domingo, 9 de agosto de 2020

EL FRAUDE DE LOS TEST PCR




Las pruebas de Reacción en Cadena de la Polimerasa (RT-PCR) se utilizan en todo el mundo para “diagnosticar” la infección por Sars-Cov-2. Una investigación a fondo revela claras pruebas científicas que demuestran que estas pruebas son inexactas y crean un número significativo de falsos positivos. Los resultados positivos indican con mayor probabilidad “enfermedades respiratorias ordinarias como el resfriado común”.

De hecho, el bioquímico estadounidense Kary Mullis, ya fallecido, que ganó el Premio Nobel de Química por crear la tecnología PCR, declaró repetidamente a lo largo de su carrera que no debía utilizarse para hacer pruebas de virus. Esta tecnología está diseñada para replicar secuencias de ADN, no para probar infecciones víricas.

En la reunión informativa para los medios de comunicación sobre Covid-19, el 16 de marzo de 2020, el Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo: “Tenemos un mensaje simple para todos los países: apliquen el test, apliquen el test, apliquen el test”.

El mensaje se difundió acríticamente a través de los titulares de todo el mundo.

Esto indica que la creencia en la validez de las pruebas de PCR es tan fuerte que equivale a una religión que no tolera prácticamente ninguna contrarréplica.

Como dijo Walter Lippmann, dos veces ganador del Premio Pulitzer y quizás el periodista más influyente del siglo XX: “Donde todos piensan igual, nadie piensa mucho”.

Kary Mullis (1944-2019)
Así que para empezar, es muy notable que el propio Kary Mullis, el inventor de la tecnología de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR), no pensara igual.

Desafortunadamente, Mullis, Premio Nobel de Química por su invento en 1993, falleció el año pasado a la edad de 74 años, pero no hay duda de que el bioquímico consideró la PCR como inapropiada para detectar una infección viral.

La razón es que el uso previsto de la PCR era, y sigue siendo, aplicarla como técnica de fabricación, pudiendo replicar secuencias de ADN millones y miles de millones de veces, y no como herramienta de diagnóstico para detectar virus.

Cómo la declaración de pandemias de virus basada en las pruebas de PCR puede terminar en un desastre es algo que fue descrito por Gina Kolata en un artículo en el New York Times de 2007, “La fe en la prueba rápida condujo a la epidemia que no lo fue”.

Debido a que las pruebas de PCR están calibradas para secuencias de genes (en este caso secuencias de ARN porque se cree que el SARS-CoV-2 es un virus de ARN), tenemos que saber que estos fragmentos de genes son parte del virus buscado. Y para saberlo, hay que realizar un correcto aislamiento y purificación del presunto virus, algo que los científicos reconocen que no han logrado realizar.

Por lo tanto, hemos pedido a los equipos científicos de los trabajos relevantes a los que se hace referencia en el contexto del SARS-CoV-2 que prueben si las tomas electrón-microscópicas representadas en sus experimentos in vitro muestran virus purificados.

En otras palabras, la existencia del ARN del SARS-CoV-2 se basa en la fe, no en los hechos.

No se puede concluir que las secuencias de genes de ARN, que los científicos tomaron de las muestras de tejido preparadas en ensayos in vitro y para las que finalmente se están “calibrando” las pruebas de PCR, pertenecen a un virus específico, en este caso el SARS-CoV-2.

Además, no hay pruebas científicas de que esas secuencias de ARN sean el agente causante de lo que se llama COVID-19.

Para establecer una conexión causal, de una forma u otra, es decir, más allá del aislamiento y la purificación del virus, habría sido absolutamente necesario llevar a cabo un experimento que satisficiera los cuatro postulados de Koch. Pero no existe tal experimento, como Amory Devereux y Rosemary Frei revelaron recientemente para OffGuardian.

La necesidad de cumplir estos postulados con respecto al SARS-CoV-2 se demuestra, entre otras cosas, por el hecho de que se ha intentado cumplirlos, pero el hecho es que no se ha cumplido aún ninguno de ellos (punto a favor para quienes niegan la existencia del virus).

Reveladoramente, ninguno de los principales representantes alemanes de la teoría oficial sobre el SARS-Cov-2/COVID-19 -el Instituto Robert Koch- (RKI), Alexander S. Kekulé (Universidad de Halle), Hartmut Hengel y Ralf Bartenschlager (Sociedad Alemana de Virología), los ya mencionados Thomas Löscher, Ulrich Dirnagl (Charité Berlin) o Georg Bornkamm (virólogo y profesor emérito del Helmholtz-Zentrum Munich)- podría responder a la siguiente pregunta:

Si las partículas que se afirma que son SARS-CoV-2 no han sido purificadas, ¿cómo se puede afirmarse que las secuencias del gen ARN de estas partículas pertenecen a un nuevo virus específico?

