lunes, 27 de julio de 2020

NO PUEDES GANAR A MENOS QUE SEPAS QUE ESTÁS EN GUERRA



Negarlo o no querer verlo no cambia el hecho fundamental de que estamos en guerra.

Que no se parezca a las guerras del pasado no disminuye su violencia ni su horror.

La guerra siempre ha buscado la imposición de la voluntad absoluta del vencedor sobre el vencido, y sus mecanismos operativos (desmoralización, asedio, propaganda, ...) obedecen a ese sencillo y brutal fin.

Nada es más desquiciante que no saber quién es el enemigo, porque entonces cualquiera puede serlo. Y quien necesita dar forma al adversario proyectará su paranoia a lo desconocido en lo que conoce: en ti o en mi.

Pero ese proceder es el triunfo de la astucia del enemigo real dirigiendo la estupidez de la masa aborregada y cobarde.

Ignorar al verdadero enemigo nos deja inermes a su merced.

Nuestro enemigo real conoce y aplica con insidia la vieja máxima "Divide et impera". Nos lanza a unos contra otros mientras urde nuestra perdición.

¿Qué botín persigue?

A grandes rasgos digamos que nuestra prosperidad. Pero no tanto nuestra prosperidad económica, a la que su naturaleza de esquema de Ponzi abocaba a una desconocida pero cierta fecha de caducidad, como nuestra estabilidad y nuestra energía.

No necesita aniquilarnos en un holocausto que, de momento, le es una mera opción postergable.

Le basta con anularnos: deshumanizados, sometidos, sin voluntad, ... estamos vencidos.

Y sabe cómo lograrlo con esa mayoría que no acierta a descubrir su diabólico rostro.

Porque nuestro enemigo no se esconde en lugares lejanos y ajenos. A veces hasta le hemos votado creyendo que era nuestro benefactor.

Pero se les ha ordenado favorecer el negocio de las farmacéuticas y nos ha vendido.

Somos el ganado que les garantiza la recompensa de Judas.

Y al ganado le espera el matadero, así que más vale que reaccionemos.

(posesodegerasa)

2 comentarios:

  1. No es que tenga uno derecho a equivocarse, qué va, sino es que tiene la OBLIGACIÓN más bien... si es que cree que le queda en la vida algo que aprender. No en vano, la única manera de convertirte en MARIPOSA es pasarse media vida haciendo precisamente el CAPULLO.
    El ganado, me temo, nunca sale del matadero, para eso fue creado, ¿como sino el poder podría saber que lo tiene?. El divide y vencerás siempre les ha salido bien, ellos ponen cebos y los pobres mierdas pican o picamos, dejan que nos peleemos entro nosotros, que nos cuestionemos todo y todos, mientras ellos siguen su agenda, no les ha fallado nunca, porque motivo les iba a fallar ahora. Nos fijamos solo en los pequeños detalles, mentes cortas y reducidas a lo superfluo, se fijan en el dedo cuando señalas la luna, se pierden la belleza de esa imagen en una noche clara, pero así somos, mientras nos jodemos entre nosotros los amos nos joden a todos, alguno habrá que eso le guste por su naturaleza muerde almohadas, otros queremos salir como sea de esta esclavitud que empieza agobiar y hace que perdamos lo único que nos hace diferentes al resto, dignidad. Nadie es mejor que nadie pero si tengo que ser borrego que no me digan que cuando voy al matadero me han sacado de la cuadra para ir de excursión, una cosa es parecer imbécil, otra serlo, si se defiende al sistema y se duda de los disidentes, está todo dicho y cada uno se retrata.

    ResponderEliminar
  2. Lo que pocos comprenden es que el Nuevo Orden Mundial se refiere a un nuevo mundo SIN nosotros.
    Abrazos y recuerden que estamos en guerra con una humanidad que no muere de vejez ni enfermedad como recompensa por servir a unos entes sin alma y que personas como ustedes son LA RESISTENCIA.

    ResponderEliminar