sábado, 20 de marzo de 2021

CIENTÍFICO DEMUESTRA QUE LAS CUARENTENAS SON DIEZ VECES MÁS MORTÍFERAS QUE EL COVID



Como demuestra Ivor Cummins en el siguiente video, los datos disponibles revelan que las cuarentenas han sido completamente ineficaces para reducir los resultados de infección determinados mediante test, al tiempo que generan un costo enorme en términos de sufrimiento humano y salud social.

A esa larga lista de evidencias, podemos agregar otro informe del Dr. Ari Joffe, especialista canadiense en enfermedades infecciosas pediátricas, que muestra que los daños causados por el encierro son aproximadamente 10 veces mayores que los beneficios.

En su artículo de 51 páginas, "COVID-19: repensando la estrategia del encierro", Joffe analiza cómo y por qué las predicciones de modelado iniciales no coincidieron con la realidad, cuáles han sido los daños colaterales de las políticas de bloqueo y qué nos dicen los análisis de costo-beneficio.



Las predicciones de mortalidad fueron asombrosamente erróneas

Si bien los modelos iniciales predijeron que 510,000 británicos, 2.2 millones de estadounidenses y 40 millones de personas en todo el mundo morirían a causa del Covid a menos que se implementaran medidas draconianas como las cuarentenas, tales pronósticos han resultado ser completamente equivocados: rápidamente se demostró que la letalidad del Sars-Cov-2 no era tan alta como el 2-3% inicialmente previsto.

“La OMS estimó recientemente que alrededor del 10% de la población mundial puede haber estado ya infectada, lo que, con una población mundial de 7,8 mil millones y 1,16 millones de muertes, nos daría una tasa de IFR [mortalidad por infección] del 0,15% ... 


Una estimación informada por serología del IFR en Ginebra, Suiza, situó el IFR por edades en los siguientes parámetros: 5-9 años 0,0016%, 10-19 años 0,00032%, 20-49 años 0,0092%, 50-64 años 0,14% y 65 años o más, fuera de las instalaciones de atención asistida 2,7%, lo que totaliza un IFR medio de 0,32%.

Del mismo modo, un gran estudio de Francia encontró un punto de inflexión en el IFR alrededor de los 70 años ... El factor de riesgo más importante con diferencia es la edad avanzada, que causa un riesgo de muerte mil veces mayor en las personas de más de 80 años que en los niños".



El umbral de inmunidad de grupo ha sido muy sobreestimado


Los modeladores también se equivocaron cuando predijeron que entre el 70% y el 80% se infectaría antes de que la inmunidad colectiva permitiera naturalmente que la propagación de la infección disminuyese.

En realidad, el umbral de inmunidad colectiva ha resultado ser mucho más bajo, lo que elimina la justificación del distanciamiento social y los encierros. Más de una docena de científicos ahora afirman que el umbral de inmunidad colectiva probablemente esté por debajo del 50%, tal vez incluso tan bajo como el 10%.


Los datos de Estocolmo, Suecia, muestran un umbral de inmunidad colectiva del 17% . En un estudio, el profesor de la Universidad de Brown, el Dr. Andrew Bostom, señaló:

“La investigadora principal, la Dra. Gomes, de la Escuela de Medicina Tropical de Liverpool, y sus colegas concluyeron: 'la inmunidad adquirida naturalmente al SARS-CoV-2 puede colocar a las poblaciones por encima del umbral de inmunidad colectiva una vez que tan solo el 10-20% de sus individuos están inmune''.

Distintos cálculos de HIT [umbral de inmunidad colectiva] reportados por investigadores de Tel -Aviv University, Oxford University, University College of London y Stockholm University, respectivamente, lo han situado en 9%, 12 10-20%, 13 17%, 14 y 43%, todos sustancialmente por debajo del valor del 70%".

¿Cómo pudieron hacer tan mal las estimaciones? La inmunidad colectiva se calcula utilizando el número reproductivo, o R-0, que es el número estimado de nuevas infecciones que pueden ocurrir a partir de una persona infectada.

R0 por debajo de 1 (con R1 significa que se espera que una persona infectada infecte a otra persona) indica que los casos están disminuyendo, mientras que R0 por encima de 1 sugiere que los casos están aumentando.

Sin embargo, está lejos de ser una ciencia exacta, ya que la susceptibilidad de una persona a la infección varía según muchos factores, incluida su salud, edad y contactos dentro de una comunidad.

Los cálculos iniciales de R0 para el umbral de inmunidad colectiva de COVID-19 se basaron en suposiciones de que todos tienen la misma susceptibilidad y se mezclarían al azar con otros en la comunidad.

Sin embargo, eso no sucede en la vida real. Según el profesor Karl Friston, un estadístico, la "población susceptible efectiva", es decir, aquellos que aún no son inmunes al COVID-19 y, por lo tanto, están en riesgo de infección, nunca fue del 100%. A lo sumo, fue del 50% y muy probablemente solo alrededor del 20%.

A pesar de la acumulación de tales datos y del conocimiento claro de que los cierres estaban causando daños inimaginables a la salud mental, la salud física, la educación y las economías locales, las cuarentenas y bloqueos se implementaron repetidamente en varias partes del mundo.