Pregunta particularmente relevante tomando en cuenta que hay estudios que muestran que sustancias como los antibióticos que se añaden a los tubos de ensayo en los experimentos in vitro realizados para la detección de virus pueden “estresar” el cultivo celular de manera que se están formando nuevas secuencias de genes que no eran detectables anteriormente, algo sobre el que ya llamó la atención la ganadora del Premio Nobel Barbara McClintock en su conferencia del 8 de diciembre de 1983.

Bárbara McClintock (1902-1992)

Wang Chen, presidente de la Academia China de Ciencias Médicas, reconoció en febrero que las pruebas de PCR tienen “sólo una precisión del 30 al 50%”; mientras que Sin Hang Lee, del Laboratorio de Diagnóstico Molecular de Milford, envió una carta al equipo de respuesta al coronavirus de la OMS y a Anthony Fauci el 22 de marzo de 2020, en la que decía lo siguiente:

“Se ha informado ampliamente de que los equipos de prueba RT-qPCR [PCR cuantitativa de transcriptasa inversa] utilizados para detectar el ARN del SARSCoV-2 en muestras humanas están generando muchos resultados positivos falsos y no son lo suficientemente sensibles para detectar algunos casos positivos reales”.

En otras palabras, incluso si asumimos teóricamente que estas pruebas de PCR pueden realmente detectar una infección viral, las pruebas serían prácticamente inútiles, y sólo causarían miedo infundado entre las personas “positivas” probadas.

En el archivo del “CDC 2019-Novel Coronavirus (2019-nCoV) Real-Time RT-PCR Diagnostic Panel” del 30 de marzo de 2020, por ejemplo, dice:

“La detección de ARN viral puede no indicar la presencia de un virus infeccioso o que el 2019-nCoV es el agente causante de los síntomas clínicos”.

Y..:

“Esta prueba no puede descartar enfermedades causadas por otros patógenos bacterianos o virales”.

Sorprendentemente, en los manuales de instrucciones de las pruebas de PCR también podemos leer que no están pensadas como una prueba de diagnóstico, como por ejemplo en los de Altona Diagnostics y Creative Diagnostics.

El gobierno de España, experto en nadar
(o hacer surf, en el caso de Fernando Si-
món) y guardar la ropa.
¿DÓNDE ESTÁ LA EVIDENCIA DE QUE LOS TESTS PUEDEN MEDIR LA “CARGA VIRAL”?

También hay razones para concluir que la prueba PCR de Roche y otros no puede ni siquiera detectar los genes objetivo.

Además, en las descripciones de los productos de las pruebas RT-qPCR para el SARS-COV-2 se dice que son pruebas “cualitativas”, contrariamente al hecho de que la “q” en “qPCR” significa “cuantitativa”.

Si estas pruebas no son “cuantitativas”, no muestran cuántas partículas virales hay en el cuerpo.

Esto es crucial porque, para poder empezar a hablar de la enfermedad real en el mundo real y no sólo en un laboratorio, el paciente necesitaría tener millones y millones de partículas virales replicándose activamente en su cuerpo.

Es decir, el CDC, la OMS, la FDA o el RKI pueden afirmar que las pruebas pueden medir la llamada “carga viral”, es decir, cuántas partículas virales hay en el cuerpo. “Pero esto nunca ha sido probado. Es un escándalo enorme”, como señala el periodista Jon Rappoport.

Esto no es sólo porque el término “carga viral” sea un engaño. Si haces la pregunta, “¿Qué es la carga viral?”, en una cena, la gente lo toma como un virus que circula en el torrente sanguíneo. Se sorprenden al saber que en realidad son moléculas de ARN.

Además, para probar más allá de toda duda que la PCR puede medir cuánto una persona está “cargada” con un virus causante de la enfermedad, se tendría que haber realizado el siguiente experimento, lo cual aún no ha sucedido:

“Se toman, digamos, unos pocos cientos o incluso miles de personas y se extraen muestras de tejido de ellas. Asegurarse de que las personas que toman las muestras no realicen la prueba. Los probadores nunca sabrán quiénes son los pacientes y en qué condiciones están. Los probadores realizan su PCR en las muestras de tejido. En cada caso, dicen qué virus encontraron y cuánto de él encontraron. Entonces, por ejemplo, en los pacientes 29, 86, 199, 272, y 293 encontraron una gran cantidad de lo que afirman que es un virus. Ahora, desocultamos a esos pacientes. Deberían estar todos enfermos, porque tienen muchos virus replicándose en sus cuerpos. Pero, ¿están realmente enfermos … o están sanos?”

Ante la falta de confirmación de la validez de los test PCR, nos encontramos con que un resultado de prueba genérica se vende oficialmente como específico, y en base a ese engaño se toman medidas fatales para la población, su salud y sus derechos.

