domingo, 14 de marzo de 2021

CINCO FORMAS CON LAS QUE INTENTAN ENGAÑARTE PARA QUE ACEPTES LA "VACUNA" COVID



El despliegue de la vacuna está ahora en pleno apogeo, los teletipos diarios han añadido "personas vacunadas" a sus contadores rojos, y el número improbablemente grande crece más improbablemente cada día. La venta del siglo está en marcha. Los poderes fácticos quieren que todas las personas se vacunen, y están haciendo todo lo posible para asegurarse de que así sea.

Aquí están las cinco formas principales en las que los poderes establecidos está tratando de fabricar tu consentimiento:

1. Soborno


Se está diciendo que vacunarse todo el mundo es la única manera de "volver a la normalidad".

¿No quieres volver a ir al bar? ¿O al gimnasio? ¿O ver a la abuela? ¿O abrazar a la gente?

Bien, pues recibe la dosis. Recíbela y todo este bloqueo y distanciamiento social, colapso económico y creciente pobreza, todo ello desaparecerá como un mal sueño.

Es un estribillo común, que choca bastante con la "nueva normalidad" de la que llevamos oyendo hablar más de un año.

De hecho, parece que la "vuelta a la normalidad" puede venir con un asterisco calificativo. Por ejemplo, el controvertido gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ha dicho que las vacunas ayudarán al estado a "volver a la normalidad"...

...donde "normalidad" implica un "estaremos aún mejor".

No necesitas que te explique las complejidades de esta técnica. Es simple coerción. "Haz lo que te decimos y tendrás un premio".

Es importante recordar: "Volver a la normalidad" es algo ilusorio. Por mucho que la gente repita el mantra en frases sonoras y publicaciones de redes sociales, los "expertos" son más claros: muchos han dicho que NUNCA volveremos a la normalidad, y otros han dicho que habrá que mantener las medidas anti-Covid hasta al menos 2022. La propia "vacuna" ni siquiera pretende limitar la transmisión, incluso los vacunados siguen recibiendo órdenes de seguir las restricciones.

2. Apoyo de los famosos

Uno de los trucos de marketing más antiguos y más utilizados. En parte porque funciona, pero sobre todo porque es barato y fácil: basta con encontrar un grupo de herramientas y ponerlas a trabajar.

El NHS (Servicio Nacional de Salud británico) no tuvo reparos en utilizar este planteamiento, afirmando que planeaba reclutar a "celebridades sensatas" que son "conocidas y queridas" para combatir la resistencia antivacuna.

Por ejemplo, Patrick Stewart:


Traducción del tuit: ¿Cómo podemos dar las gracias a los trabajadores sanitarios y a los científicos por su sacrificio y servicio? Recibiendo la vacuna tan pronto como se pueda para aligerar su carga y seguir llevando una mascarilla para proteger a sus conciudadanos. A mis 80 años, me siento agradecido y esperanzado de que vengan días mejores.

O Elton John y Michael Caine:



O incluso Su Majestad:


Traducción del tuit: 'Fue muy rápido. No dolió en absoluto'. La Reina comparte su experiencia de recibir la vacuna #COVIDVaccine con la Dra. @Emily_JR_Lawson, líder del despliegue de vacunas del NHS de Inglaterra, y anima a los que puedan tener dudas a ponerse la suya cuando se les invite.

Es importante recordar: Los famosos, especialmente los actores y las personalidades de la televisión, simplemente son pagados por repetir frases. Incluso si sus intenciones son correctas, no hay razón para suponer que ninguno de ellos entiende lo que está diciendo. Y ninguna de estas personas tiene nada que perder en caso de que tú o un ser querido sufra algún daño por recibir una vacuna no probada.


3. "Escasez" forzada


Llevamos semanas viendo titulares sobre la "escasez" de vacunas. Cómo la gente en Europa está desesperada por dosis o cómo se está dando prioridad a algunos Estados sobre otros. Y así sucesivamente. (aquí y aquí y aquí)..

Todos los que han estado alguna vez en una tienda conocen este truco. "Hasta agotar existencias", "oferta por tiempo limitado", u otras mil variantes diseñadas para crear la idea de que si no adquieres el producto X ahora mismo, perderás la oportunidad.

Un corolario de esto es la falsa exclusividad, la forma en que las compañías de tarjetas de crédito dicen a absolutamente todo el mundo al que llaman que "has sido elegido para nuestra tarifa inicial exclusiva"..

Al crear la idea de que la vacuna es difícil de conseguir, también crean la idea de que cualquiera que consiga una dosis es afortunado, o de alguna manera un miembro de facto de algún club especial.

Es importante recordar: Todo esto es un sinsentido. No hay ningún peligro de que se "acaben" las vacunas. E incluso si así fuera, la escasez es una táctica de marketing, no un argumento.


4. "Popularidad" falsa


No se puede subestimar la idea de la presión de grupo cuando se trata de marketing, uno de los trucos de libro más antiguos es cultivar la popularidad a través de la idea de que la popularidad ya existe. Es la razón por la que la gente compra "likes" y vistas en youtube y los conciertos tienen aforos completos.