El informe de modelado inicial del equipo de respuesta COVID-19 del Imperial College admitió que "no consideró las implicaciones éticas o económicas" de las medidas pandémicas propuestas, atendiendo solo a "los efectos sociales y económicos de las medidas que se necesitan para lograr el objetivo propuesto".

Hoy en día, comprendemos mucho mejor cuán profundos han sido de hecho los efectos sociales y económicos, y son devastadores.


La cruda realidad enfrentada a la ficción

Cuando consideramos el camino a seguir, es importante separar la ficción creada y promulgada por los modeladores del Imperial College y otros profetas del fin del mundo de los datos más objetivos basados en la realidad.

El hecho de que los bloqueos aún se estén implementando nos dice que todavía están operando sobre la base de suposiciones ficticias. La respuesta es atender a los datos del mundo real y negarse a aceptar escenarios fantásticos del fin del mundo.

También debemos insistir en análisis formales de costo-beneficio. Hasta el día de hoy, ningún gobierno ha presentado un análisis de este tipo al público, que es lo que llevó a Joffe a investigar el asunto. Como señaló Joffe en la entrevista con el columnista de Toronto Sun Anthony Furey:

“Dado que los encierros son una intervención de salud pública, cuyo objetivo es mejorar el bienestar de la población, debemos considerar tanto los beneficios de los encierros como los costos de los encierros en el bienestar de la población.

Una vez que estuve más informado, me di cuenta de que los bloqueos causan mucho más daño del que previenen ... Los datos emergentes han mostrado una cantidad asombrosa de los llamados 'daños colaterales' debido a los bloqueos ".

Los daños colaterales citados por Joffe incluyen:

- Entre 82 y 132 millones de personas afectadas por inseguridad alimentaria.

- 70 millones empujados a la pobreza severa.

- 1´7 millones de madres y bebés muertos debido a la interrupción de la atención sanitaria

- Millones de muertes causadas por enfermedades infecciosas como la malaria, la tuberculosis o el VIH debido a la interrupción de la atención sanitaria.

- Millones de niños abocados a la pérdida de ingresos futuros y acortamiento de su expectativa vital debido a carencias educativas.

- Millones de mujeres afectadas por el inicio o por el empeoramiento de abusos domésticos.

- Desempleo, que es uno de los mayores factores de riesgo para una mortalidad temprana, reducción de la esperanza de vida y enfermedad crónica.

- Aumento del desarraigo social y de las enfermedades asociadas a él.

- Aumento del porcentaje de población sin techo.

- Deterioro de la salud mental y aumento de los suicidios.

- Aumento de las muertes por drogadicción.

- Incremento del 83% de las muertes asociadas a la demencia en Inglaterra y Gales en abril de 2020, y un aumento de los índices de Alzheimer y muertes por demencia en los EE.UU., asociados a la falta de contacto social.

Análisis costo-beneficio de las cuarentenas

Básicamente, el artículo de Joffe es el análisis costo-beneficio que debería haberse emprendido antes de implementar cuarentenas en todo el mundo y luego mantenerlas durante meses y meses. En su entrevista con Furey, Joffe explica su enfoque:

“En el análisis de costo-beneficio, considero los beneficios de los bloqueos en la prevención de muertes por COVID-19, y los costos de los bloqueos en términos de los efectos de la recesión, la soledad y el desempleo en el bienestar y la esperanza de vida de la población.

No consideré todos los demás llamados "daños colaterales" de los bloqueos mencionados anteriormente. Resultó que los costos de los bloqueos [en Canadá] son al menos 10 veces más altos que los beneficios. Es decir, los bloqueos causan mucho más daño al bienestar de la población que el Covid-19 ”, un daño al menos 10 veces mayor que el beneficio. En su informe, cita datos que muestran que en Australia, el costo mínimo es 6.6 veces más alto, y en los EE. UU., se estima que el costo es al menos 5.2 veces más alto que el beneficio de los cierres.

En su informe, Joffe también cita investigaciones que estiman que para "alcanzar el punto de equilibrio y hacer que valga la pena una política de contención y erradicación radical", la tasa de mortalidad por infección del SARS-CoV-2 debería ser del 7,8% .

No importa cuántas muertes no causadas por COVID se atribuyan falsamente a COVID-19, no alcanzará ese nivel de letalidad, lo que significa que los encierros están robando a la población más vidas que el virus.

Los CDC inflaron las muertes por Covid

De hecho, según un estudio realizado por la Iniciativa de Política de Salud Pública del Instituto para el Conocimiento Puro y Aplicado, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. inflaron las estadísticas de mortalidad de COVID-19 en un 1,670%. Pese a ello, el resultado queda lejos de la tasa de mortalidad del 7,8%.

Según ese estudio, el CDC parece haber violado la ley federal, incluida la Ley de Calidad de la Información en la Sección 515 de la Ley Pública 106-554 y la Ley de Reducción de Papeleo codificada en 44 USC 3501, y al hacerlo, el CDC pudo eludir supervisión esencial por parte de la Oficina de Gestión y Presupuesto y la Oficina de Información y Asuntos Regulatorios.

