miércoles, 3 de febrero de 2021

CUANDO EL MIEDO SUSTITUYE A LA INTELIGENCIA



Los gobiernos del mundo sabían perfectamente que esto iba a suceder ...

El miedo creciendo a expensas de la inteligencia.

La inteligencia mermando, devorada por el miedo.

Porque miedo e inteligencia son dos sustancias que, a la fecha, el laboratorio del universo no ha podido reunir.

Dos sustancias que se inutilizan recíprocamente.

Y esto lo sabían perfectamente los que planearon todo este circo. Así que dejaron nada más que las cosas sucedieran a sus anchas. No hubo ninguna política de Estado destinada a contener los predecibles desbordes del sentido común en los que caería la sociedad una vez desatado el pánico.

Desde el gobierno no se promovió ni un sólo anuncio televisivo, ni un sólo cartel callejero, nada que nos corrigiera, que nos contuviera ante las desmesuras propias de toda situación de alerta.

No se ha visto a un sólo inspector, a un sólo policía decirle a alguien: "No exagere señor, eso ya no es cuidarse, eso ya es ser idiota. Compórtese como adulto, por favor".

Se llevó a la sociedad tanta locura como los medios podían arrojar y tanta como la sociedad podía soportar. Y la locura, bajando por los edificios, corría día y noche por las alcantarillas del Sistema.

Y es que la idea no era crear ciudadanos responsables, sino ciudadanos locos.

Los conceptos de responsabilidad y de locura se mezclaron y pronto el más loco era ya el más responsable.

Y el tipo de la foto nos dice precisamente esto. Nos dice que él se considera a sí mismo, no como un loco, sino como alguien muy responsable.

Está cometiendo una locura pero no puede darse cuenta.

La sociedad se ha vuelto peligrosa.

El tipo de la foto es un sujeto peligroso.

No intentes verlo de otra manera porque no la hay.

Es un sujeto peligroso en tanto una locura está aflorando en él.

Un sujeto que pronto estará bien dispuesto a cometer locuras cada vez más extremas. Y todo en nombre de la "responsabilidad". Un sujeto que no tendría mayores problemas en reunirse con un par de vecinos, locos como él, entrar a tu casa, sujetarte e inyectarte lo que fuere en nombre de la salud mundial.

Nereo Raul Ortiz Roston

3 comentarios:

  1. Si hay inteligencia no se debería temer a lo evidente, todo el mundo debe o debería saber que los organismos vivos TIENEN fecha de caducidad y que por los tanto como organismo vivo que ES el ser humano muere de lo que sea, incluso de otros organismos... ¿Inteligente? ¿El ser humano? Si lo fuéramos no nos veríamos como nos vemos desde que nos bajaron del árbol.

    ResponderEliminar
  2. Imaginemos una raza alienígena de demonios que se alimentara de la miseria humana, y que estuvieran detrás de cada dolor, hambruna, peste o guerra ¿de qué manera podría esta civilización mejorar su fuente alimenticia? Si la tecnología no fuese un impedimento y lograse trascender los límites del tiempo, podría inyectar sutiles modificaciones en los eventos y crear sincronismos negativos; también podría alterar ciertos patrones genéticos para enfatizar características como la reactividad emocional, la búsqueda insaciable del placer o, mejor aun, disminuir la percepción de la población media ocultando los patrones de conductas psicopáticas de aquellos que detentan el poder.

    ¿Asistimos a una sucinta postal de la sociedad moderna?

    http://pluralidaddelosmundos.blogspot.com/2012/09/ponerogenesis-abducciones-patocracia.html

    ResponderEliminar
  3. Las personas se han convertido en borregos a los que llevar al matadero. Nos quieren moldear para poder controlarnos y tenernos dependientes a lo que ellos nos quieran dar. Lo malo de todo esto es que las personas no reaccionan; dan por seguro lo que el gobierno ( o político ) de turno les digan sin cuestionar nada .

    ResponderEliminar