domingo, 23 de agosto de 2020

ADVERSUS BOZALEROS



Esto circula por las redes:

"Quien no esté de acuerdo con seguir las normas y no quiera llevar mascarilla, confinarse y usar hidrogel, que firme y se niegue a un respirador o al ingreso hospitalario si cae enfermo de Covid-19. Los que cumplimos las normas no tenemos por qué enfermar porque unos insensatos descerebrados nos contagien. ¿Creéis que esto es broma? ¿Que es conspiración? Decírselo a personas como yo, que hemos perdido amigos y tenemos otros tantos contagiados. ¡Id a los hospitales si tenéis cojones! ¡¡¡Sois un@s egoístas!!!"

Tan lamentable alegato, que no se si provoca ternura (esa esperanza de que cumplir las normas le mantendrá al autor indemne) o pena (el respirador ha asesinado a un elevadísimo porcentaje de los que han sido entubados de acuerdo con las criminales órdenes de la OMS que los hospitales han seguido a pies juntillas) ha recibido una sensata respuesta que procedo a reproducir:

Yo, Daniel Ransanz, vecino de Reus con DNI xxxxxx33, no estoy de acuerdo con seguir las normas de llevar mascarilla en lugares abiertos y con distancia física suficiente. No quiero ser arrestado en mi domicilio, ni quiero que ninguna otra persona sana lo sea. Me niego a instalar una APP que dinamite mi intimidad poniéndola en manos de gobiernos y servicios de inteligencia. Me abstengo de vivir enjabonándome las manos con hidrogel a todas horas y no quiero ser testado con una PCR que no sirve para diagnóstico. Y me niego rotundamente a las decisiones políticas (que no sanitarias) que prohíben fumar en la calle.

Si caigo enfermo de la COVID-19 NO QUIERO SER INGRESADO en un Hospital y mucho menos que se me sede y conecte a un respirador mecánico. Los datos aplastantes obtenidos en Italia demostraron que el remedio fue mucho peor que la enfermedad, amén de que muchos médicos se comportan últimamente de forma extraña, sectaria e ilógica, violando diariamente su juramento hipocrático y fundando gran desconfianza entre el pueblo, que los mira con más temor que estima.

Como no soy insensato ni descerebrado, exijo que ninguna persona que sí cumpla las normas políticas (que no científicas) de sanidad no se acerque a menos de dos metros de distancia. Que no se me impongan medidas pseudomédicas con justificaciones político-mágicas disfrazadas de medicina que carecen de fundamento científico.

Esto no es una broma, no, es la peor atrocidad acometida contra los seres humanos. Pero el pensamiento único no puede comprenderlo y llama al orden, insulta, desprecia y desea el mal y la muerte a sus vecinos disidentes, ¡por el bien general!

Eso sí, si renunciamos al servicio sanitario, que se nos reembolsen de inmediato los impuestos y seguridad social pagados al efecto.

En efecto, esto es una conspiración y gorda: la historia de la geopolítica se escribe con conspiraciones desde Babilonia; desde los altos financieros, monarcas o gobernantes a los sectores principales de consumo industrial, militar y tecnológico. Quien no lo sepa, o no se haya dado a la tarea de documentarse y estudiar, es muy libre de vagar en su ignorancia, tragar con la estafa TV y de Prensa, seguir leyendo a las agencias Fact Check, ponerle un altar a Don Simón, llevar mascarilla, usar guantes, no fumar en la calle, vacunarse cuanto quiera y, si fuera posible, no insultar a quien opina diferente.

Pero no traten de infectarnos con su covignorancia supina.

En rojo, número de infectados según las cifras de test positivos;
en negro, la tasa de los que mueren a consecuencia del virus.
Hay que recordar que la OMS aseguró al principio que la tasa
de mortalidad del Covid-19 sería del 3,5%. En el caso de España,
la realidad a día de hoy es 58 veces más baja, e incluso
considerablemente más baja que la de la gripe estacional.
El colmo del absurdo es seguir el juego al gobierno (al margen de partidos. Gobierno=Mafia) integrar y creer que las desgracias que nosotros vivimos y ellos causan son por culpa de ciudadanos desconsiderados, de sus vecinos (sin mascarilla) explotados y esclavizados (igual que usted) para que ellos vivan como reyes.