Es un informe revelador, que prueba el nivel de manipulación delictiva en que puede incurrir una agencia estatal. Por ejemplo, en la página 20, hay un gráfico que compara las muertes por COVID-19 según las pautas de informes actualizadas ilegalmente de los CDC, con el recuento de muertes si hubieran continuado utilizando las pautas que se habían utilizado durante los últimos 17 años.

Al 23 de agosto de 2020, los CDC reportaron un número de muertos por COVID-19 de 161.392. Mientras tanto, la tasa de mortalidad más precisa, utilizando las pautas de notificación estándar que habían estado vigentes desde 2003, fue de solo 9.684.


Independientemente de los conjuntos de datos que miremos, descubrimos que la pandemia de COVID-19 ha sido sobredimensionada y se ha mantenido viva mucho después de su fecha de vencimiento natural.

¿Cómo llegamos aquí y cómo avanzamos?

Joffe responde a estas preguntas en su entrevista con Furey, afirmando:

“[El] modelado y pronóstico iniciales fueron inexactos. Esto llevó a un contagio de miedo y políticas restrictivas en todo el mundo. Los medios populares se centraron en números absolutos de casos y muertes de COVID-19 independientemente del contexto. Ha habido un enfoque unilateral en prevenir el número de infecciones.

El economista Paul Frijters escribió que "todo se trataba de aparentar reducir los riesgos de infección y muerte por esta enfermedad en particular, excluyendo todos los demás riesgos para la salud u otras preocupaciones de la vida".

El miedo y la ansiedad se extendieron, y pusimos al COVID-19 por encima de todo lo que podría importar.

Nuestros sesgos cognitivos nos impidieron plantear una política óptima: ignoramos las 'muertes estadísticas' ocultas informadas a nivel de la población, preferimos los beneficios inmediatos a beneficios aún mayores en el futuro, ignoramos la evidencia que refuta nuestra teoría favorita y escalamos nuestro compromiso en el establecer un curso de acción ...

Cada día, en los años sin pandemia, más de 21.000 personas mueren por consumo de tabaco, 3.600 por neumonía y diarrea en niños menores de 5 años y 4.110 por tuberculosis. Necesitamos considerar los trágicos números de COVID-19 en contexto.

Creo que debemos hacer una pausa y reconsiderar la información que tenemos a nuestra disposición. Necesitamos calibrar nuestra respuesta al riesgo real, hacer análisis racionales de costo-beneficio de las compensaciones y terminar con el apoyo grupal al bloqueo ".



Repite estas impresiones en su informe, en el que enfatiza la necesidad de enfocarse en proteger a las personas con mayor riesgo de COVID-19 severo y muerte por el mismo. Esto incluye:

• Pacientes hospitalizados

• Residentes de hogares de ancianos

• Instituciones abarrotadas como refugios para personas sin hogar, prisiones y cualquier hacinamiento grande

• Personas mayores de 70 años, especialmente si tienen comorbilidades graves.

En estos casos, se justifica el enmascaramiento universal y otras estrategias de control de infecciones, dice Joffe. El resto de la población puede y debe volver a la vida normal.

Ciertamente, las personas no deben ser tratadas universalmente como de alto riesgo. El cierre de escuelas, por ejemplo, probablemente tendrá consecuencias devastadoras y de gran alcance que son completamente innecesarias. Como señaló Joffe:

“Necesitamos mantener las escuelas abiertas porque los niños tienen una morbilidad y mortalidad muy bajas por COVID-19, y (especialmente los de 10 años o menos) tienen menos probabilidades de ser infectados y una baja probabilidad de ser la fuente de transmisión del SARS -CoV-2 ”.

Dr. Joseph Mercola
(Fuente: https://humansarefree.com/; Traducción: Astillas de realidad)

3 comentarios:

  1. Muchas gracias por la traducción.

    ResponderEliminar
  2. Esto ya se pasa de castaño oscuro ¡pero existe algún idiota que se crea que todo esto va de salud!

    A ve si se enteran estos científicos de saldo: esto va de apoderarse del mundo, deshumanizar a la población, eliminar toda libertad, rebajar su vida a límites de supervivencia si es que pueden sobrevivir a esto y asegurarse de que sea "el fin de la historia", que ya nada pueda revertirlo jamás.

    ¡A ver si se enteran estos listos de pacotilla!
    Las medidas tomadas eran una monstruosidad hubiese pandemia o no, además de ilegales e inhumanas ¡que leches importaba si hubiese o no pandemia! Incluso aunque hubiese sido real y con un 100% de mortalidad, estas medidas serian desastrosas, a ver si se enteran.

    ResponderEliminar
  3. Hoy hemos convocado en la plaza de mi localidad a toda persona que se sienta engañado con toda esta mierda, hemos asistido 9 personas... en otros lugares se toman todo más en serio, pero aquí hoy hay futbol y sálvame de luxe... "semos asi"... espero que ningún mierda me lleve la contraria hoy...
    https://www.vozpopuli.com/internacional/manifestaciones-negacionistas-europa-coronavirus.html

    ResponderEliminar