miércoles, 10 de marzo de 2021

LOS TEST DE ANTICUERPOS COVID: MENTIRAS Y PROPAGANDA (2ª PARTE)



Los anticuerpos solo son desarrollados por su sistema inmunitario si falla su primera línea de defensa


Recuerde: la inmunidad innata (no específica) es lo primero. La inmunidad humoral, adaptativa, mediada por anticuerpos (específica) viene en segundo lugar, y también se llama "inmunidad adquirida". Jon Rappoport escribió un artículo (COVID: David Crowe's brilliant new paper takes apart antibody testing) sobre el artículo de Crowe. Me impresionaron los numerosos comentarios que siguieron al artículo, y he reproducido varios de ellos aquí. Este comentario es de Tim Lundeen (los errores ortográficos y tipográficos se dejan tal cual en todos los comentarios):

"Uno de los principales problemas (mencionado de forma periférica en este artículo) es que sólo se desarrollan anticuerpos cuando el sistema inmunitario innato no puede eliminar una infección. Así, entre el 60 y el 85% de las personas son capaces de eliminar los coronavirus mediante su sistema inmunitario innato y NUNCA desarrollarán anticuerpos. El sistema inmunitario innato es el sistema inmunitario es vuestro "genérico"; actúa contra cualquier infección. Es la primera línea de defensa. Si no puede eliminar por completo una infección, entonces entra en juego el sistema inmunitario adaptativo, que fabrica anticuerpos, y entonces los anticuerpos eliminan la infección. Hay una serie de lugares en los que un gran número de personas han estado expuestas al coronavirus en un espacio reducido: cruceros, barcos militares y refugios para personas sin hogar. En todos estos lugares, entre el 60 y el 85% de las personas expuestas masivamente NO mostraron ARN de coronavirus, es decir, su sistema inmunitario innato eliminó el coronavirus, estaban inmunizados contra él. Por lo tanto, no han desarrollado ni desarrollarán nunca anticuerpos".

Este comentario es de PFT:

"Hay algo que la gente no entiende. No todo el mundo necesita o produce anticuerpos cuando está infectado. Los anticuerpos son producidos por el sistema inmunitario adaptativo, que es esencialmente nuestro ejército de último recurso contra los patógenos y tarda de una a dos semanas en movilizarse. La primera defensa inmunitaría es el sistema innato compuesto de muchas células y moléculas que inhiben la replicación viral y las matan. También se coordinan con el sistema inmunitario adaptativo, enviando señales para movilizarse y proporcionando informaciones sobre la localización y la naturaleza del agente patógeno. Si el sistema innato elimina rápidamente la infección, las señales de peligro dejan de emitirse y el sistema inmunitario adaptativo se desactiva, de modo que no se producen anticuerpos o se producen muy pocos (por debajo de los límites de detección). Así, mientras que los niveles de anticuerpos pueden ser del orden del 20-40% del grupo. Un número desconocido de personas también son inmunes por naturaleza gracias a un sistema inmunitario innato más eficiente".

"El sistema inmunitario adaptativo tiene dos componentes. Las respuestas humorales y celulares. El primero produce anticuerpos producidos por las células B. El segundo utiliza células T. Las células T auxiliares son en realidad importantes en la activación de las células B con el fin de producir anticuerpos y células T citotóxicas. Las células T reguladoras evitan una respuesta inmunitaria excesiva, y las células T citotóxicas activadas son máquinas de matar. La inmunidad celular es importante para eliminar realmente las células infectadas. Los anticuerpos no matan, sino que sólo marcan la llamada para destruir una célula infectada o evitar que infecte a una célula no infectada. Aunque ambas son importantes cuando el sistema inmunitario innato necesita su ayuda, muchos creen que la inmunidad celular es la más importante y que además tiene una memoria que no se conoce tan bien".


