martes, 23 de marzo de 2021

¿QUIÉN SE ANIMA A OFRECER A SU HIJO COMO COBAYA?


Una convocatoria repugnante, máxime cuando la incidencia del Covid en los niños es meramente
 anecdótica: para vencer la enfermedad SÓLO necesitan un sistema inmunológico sano, el que
ahora pretenden arruinarles para convertirles en farmacodependientes de por vida. Los padres
que lo consientan son peores que demonios, son asesinos vocacionales.

Al igual que las bárbaras civilizaciones de antaño ofrecían a sus primogénitos a dioses sedientos de vidas humanas, el infame Moloch de las farmacéuticas reclama hoy la salud y la vida de inocentes. Y raro será que no los obtenga, habida cuenta de la criminal estupidez de tantos padres desnaturalizados capaces de asfixiar a sus hijos con una mascarilla, de prohibirles el juego y la interacción con sus amiguitos y de abrasarles la delicada piel de sus manos con gel hidroalcohólico. Los covicreyentes de la nueva religión pueden demostrar su fe y ganarse el mezquino reconocimiento de sus conmilitones empujando a sus hijos sanos hacia el altar del sacrificio médico, destruir su integridad y convertirlos en guiñapos inmunodeprimidos y estériles.

Enfermos mentales convirtiendo a su progenie en enfermos físicos, demasiado para la decencia y el sentido común. Este macabro casting debería quedar desierto, pero en la tortuosa infra-realidad de los "zombies" tragacionistas, ¿qué padre no se sentiría orgulloso de servir así a la ciencia?.

(posesodegerasa)


P.D. día 24: Comparto la iniciativa promovida desde varias organizaciones y grupos de derechos humanos de contestar a la barbaridad que quieren promover los "investigadores" a lo Mengele que buscan niños sanos para librarles de una enfermedad que apenas les afecta. En concreto, es el Hospital materno infantil Sant Joan de Déu de Barcelona el que ha iniciado una campaña llamada Kids Corona (https://www.sjdhospitalbarcelona.org/es/kidscorona/participa), en la cual pretende realizar ensayos clínicos de vacunas COVID-19 en niños de edad comprendida entre los 5 y los 17 años. Lo que se propone es mostrar un desacuerdo y rechazo masivos a este tipo de experimentación a través de dos tipos de acción:

- Colapsar el número de teléfono específico de la campaña leyendo un texto preparado o diciendo algo libremente en relación al tema.

- Boicotear el correo electrónico mediante un texto elaborado previamente, facilitando la acción para todo el mundo.

Para enviar un email, se sugiere copiar y pegar el siguiente texto (o bien algún otro similar de elaboración propia) en el formulario que consta en la dirección web: https://www.sjdhospitalbarcelona.org/es/escribenos-un-correo-electronico:

"Les escribo este email para comunicarles mi gran estupor ante la invitación de su Hospital a los padres de niños de entre 5 y 17 años de edad para someterles a ensayos clínicos sobre la vacuna de la COVID-19.

Estadísticamente, está más que demostrado que los niños no presentan sintomatología grave de esta enfermedad ni suponen un peligro de contagio para otras personas. Por lo tanto, no hay ninguna necesidad científica que justifique la necesidad de una vacuna para ellos.

Me parece una falta de ética y moral sin nombre que Uds., como médicos e investigadores que hicieron un juramento hipocrático, quieran experimentar y poner en riesgo la salud de los niños e incitar a los padres con eufemismos y manipulaciones a que presten a sus hijos para tales experimentos, cuyos efectos adversos son una total incertidumbre.


Espero que desistan inmediatamente de seguir con este ensayo, recobrando así el sentido común y la ética que deberían ser los fundamentos de la medicina.

¡Los niños no necesitan esta vacuna! ¡Los niños no se tocan!"


Para las llamadas, se propone leer el texto al número:

-Atención al Usuario: 93 253 21 48 (de lunes a viernes, de 09:00 a 15:00 horas).

-Centralita del Hospital: 93 253 21 00 (de lunes a domingo, de 08:00 a 20:30 horas).

8 comentarios:

  1. Lo vemos a diario Poseso, pero es porque se lo han creído y, aunque mañana se desmoronara la farsa y se ofreciera a ojos del mundo el engaño evidente, la adoctrinada trashumancia humana se tomaría su tiempo antes de desatornillarse el bozal, algunos por habituados, otros, los más graves, reacios a abandonar el complemento a juego con el bolso, los zapatos o la cara del niño serigrafiada.
    Tal vez, llegado ese momento, conscientes del ridículo y del daño causado, se autoconfinen o entierren la cabeza en el suelo. No esperamos otra cosa.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, a diario y POR DOQUIER.

