sábado, 20 de febrero de 2021

GUARDAR SILENCIO ES SER CÓMPLICE



"Primero vinieron a buscar a los ancianos en los asilos y no dije nada porque yo no era anciano.

Luego vinieron por los niños y no dije nada porque yo no era un niño.

Luego vinieron por los hosteleros y autónomos y no dije nada porque yo no era hostelero ni autónomo.

Luego vinieron por los parados y no dije nada porque yo aún conservaba mi empleo.

Por último fueron por los negacionistas, pero no dije nada porque yo era tragacionista.

Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada"

Adaptación del texto de Martin Niemöller a la plandemia actual.


No hay comentarios:

Publicar un comentario