Cómo los controladores del NWO podrían utilizar los test de anticuerpos COVID con fines nefastos


Los test de anticuerpos son claramente defectuosos en muchos aspectos, lo que abre el camino para su uso (como tantas otras cosas) en el "nombre de la ciencia" para llevar a cabo programas altamente destructivos. Es una cuestión de interpretación, que es una forma de percepción. He dicho enfáticamente muchas veces que estamos en medio de una guerra perceptual. La Operación Coronavirus tiene que ver con la gestión de la percepción, comenzando por controlar la percepción de las personas sobre la verdadera naturaleza de los virus y las enfermedades. La percepción es muy importante en la interpretación de los resultados....

Por ejemplo, las autoridades podrían argumentar que las personas con anticuerpos positivos deben ser aisladas, puestas en cuarentena y sometidas a normas absurdas y no científicas (distanciamiento social, uso de mascarillas, etc.) porque los anticuerpos son la prueba de que están infectadas o enfermas.

Por otro lado, las autoridades podrían afirmar que las personas con anticuerpos positivos ya son inmunes y están sanas, puesto que los anticuerpos demuestran que ya han tenido COVID y lo han vencido con éxito, y que las personas carentes da nticuerpos deben ser vigiladas y temidas, porque sin ellos no son inmunes y podrían infectarse y contagiar a otras personas (siendo, por tanto, "una amenaza para todos" u otros absurdos por el estilo).

Un tercer ejemplo es que las autoridades podrían alegar que si el número de personas que dan positivo en los tests de anticuerpos se mantiene por debajo del nivel de "inmunidad colectiva" (alrededor del 90%), entonces deberíamos imponer la vacunación obligatoria -una agenda largamente acariciada por el NWO- para "proteger la salud pública" (u otros absurdos similares). La capacidad de manipular el significado de los resultados es infinita.

El propio Rappoport ha escrito durante décadas sobre la falta de lógica en la interpretación de los tests de anticuerpos. Esta cita hace referencia a los tests de detección de los anticuerpos del VIH:

"Hasta que los tests del sida despegaron realmente a mediados de los años 80, se asumía generalmente que la presencia de anticuerpos en un paciente significaba buena salud. El paciente había estado en contacto con un germen, había desarrollado una respuesta inmunitaria y el germen había sido neutralizado. Desde luego, no hubo consenso en que los anticuerpos significaran una enfermedad presente o futura en todos los casos. En otras palabras, si millones de personas en China habían tenido contacto con los virus H5N1 (gripe aviar) y presentaban anticuerpos contra ellos, se podía esperar que permanecieran sanos. Excepto que con el comienzo de la investigación del SIDA, todo cayó en desuso.

Las personas testadas y declaradas seropositivas -lo que significa que tenían anticuerpos contra el virus- se decía que estaban enfermas o a punto de estarlo. Así que ahora tenemos otro nivel en materia de engaños sobre las pruebas del SIDA. ¿Por qué se hacían los tests de anticuerpos del VIH a las personas? ¿Por qué este método era supuestamente significativo? ¿Por qué la presencia de anticuerpos al VIH no se consideraba un signo de salud? Millones de personas en todo el mundo se han sometido a los tests Elisa y Western Blot HIV, ambos diseñados para encontrar anticuerpos contra el VIH. ¿Por qué estos tests han sido elevados a la categoría de detectores de enfermedades actuales o futuras?

Mientras escribía AIDS INC. en 1988, tuve una conversación muy interesante con un médico de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos. Me dijo que cuando se probara una vacuna contra el VIH (y luego se pusiera a disposición del público), cada persona que recibiera la vacuna recibiría una carta especial. En esta carta se indicaba que la persona había recibido la vacuna. La carta diría que si, en algún momento, la persona se sometía al test del VIH y resultaba ser seropositiva -lo que significa que tenía anticuerpos contra el VIH-, esto NO debía considerarse un signo de enfermedad presente o futura. En este caso, la persona era de hecho inmune al VIH porque había "recibido" anticuerpos de la vacuna
.

Casi me caigo de la silla. Le dije: "A ver si lo entiendo. Si una persona desarrolla naturalmente anticuerpos contra el VIH, se le dice que ahora está enferma o que va a enfermar. Pero si sus anticuerpos -los mismos anticuerpos- contra el VIH provienen de una vacuna, se les dice que son inmunes al virus". El médico no me dio una respuesta clara.