      Es aberrante.

      Eliminar
  2. Cuando me recuerdo de Abrahán e Isaac doy gracias al Señor

    ResponderEliminar
  3. ¿Qué somos, que hacemos aquí, para que o a quien servimos? Si tu fueras un dios creador, ¿te crearías a uno como tú? Hoy reflexionando sobre lo mierdas que somos y lo fácil que nos doblegamos ante el poder, el que sea, tu jefe, tu presidente de la escalera, tu gobierno, tu ayuntamiento, a tu policía, tu encargado, tu vecino más fuerte que tú, con tu mujer, somos dóciles mierdas vagando por el universo sin saber que somos y si realmente estamos donde nos dicen que estamos ya que solo manejamos DATOS ofrecidos por otros, sabios, científicos, expertos, la humanidad arranca por las ideas de unos muy pocos humanos que reconducen a la manada hacia el futuro, el resto, la totalidad de la especie, no tiene ni puta idea de los adelantos tecnológicos y su funcionamiento, no el básico, el complejo, los "porqués" de las cosas, solo los usan, bastante tienen los pobres retrasados, no inventamos nada, no creamos nada, no sabemos hacer nada, solo nos dejamos llevar hacia donde nos dicen, hacia adelante siempre, bastante tenemos con saber programar el vídeo o saber poner la hora, ¿para que servimos entonces? Me iba a explayar en la respuesta, que por supuesto que la tengo, cuando he leído este articulo de esta pagina que sigo con sumo interés, como ha dicho autor que conozco, cuando me he dicho, él lo explica mucho mejor que yo y no dice palabrotas de indignación por ver como los mierdas me rodean cada día y ellos apenas son consciente de su hedor. Claro que dejarán hacer con sus hijos todo, ellos se dejan hacer de todo, creen que dejarse hacer les compensan, ascienden en el trabajo, en su comunidad, incluso un día, llegan a ser presidente de escaleras, digno tributo a la humanidad...
    https://www.desesperadostv.com/2021/03/el-impuesto-la-existencia-en-la-granja.html

    ResponderEliminar
  4. ¿Quiénes son esas élites intra-depredadoras? ...

    "Las élites actuales están manipuladas y dirigidas por esos arcontes. Los individuos que conforman esas élites, son tecnócratas, transhumanistas y psicópatas, que están posicionados en las grandes corporaciones, las cabezas visibles, de la élite, pero hay un grupo de individuos, en el anonimato, que en realidad dirigen los hilos de esas corporaciones. Ejemplos de la cara pública, serían Klaus Swchab, Bill Gates o George Soros. Su posición dentro de lo que ellos denominan el “Gran Reset”, es visible y no deja dudas de sus actuales agendas criminales de destrucción de la sociedad e imposición de un sistema transhumanista y totalitario."

    https://kalitarget.wordpress.com/2021/03/22/manifiesto-animista-gaiano-contra-el-gran-reset/

    ResponderEliminar
  5. Por favor, ¿cuáles son las organizaciones y grupos de derechos humanos que han promovido este escrito? ¿Hay alguna web de estas organizaciones? Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mire, yo he recibido esta iniciativa por un grupo de Telegram al que estoy suscrito, y me consta que la Asociación de consumo y en defensa de derechos y libertades UNITS PER LA VERITAT lo está moviendo por la Red, al igual que otras personas y colectivos. Si Vd. quiere rastrearlos me parece muy bien, pero atender su petición me supondría invertir un tiempo y esfuerzo del que no dispongo.

      Eliminar
  6. ¿También en estos "ensayos" se les reconoce inmunidad a los laboratorios respecto a los efectos secundarios del veneno que ahora quieren experimentar con menores inocentes?

    Es alucinante cómo se está aceptando lo inaceptable.

    ¿Se imaginan que una constructora firme un contrato con un gobierno en el que no se hace responsable de que se caiga un puente o un colegio que han construido?

    Aprovecho para recordar que la UNESCO aprobó hace pocos años la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos, cuyos artículos reconocen que el derecho del paciente individual está por encima del colectivo, y que nadie puede ser obligado a seguir un tratamiento determinado. Los derechos individuales priman sobre los derechos colectivos. El fin no justifica los medios en este caso.

    Por último, para legitimar este sinsentido el gobierno deberá derogar muchos artículos de la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica, que habla de que no se puede obligar a NADIE a vacunarse.

    ResponderEliminar