Torsten Engelbrecht y Konstantin Demeter
(Fuente: Quantum Politics; visto en https://www.mentealternativa.com/)

¿Y si abandonamos los test PCR y empezamos a vivir?

Como ilustración de cómo el absurdo baile de cifras que no significan absolutamente nada está sirviendo para someter a la población tenemos tres recientes -y sangrantes- ejemplos: en Aranda de Duero se ha recluído ilegalmente a la población cuando NO HAY NI UN SOLO HOSPITALIZADO, solo altas cifras de PCR positivos. En la comunidad de Galicia, donde se nos dice que no dejan de aumentar los brotes, la única muerte que se produce al cabo de dos meses sin víctimas es el de una mujer de 91 años con varias patologías previas (lo extraño sería que no las tuviera, dada su edad). Finalmente, se informa de que que diez monjas de clausura de un convento de Lasarte dan positivo en el test PCR. Interesante leer las peregrinas teorías de cómo han podido contagiarse. Por supuesto todas son ASINTOMÁTICAS.

El recital de arbitrariedades al que estamos asistiendo demuestra que el test real es el experimento de control social con que nos presionan para ver hasta donde aguantamos.

5 comentarios:

  1. A los borregos les importa poco y casi nadie sabe que los PCR no sirven para los virus, pero solo quieren meter miedo, conseguido, que sumen cifras, conseguido, y crear alarma, conseguido, así que por mucho datos que demos ellos seguirán creyendo porque "la fe mueve montañas" de estúpidos ignorantes, y eso es lo que importa, lo demás son letras que nadie lee y menos entienden, explicarlo cuantas veces se diga cansa porque son golpes contra la pared, si incluso lo dijo quien gano un premio Nobel por su invento, en fin amigos, así son las cosas y así las contamos... para cuatro y el gato, los demás no están por la labor, ¿y con estos mimbres quieres hacer canastos? Repetid conmigo, los sanos somos asintomáticos, y todos los repiten como borregos, boca y nariz tapada, lavaté las manos y no te acerques a nadie, y así 6 meses... paz y armonía y busca la luz interior... si es que... me río por no llorar.

    ResponderEliminar
  2. Ya la gente sana no existe. Tienes que probarlo y la ÚNICA forma de probarlo es haciéndote un pcr y repetirlo hasta que dé negativo. Seremos idiotas??? ( pregunta retórica, lo siento)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, pero es la mejor forma de anular el efecto de los 'positivos', si te hacen una PCR a la fuerza y das positivo, sigue haciéndote inmediatamente a continuación hasta que des negativo en otra. A partir de ese instante ¿eres positivo o negativo?, lo cual es un argumento que te puede permitir pelear contra los que quieran hacer algo con los asintomáticos.

      Eliminar
    2. Y no estaba muerto, lere
      Y no estaba muerto, lere
      Estaba de parranda...

      Versión 2020
      Y no estaba vivo, lere
      Y no estaba vivo, leré
      Estaba_asintomático...

      Eliminar
  3. Mil abrazos FAMILIA,pues verdaderamente el asunto ya es un AUTENTICO POLTERBILLGEIST😨😨Cuando la sinrazón,el sinsentido,la manipulación,la mentira,el engaño,la extorsion,la coaccion INVADEN LA NACION es síntoma de LA DECADENCIA A LA QUE HA LLEGADO ESA NACION.El grupo Topo en Marea Negra cantaba:TECNICOS Y GOBERNANTES DICEN POR TELEVISION,QUE NO NOS PREOCUPEMOS,TODO ESTA BAJO CONTROL,LA CONTAMINACION,INVADE LA NACION,Y NO PASA NADA,TODO ESTA BIEEEN😃😃en fin FAMILIA DE ESTE BLOG VANGUARDISTA SIEMPRE EN LA ARISTA DE LA VIDA,Gracias por tanto hermano Poseso de gerasa,YO EMPIEZO A PREPARME PARA EL INVIERNO QUE COMO CANTABA ASFALTO:NINGUN INVIERNO SERA MAS FRIO,QUE EL QUE A LA PROPIA MUERTE SUCEDERAAAAA,ESTO ES EL FINAAAL.MUCHA FUERZA Y ESPIRITU GUERRERO FAMILIA,HASTA SIEMPRE y como cantaron los IRON MAIDEN:RUN TO THE HILLS y eso hice por que TODOS SABEN DESDE HACE 15 AÑOS,QUE YO VINE A LAS COLINAS,PARA PREPARARME Y PREPARARLOS PARA ESTO,pero muy pocos atendieron LA ENSEÑANZA Y EL AVISO,se estaba muy agustico,viviendo TODO COMODITO,EN EL FABULOSO Y CONFORTABLE MUNDO DE YUPI😂😂.OS MANDO TODA MI ENERGIA Y MIS MEJORES VUELOS EN LIBERTAD✊💙

    ResponderEliminar