Y es por eso que se informó que Matt Hancock dijo esto:

Traducción del tuit: Increíble aceptación: Matt Hancock afirma que el 94% de los británicos se han vacunado contra el coronavirus o lo harán cuando se les ofrezca.


¿Es esto cierto? No se cita ninguna fuente, así que es difícil de decir. Podría ser totalmente inventado, muchas estadísticas lo son. Incluso si la cifra es técnicamente real, es probable que sea sólo de alguna encuesta de opinión. Y, como nos ha enseñado Yes Minister, las encuestas no tienen ningún sentido.

Citando (irónicamente) a Peter Hitchens:

"Las encuestas de opinión son un dispositivo para influir en la opinión pública, no un dispositivo para medirla".



El Reino Unido informa de que un tercio de la población ya ha recibido al menos una dosis de la vacuna, una cifra que parece muy alta (equivale a unas 250.000 vacunas al día desde que se administró la primera inyección el 8 de diciembre), esto sigue a los primeros informes de que la aceptación de la vacuna fue "mejor de lo esperado".

Incluso si ese es el caso, y el año pasado ha demostrado que nunca hay ninguna razón para confiar en las cifras del gobierno, el "94%" de Hancock parece muy poco probable que tenga alguna relación con la realidad, dado el número de informes de baja aceptación, especialmente en las regiones más pobres, entre las minorías étnicas, y los trabajadores del NHS.


Es importante recordar: Un sondeo de opinión no es una medida de la realidad, la popularidad no es una medida de la calidad, y a los poderes establecidos le interesa hacer sentir a todos los disidentes que son una pequeña minoría.

5. "La resistencia es inútil"

Este es un tema interesante. Últimamente se ha hablado mucho de los pasaportes de vacunas, y tal vez se conviertan en una realidad, pero la gran mayoría del discurso público está difundiendo la idea de que son "inevitables".

Ahora bien, la idea de la inevitabilidad es una herramienta poderosa. Se puede fomentar como una forma de preparar el terreno para una postura política, claro, pero también se puede utilizar para engendrar sentimientos de derrota en la oposición y así ganar el consentimiento sin fuerza.

Se puede ver cómo este lenguaje derrotista se afianza en algunos escépticos de la Covid hasta ahora acérrimos.

Peter Hitchens anunció recientemente que se iba a vacunar, afirmando que estaba derrotado y que los pasaportes de las vacunas eran inevitables:

"Tengo la fuerte sensación de que cualquier tipo de viaje, y muchas otras cosas, serán imposibles si no tengo el certificado de vacunación necesario".

Poco después, Lord Sumption cedía con un lenguaje muy similar:


El diputado Desmond Swayne, otro escéptico del confinamiento desde hace tiempo, finalmente capitulaba:


"Vacúnese ahora, porque probablemente tendrá que hacerlo en algún momento" es el mensaje, y no es difícil ver su utilidad.

Desde un punto de vista puramente logístico, hacer creer a la gente que va a haber pasaportes de vacunas es mucho, mucho más fácil (y más barato) que realmente implantarlos.

Como nos dijo un seguidor en twitter:


Traducción del tuit: Creo que es el siguiente nivel de la operación psicológica: hacer creer a la gente que son la minoría, cuando en realidad lo más probable es que sea lo contrario, pero debido a que la mente es golpeada y manipulada, más personas se limitan a "seguir" el camino. ¿Acabarán emitiendo pasaportes de vacunas? Tal vez.

Tal vez todos estos trucos fracasen y se vean obligados a usar menos zanahoria y más palo. Pero parece igualmente posible que, al menos por ahora, se estén lanzando sobre la gente para fomentar el derrotismo en quienes nos resistimos, y así aumentar la aceptación de las vacunas.

Es importante recordar: Los pasaportes de vacunación sólo serán "inevitables" una vez que la gran mayoría de la gente se haya vacunado. Si un número suficiente de personas se niega a participar, el programa nunca funcionará.

Quieren crear un pasaporte covid para que los vacunados puedan viajar, a la vez que dicen que la vacunación no evita contagiarse ni contagiar y que solo será efectiva cuando el 70% de la población esté vacunada. Entonces ¿Para que darle un "permiso" para viajar a un vacunado cuando todavía no se ha alcanzado ese 70% de vacunados y sigue siendo contagiador/contagiable?
Y una vez que se haya alcanzado ese 70%, ¿Para que distinguir a vacunados de no-vacunados si según ellos ese porcentaje ya garantizaría inmunidad de rebaño para toda la población, incluida la no-vacunada? (AvB)

Conclusión


Así pues, este es el desglose de todas las grandes categorías de marketing que se utilizan para vender esta vacuna. Pero, ¿cuál es la conclusión final?

Sinceramente, yo diría que no es poco positiva. Porque lo que todas estas estrategias tienen en común es un aire cada vez más histérico de desesperación.

Si la aceptación de la vacuna fuera realmente del 94%, no habría necesidad de venderla tanto. Si realmente se estuvieran agotando las vacunas, los periódicos no lo anunciarían, sino que le dirían a la gente que no entrara en pánico.


Han cambiado públicamente a varias voces notables en contra del bloqueo para esta campaña, son cartas clave que han jugado de golpe. Es un movimiento desesperado.

En resumen, hay buenas razones para pensar que la resistencia a la "nueva normalidad" está mucho más extendida de lo que el poder establecido esperaba.

No se pone a la reina en una llamada de zoom cuando se está ganando la discusión.

Kit Knightly
(Fuente: https://off-guardian.org/; visto en https://es.sott.net/)

6 comentarios:

  1. Tranquilo es por tu bien y por el bien de los demás, las trombosis no están relacionadas, todo el mundo se muere por trombosis según las estadísticas...
    https://www.youtube.com/watch?v=z0rb-ulie3Q

    ResponderEliminar
  2. "Lo menciono ahora porque es difícil, al menos para mí, no estar de acuerdo con nuestros ingenieros sociales. Cualquiera que sea demasiado perezoso para actuar con la debida diligencia en torno al actual impulso sociopolítico y médico-industrial para someterse a un gran programa de "vacunación", y que esté tan fuera de sintonía con sus propios instintos y desconfianza de sentido común por los poderes institucionales que están sirviéndonos (hasta la matanza), ¿no están obteniendo exactamente lo que están pidiendo? Esto probablemente parezca duro, y tal vez lo sea. ¿Pero no se están convirtiendo en soldados de infantería en los ejércitos de la oscuridad aquellos que están cumpliendo con la agenda eugenésica de la vacunación forzada?

    Si esas personas son, en términos generales, los mismos que defienden la cordura y la santidad de la solución del establecimiento, ¿están por ello, implícita o explícitamente, también alentando, incluso presionando, a otros para que sigan el impulso diabólico? Como tal, puedo expresarles mi compasión, pero no mi simpatía. Al mismo tiempo, aunque tal acción autodestructiva voluntaria agota las reservas de mi compasión ("¡ Toma mi compasión, empújala hasta donde llegue! "), No tengo más remedio que sentir empatía , así como no tengo otra opción que empatizar con las ovejas que son sacrificadas. Porque como uno con el Campo de Energía Humano, cada alma confundida y perdida es también mi cuerpo y mi sangre. Y este último puede estar acercándose al punto de ebullición.

    Mi punto es que el consentimiento masivo fabricado a agendas malévolas y oscuridad espiritual bajo el disfraz de salvación (mueve una palabra y obtienes esclavitud) es más profundamente perturbador para mí que el programa aparentemente eugenocida al que se está dando el consentimiento. Millones de personas están tomando actualmente una decisión que define su vida y que se centra en la elección de vivir o morir, literalmente para aquellos que creen que el implante Pfizer los salvará a ellos ya otros de una "pandemia". Y su decisión implica la entrega de sus cuerpos, su salud, su sistema inmunológico, su propio ADN (ascendencia y genealogía), permitiendo que la superficie de su piel sea penetrada por un agente desconocido, fabricado por inteligencias desconocidas, con fines no revelados pero demostrablemente poco éticos . , puramente por "fe".

    Su fe está en Mammon, pero no en Dios. Es la fe que las fuerzas políticas y sociales tienen sus intereses en el corazón, y creer esto en 2021, con todas las pruebas acumuladas en su contra, es ir tan total y absolutamente en contra de su propio sentido de sentir, intuitivo, instintivo y corporal. lo bueno y lo justo, como para alinearse esencialmente con la insensibilidad y la insensibilidad , a favor y una abyecta dependencia de las mismas fuerzas que los oprimen.

    ¿No es este el comportamiento programado del ganado humano? ¿Es hora de que las cabras se separen de las ovejas y admitan que estamos mejor sin un pastor?"

    https://auticulture.com/the-war-on-human-sentience-2021-the-year-humanity-consented-to-euthanized-eugenocide/

    ResponderEliminar
  3. Menudos asquerosos..😒😑
    Y es que los titulares son patéticos..,una no sabe si reír o llorar..
    Que se vacunen y que dejen en Paz a las personas de bien, sensatas y con criterio propio.
    Salud, Alegría y Força buenas gentes!✊✌️

    ResponderEliminar
  4. Ni yo, ni mi mujer y ni mis 20 amigos más cercanos nos vamos a vacunar. Nada de coña.

    ResponderEliminar
  5. Por el bien de todos los que no estamos dispuestos a inyectarnos sus m....., : Cuanta más aceptación haya para ponérsela, mas difícil será justificar hacerla obligatoria

    ResponderEliminar
  6. Enrique el hermitaño15 de marzo de 2021, 14:40

    Ni yo, ni mis padres, ni mi mujer, ni mi hermana, ni ninguno de mis mejores amigos nos vamos a vacunar. Eso sí primos, tios y conocidos que ya se han vacunado tengo unos cuantos...

    ResponderEliminar