Si ha muerto algún familiar o amigo, mis sinceras condolencias. No obstante, permítame que dude de la causa de su muerte, porque el fraude de los sistemas de diagnóstico y las mentiras médicas, gubernamentales y estadísticas es empírico, mayúsculo y un escándalo internacional al que ustedes no quieren mirar.

Así que, si no piensa apagar la Tv, si comulga con las ruedas de molino de la prensa nacional, si piensa seguir a rajatabla todas las pautas políticas disfrazadas de medicina moderna y tragar con las falsas estadísticas elaboradas con falsos diagnósticos hágalo, pero, respete a quien osa tener criterio y razona por sí mismo …

Cuando se vea inmero en un nuevo arresto domiciliario y la ruina se siente en su mesa no olvide que compartirán el pan duro (caso de haberlo) mientras sus políticos, esos que han mentido y robado hasta la saciedad pero que usted defiende con vehemencia, esos que rigen el destino de nuestras vidas desde pautas político-draconianas, estarán en el mismo lujo de siempre, aumentando sus beneficios personales, siguiendo intereses de política patológica mientras el mundo, nuestro mundo, derechos y forma de vida, se hace pedazos: pero no será su vecino, lleve máscara o no, quien le encierre y le arruine la salud y la vida.

Lo más triste es que usted es objetivo y centro de diana de una guerra encubierta, pero no se ha dado cuenta.

Y los rebeldes, los descerebrados, los egoístas, los que nos buscamos problemas, los que somos odiados s insultados por usted/es, luchamos a una por nuestros derechos y los suyos, irónicamente.

No lo olvide.

Viva y deje vivir.

(Visto en Facebook)

P.D.: La explicación de la simplista psicología del oficialista sumiso que pulula amordazado por calles y rincones varios de la ex-nación española:

7 comentarios:

  1. El acuerdo lo "firme" hace meses... que no me toquen, que se metan las vacunas donde amarga los pepinos, que los balconazis me dejen en paz, tranquilos, un día saldréis de casa y nos "veremos", que ningún médico corrupto me atienda, gracias y por si no se han dado cuenta todos... iros a la mierda.
    Nos veremos pronto en las calles... "políticos y afines", tranquilos.

    ResponderEliminar
  2. Hay que denunciar todas esas publicaciones y a todos los que las compartan, incitan al odió...

    ResponderEliminar
  3. Las cosas hay que hacerlas y si se hacen bien se pueden compensar instrucciones erroneas.
    https://youtu.be/NVVah6yM0KM
    Esto en España, quiza en los demás paises también.
    Todavia no se si felicitar a los medicos por haber trabajado bien a pesar de las novedades... o pensar que el resultado es debido a las novedades.
    Espero que en el futuro podremos saber si felicitar o lo contrario.

    ResponderEliminar
  4. Me sumo a tu alegato Daniel y lamento profundamente constatar la profundidad del destrozo mental causado a tanta gente sumisa (yo diria atemorizada y desorientada). Yo también estoy sufriendo las consecuencias de mantener mi libertad y dignidad ante la mayoría que ha claudicado. Lo más descorazonador es no verle la salida al tema y por tanto no saber hasta cuando podré resistir ni si podré hacerlo cuando me chantajeen con el aspecto económico al depender de una exigua pensión. No quiero vacunarme ni hacer test alguno. En mi primer escrito contra la pandemia ya dejé bien clara mi posición https://masacriticaconsciente.blogspot.com/2020/03/son-tiempos-de-revuelta-de-salir-de-la.html
    Es una lucha desigual pero la pienso llevar hasta el extremo, por que en ello creo y pienso ser un ejemplo para quien quiera verlo.
    Un abrazo a todos los "resistentes"
    Joan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En tiempos dificiles es necesario camuflarse... Si participan en un juego de rol macabro que no me vean, es una opción.

      Eliminar
  5. Daniel, un valiente inteligente. Lo he leído varias veces. Es inspirador.

    También gracias a Joan, su entrada es pura resistencia honesta. Siento la pérdida reciente y admiro tus palabras.

    Ojalá no se pierda la fuerza ni la inspiración frente a esos mensajes tan deprimentes que circulan por las redes.

    ResponderEliminar
  6. Aterra saber que en este país la eutanasia involuntaria es legal y que todos somos donantes de órganos al morir a menos que se haya expresado la negativa en vida. Un incentivo más.

    ResponderEliminar