Esta contradicción explosiva ha sido cuidadosamente ignorada por la prensa dominante y por toda la red de organizaciones de servicios contra el SIDA. Según las normas convencionales (no las mías), el propósito de una vacuna es conferir inmunidad a un microorganismo produciendo anticuerpos contra ese microorganismo en el cuerpo. Esta es la esencia y la norma de una "buena vacuna". Y, sin embargo, en el caso de la investigación sobre el sida, todo esto se ha puesto patas arriba. De repente, ser seropositivo significaba: el paciente tiene anticuerpos contra el VIH y esto es una señal de que va a enfermar mucho y muy probablemente a morir.

En resumen: no sólo las dos tests de detección de anticuerpos del VIH (Elisa y Western Blot) no son fiables para encontrar verdaderos positivos, en contraposición a los falsos positivos, sino que TODA la IDEA de utilizar la presencia de anticuerpos como signo seguro de enfermedad presente o futura carece de fundamento"
. - 1988/2006] El fraude masivo detrás de las pruebas del VIH por Jon Rappoport

También escribe en un artículo más reciente sobre las pruebas de anticuerpos COVID:

Chicago Tribune, 3 de abril: "Se está desarrollando un nuevo y diferente tipo de test para los coronavirus que ayudará significativamente en la lucha para detener la pandemia de COVID-19, según médicos y científicos". "El primer test denominado serológico, que detecta los anticuerpos contra el virus en lugar del propio virus, recibió el jueves la aprobación de emergencia de la Food and Drug Administration americana. "El test serológico consiste en tomar una muestra de sangre y determinar si contiene anticuerpos que combaten el virus. Un resultado positivo indica que la persona ha tenido el virus en el pasado y que actualmente es inmune:

¿Lo habéis entendido? Un test positivo significa que el paciente es ahora inmune al virus y puede salir y volver al trabajo. David Kroll, profesor de farmacología de la Universidad de Colorado que trabajó en los tests de anticuerpos, explicó que los anticuerpos [un test positivo] significa que "su sistema inmunitario recuerda el virus hasta el punto de fabricar estos anticuerpos que podrían inactivar cualquier infección viral futura". "Lo que el test no puede hacer es decirle si está actualmente infectado por un coronavirus, si es contagioso, si es totalmente inmune, y si es seguro que vuelva a salir al público. "Dado que el test no puede utilizarse como un test de diagnóstico, debe combinarse con otra información para determinar si una persona está enferma de COVID-19". No, realmente no es un test de diagnóstico, no dice si el paciente es inmune y puede volver a trabajar. Perdona, ¿qué?



Ahí lo tienes. La palabra oficial sobre el test de anticuerpos COVID de fuentes oficiales. Es sí, no y tal vez. Los responsables de salud pública pueden decir lo que quieran sobre los tests de anticuerpos. Un resultado positivo significa que eres inmune, que tienes una infección, que caminas por la luna y que te comes un perrito caliente.

En general, antes de 1984, un test de anticuerpos positivo significaba que el paciente había adquirido inmunidad a un germen. Después de 1984, la ciencia dio un vuelco; un resultado positivo significaba que el paciente "tenía el germen" y no era inmune. Ahora, con el COVID-19, si sólo lees los titulares de las noticias, un test positivo significa que el paciente es inmune; pero si lees algunos párrafos, una test positivo significa que el paciente puede ser... puede no ser... inmune. Tal vez infectado, tal vez no. Tal vez esté enfermo, tal vez no. Y, además, se sabe que los test de anticuerpos dan falsos positivos, debido a factores que no tienen nada que ver con el virus que se analiza".


Conclusión:

Por lo tanto, mientras el mundo se apresura a realizar los tests de anticuerpos COVID y el rastreo de contactos, siempre vale la pena examinar la base del relato oficial, ya que invariablemente resulta estar construido sobre mentiras y propaganda. Un nivel alto de anticuerpos no es sinónimo de inmunidad, y puede significar cualquier cosa dependiendo de la interpretación de cada uno.

Makia Freeman
(Fuente: https://thefreedomarticles.com/; visto en http://pensaresgratis-mafiappsoe.blogspot.com/)

1 comentario: