológica”, dijo Schwab al Consejo de Asuntos Globales de Chicago. 

Schwab continuó explicando cómo su libro, 'Dar forma al futuro de la cuarta revolución industrial' fue particularmente popular en China, Corea del Sur y Japón, y solo el ejército surcoreano adquirió 16.000 copias.

En el libro, Schwab explica con entusiasmo cómo la próxima tecnología permitirá a las autoridades "inmiscuirse en el espacio hasta ahora privado de nuestras mentes, leer nuestros pensamientos e influir en nuestro comportamiento".

Continúa prediciendo que esto proporcionará un incentivo para que las fuerzas del orden implementen programas previos al delito al estilo de Minority Report.

“A medida que mejoren las capacidades en esta área, aumentará la tentación de los organismos encargados de hacer cumplir la ley y los tribunales de utilizar técnicas para determinar la probabilidad de actividad delictiva, evaluar la culpa o incluso posiblemente recuperar recuerdos directamente del cerebro de las personas”, escribe Schwab. "Incluso cruzar una frontera nacional podría algún día implicar un escáner cerebral detallado para evaluar el riesgo de seguridad de una persona".

Schwab también se vuelve lírico sobre el sueño utópico transhumanista compartido por todos los elitistas que finalmente conducirá a la creación de cyborgs humanos.

“Las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial no se detendrán en convertirse en parte del mundo físico que nos rodea, se convertirán en parte de nosotros”, escribe Schwab.


“De hecho, algunos de nosotros ya sentimos que nuestros teléfonos inteligentes se han convertido en una extensión de nosotros mismos. Es casi seguro que los dispositivos externos de hoy, desde computadoras portátiles hasta auriculares de realidad virtual, serán implantables en nuestros cuerpos y cerebros ".

Schwab también respalda abiertamente algo que los medios de comunicación aún afirman que es únicamente un dominio de discusión para los teóricos de la conspiración, a saber, "microchips implantables activos que rompen la barrera cutánea de nuestros cuerpos".

El globalista saluda la llegada de “dispositivos implantados (que) probablemente también ayudarán a comunicar pensamientos que normalmente se expresan verbalmente a través de un teléfono inteligente 'integrado' y pensamientos o estados de ánimo potencialmente no expresados mediante la lectura de ondas cerebrales y otras señales”.

Entonces, en otras palabras, la “fusión de nuestra identidad física, digital y biológica” se relaciona con la singularidad transhumanista y un futuro donde las personas tienen todos sus movimientos rastreados y cada pensamiento es leído por un microchip implantable, una cárcel digital de la que será imposible escapar, porque estará ubicada en nuestro propio cuerpo.

No es una "teoría de la conspiración" cuando te dicen abiertamente lo que quieren hacer.

(Fuente: https://summit.news/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario